25 Nov 2021 - 3:11 a. m.

Muerte de mascotas sería considerada como calamidad doméstica, según proyecto

La iniciativa fue aprobada en primer debate por la Comisión Séptima de la Cámara, que eliminó la noción de licencia remunerada y acordó que sea una calamidad doméstica que otorgaría hasta tres días de permiso.
El proyecto le apuesta a garantizar que el empleador otorgue al trabajador un permiso por el fallecimiento de su animal de compañía, de soporte emocional o aquellos que cumplen la función de guía.
El proyecto le apuesta a garantizar que el empleador otorgue al trabajador un permiso por el fallecimiento de su animal de compañía, de soporte emocional o aquellos que cumplen la función de guía.

En el primero de cuatro debates, este miércoles la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que catalogaría como calamidad doméstica la muerte de mascotas.

Lea también: ABC para conocer el proyecto que crearía licencia remunerada por muerte de mascota

Si bien inicialmente la iniciativa contemplaba una licencia remunerada ante el luto por la pérdida de un animal de compañía, los congresistas acordaron que se catalogue como una calamidad doméstica, habilitando a las empresas para que decidan cuántos días (máximo tres) podrá tomarse un trabajador en caso de muerte de su mascota.

Lo anterior, luego de que el representante Mauricio Toro (Alianza Verde) advirtió que el proyecto afectaría la sostenibilidad empresarial de las pequeñas y medianas empresas, profundamente afectadas por la pandemia.

A su turno, el representante Jairo Cristancho (Centro Democrático) manifestó su preocupación frente a la propuesta, pues no especificaba la cantidad de veces que un trabajador podía acceder a esta licencia, señalando que quienes tienen una gran cantidad de mascotas podrían aprovechar esta oportunidad para pedir múltiples permisos.

El proyecto indica también que se contará con un registro sobre las mascotas del trabajador y este permiso podrá ser otorgado una vez al año y cubrirá a dos mascotas.

Para convertirse en ley todavía le falta camino: en total, el proyecto debe superar con éxito cuatro debates, tanto en Cámara como en Senado, para lograr aprobación del Congreso y pasar, luego, a sanción presidencial. Si bien es una iniciativa aún biche en el trajín legislativo, ha llamado la atención de varias personas porque representaría un beneficio para quienes componen su familia de animales de compañía y deben encarar sus muertes con la misma profundidad que cuando se pierde a un ser humano.

El proyecto establece que será una obligación del empleador otorgarle a su trabajador el permiso por el fallecimiento de su animal de compañía doméstico. Para ese fin, el trabajador deberá informar al empleador que dentro de su núcleo familiar existe una mascota. Ese es el requisito principal para acceder al beneficio, en caso de que la norma vea la luz en el Congreso.

Algo que sí debe tener en cuenta el empleador o la empresa, es qué tipo de animal es, pues el proyecto expone que la licencia no tendrá lugar únicamente cuando se trate de animales catalogados de fauna silvestre y exótica.

Comparte: