Publicidad

Nicolás Petro y otros “delfines” que han puesto en problemas a los presidentes

El listado se remonta a la época del presidente José Manuel Marroquín y llega hasta estos días, con las denuncias hechas por la exposa del hijo de Gustavo Petro.

Juan Sebastián Lombo
03 de marzo de 2023 - 01:19 a. m.
Alfonso López Michelsen, María Eugenia Rojas, Tomás y Jerónimo Uribe y Nicolás Uribe son algunos de los que han puesto a sus padres a dar explicaciones como presidentes.
Alfonso López Michelsen, María Eugenia Rojas, Tomás y Jerónimo Uribe y Nicolás Uribe son algunos de los que han puesto a sus padres a dar explicaciones como presidentes.
Foto: El Espectador

Cuando parecía que las aguas del Ejecutivo se habían calmado, tras una semana movida por el revolcón ministerial y la negativa de varios partidos a acompañar la reforma a la salud, este jueves se conocieron los rumores sobre acciones posiblemente irregulares por parte del diputado Nicolás Petro, que supuestamente aprovechó ser hijo del presidente Petro para recibir dinero de personas cuestionables.

>Lea más sobre el Congreso, el Gobierno Petro y otras noticias del mundo político

Primero fue el comunicado desde Casa de Nariño, en el que el presidente le pidió a la Fiscalía que investigara los rumores en contra de su hijo y de su hermano, Juan Fernando Petro, por supuestamente recibir dineros para beneficiar narcotraficantes en la “paz total”. Luego fueron las denuncias de la expareja de Nicolás Petro, en las que lo señalaban de supuestamente quedarse con dineros que iban para la campaña presidencial de su padre y provenían de figuras cuestionables: el hombre Marlboro y el Turco Hilsaca.

Las denuncias en contra de Nicolás Petro pusieron en aprietos al presidente de la República. Sin embargo, no es la primera vez que un “delfín” -figura usada para hacer referencia al hijo de un presidente- le causa problemas a su padre. Antes de Petro, hay varios mandatarios que también tuvieron que enfrentar los señalamientos en contra de sus hijos.

El listado comienza a principios del siglo XX, con el presidente José Manuel Marroquín, que pasó a la historia porque en su gobierno se dio la separación de Panamá. Más allá de esta situación, también fue reconocido porque en su mandato se acuñó el término “hijo del Ejecutivo”, que hacía referencia al descendiente del presidente que aprovechaba el lazo familiar para sacar provecho del Estado.

Puede ver: Nicolás Petro niega haber recibido dineros relacionados con la “paz total”

Y es que uno de los hijos de Marroquín, Lorenzo, era señalado de manejar varios de los asuntos del Ejecutivo y de haberse quedado con una importante parte de los recursos que se recibieron como primera compensación por la separación de Panamá. Desde entonces han sido varios los hijos del presidente que con sus acciones han sembrado dudas sobre sus padres.

Los siguientes en la lista son dos de los hijos de Alfonso López Pumarejo, Alfonso y Pedro López Michelsen. Luego de un primer mandato progresista, en el que impulsó la revolución en marcha, López Pumarejo volvió a la presidencia en 1942. Contrario a su primer gobierno, el segundo intento estuvo lleno de polémicas y de la acérrima oposición de Laureano Gómez.

Parte de las polémicas vinieron por el escándalo de la Handel, en el que, supuestamente, Alfonso López Michelsen habría usado su posición de hijo del primer mandatario para vender unas acciones de Bavaria que estaban congeladas y eran de la propiedad de la empresa holandesa Handel. Eran tiempos de la Segunda Guerra Mundial y la Alemania Nazi había invadido los Países Bajos. Como Colombia era partidaria de Estados Unidos, en el país se buscó eliminar cualquier vinculación alemana con las empresas nacionales.

Supuestamente López Michelsen, que para ese momento ejercía como abogado, usó la influencia de ser el “hijo del Ejecutivo” para saltarse el congelamiento y vender dichas acciones. Esto le habría generado unas altas ganancias. El segundo caso es el de Mamatoco, que fue uno de los temas que más usó Laureano Gómez para hacerle oposición a Alfonso López Pumarejo.

Además: Petro pidió a la Fiscalía investigar a su hermano e hijo por supuestos sobornos

Gómez usó las páginas de el diario El Siglo para ligar al gobierno con el homicidio del boxeador y expolicía Francisco Anastacio Pérez, más conocido como Mamatoco. El relato propagado por el líder conservador fue que la orden de matar al deportista vino desde la presidencia, para encubrir a uno de los hijos del presidente, Pedro. Supuestamente, Mamatoco había encontrado al delfín en una situación “indelicada” con una mujer.

Nunca hubo mayores pruebas de la historia difundida por Laureano Gómez. Sin embargo estos señalamientos, como algunos otros, calaron en la opinión pública y generaron un clima desfavorable a Alfonso López Pumarejo. Tanto que este renunció a su cargo cuando le faltaba aún un año de mandato.

Cumpliéndose el dicho de que “al que hierro mata, a hierro muere”, Laureano Gómez y su hijo Álvaro Gómez también figuran en este listado. En este caso, durante la presidencia de Gómez padre hubo señalamientos de que Álvaro se habría aprovechado de su posición para traer una maquinaria para el diario familiar, El Siglo, sin pagar los respectivos impuestos. Este escándalo fue conocido como “la operación K”.

Tan solo en el gobierno siguiente, el de la dictadura de Gustavo Rojas Pinilla, también hubo escándalos por las acciones de los delfines. El general le entregó a su hija, María Eugenia Rojas, el programa de la Secretaría Nacional de Asistencia Social (Sendas). Esta y su esposo, Samuel Moreno Díaz, fueron señalados de cometer actos de corrupción desde esta entidad. Tanto así que la masacre de la Santamaría se dio porque los asistentes a la plaza de toros abuchearon y acusaron a la pareja de robarse el erario. Una semana después, miembros de la Fuerza Pública se infiltraron dentro del público e iniciaron una acción violenta de la que no se tiene registros exactos sobre la cantidad de víctimas.

En el grupo de “hijos del Ejecutivo” también está Carlos Lleras de la Fuente, que salió salpicado durante el debate que enfrentó en el Congreso al ministro de Agricultura Enrique Peñalosa, padre del exalcalde bogotano de mismo nombre, y al senador Ignacio “Nacho” Vives. Aunque se supone que la sesión era para abordar la denuncia de Peñalosa contra Vives, este último pasó al ataque y comenzó a hacer señalamientos a diestra y siniestra.

El senador samario acusó al hijo de Carlos Lleras Restrepo de usar su cargo en el grupo Gran Colombiano para traer un automóvil de forma irregular. Sin embargo, esta denuncia no trascendió de un intento más de Vives de golpear al gobierno que lo tenía en el banquillo de los acusados.

Luego de este hecho, los “delfines” no trajeron tantos dolores de cabeza al presidente de turno. Se podría mencionar las controversias por el uso del avión presidencial por parte de la familia de Alfonso López Michelsen, pero no fue algo de repercusiones notorias.

El siguiente escándalo notorio de un hijo de un presidente se volvió a dar casi 30 años después, con Jerónimo y Tomás Uribe, hijos de Álvaro Uribe. Estos fueron señalados de supuestamente aprovechar el papel de “primeros hijos de la nación” para comprar unos terrenos en Mósquera cuando eran rurales y luego lucrarse con la declaratoria de zona franca de estos predios.

En ese momento se dijo que los hijos del presidente entre 2002 y 2010 fueron beneficiados de forma irregular. Esto debido a que compraron los terrenos en 2006 y unos meses después el alcalde de Mosquera, Álvaro Rozo Castellanos, emitió un decreto que los convertía en zona franca. Luego, familiares de Rozo le compraron los terrenos a Tomás y Jerónimo. Durante el gobierno de Juan Manuel Santos e Iván Duque no hubo mayores escándalos de índole familiar. Ahora es Gustavo Petro el que tiene que hacer frente a los cuestionamientos por las supuestas indiscreciones de uno de sus hijos.

Temas recomendados:

 

Jorge(60581)03 de marzo de 2023 - 03:25 p. m.
"Eso fue a mis espaldas", dice el petrosamperismo, pero "tranquilos que mi Papito va a hacer que me absuelvan". Y así, los peores actos generan la mejor imagen pública!
Alfonso(68848)03 de marzo de 2023 - 12:56 p. m.
Interesante la reseña acerca de los delfines, pero qué pasa con otros familiares que supuestamente han usado sus cercanías con el Ejecutivo para hacer negocios. No hace mucho una madre supuestamente participo en negocios relacionados con bienes en extinción de dominio, No pasó nada.
Joaquín(65075)03 de marzo de 2023 - 11:46 a. m.
Muy bien por tratar que las pruebas de gravisimos delitos por la declaración de la ex esposa de petro y las grabaciones de sobornos que comprometen a su hermano sean interpretadas por la opinión piblica como hechos "Que no sobresale (n) de lo ordinario y común, que carece de toda importancia y novedad" ... esto es una guanumada.
Eduardo Sáenz Rovner(7668)03 de marzo de 2023 - 03:56 a. m.
El Iluminado y sus bagres.
Helena(66766)03 de marzo de 2023 - 03:03 a. m.
Sobresalen los hijitos del cura! Y nada pasó
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar