Publicidad

Paz con Eln: los mensajes del Gobierno mientras espera reunión de emergencia

Entre los mensajes más fuertes está el del presidente Gustavo Petro. El Eln aún no ha confirmado el encuentro, pero se espera sea en los próximos días en Caracas, Venezuela.

13 de enero de 2023 - 08:59 a. m.
Otty Patiño es el jefe negociador del Gobierno, mientras que "Pablo Beltrán" encabeza la del Eln
Otty Patiño es el jefe negociador del Gobierno, mientras que "Pablo Beltrán" encabeza la del Eln
Foto: AFP - FEDERICO PARRA

La mesa de negociación entre el Gobierno y el Eln para buscar una salida dialogada al conflicto aún no se reanuda. Mientras las delegaciones siguen a la espera del inicio de la segunda ronda de conversaciones, son varios los mensajes que se conocieron esta semana de parte del Gobierno y otras instancias sobre la búsqueda de paz. Todo esto, en medio de los ánimos crispados por la “crisis” que desató el anuncio del presidente Gustavo Petro de un cese bilateral al fuego y que ha generado que se le solicite a la guerrilla una reunión de emergencia antes de que comience el segundo ciclo de la negociación.

(Lea: “Formalizar el empleo público es de la autonomía de cada entidad”: Función Pública)

Entre los mensajes más fuertes enviados a la opinión pública y a la guerrilla del Eln, están las palabras del presidente Gustavo Petro. Mientras el primer mandatario atendía la reubicación de 700 damnificados del municipio de Rosas, Cauca, causada por una avalancha que destruyó sus viviendas, también sacó tiempo para comentar los caminos de la guerrilla de cara a la negociación.

“O el camino del padre Camilo Torres Restrepo o el camino de Pablo Escobar”, escribió llanamente en su cuenta de Twitter. El mensaje de Petro es la respuesta a un video del presidente del Senado, Roy Barreras, compartido por el canal de noticias del Congreso. En él, el senador del Pacto Histórico hablaba sobre la oportunidad del Eln para lograr la paz con el primer gobierno progresista que ha tenido este país y así alejarse de las sendas del narcotráfico.

“El Eln empezó su insurgencia 60 años atrás. Lo hizo con unas ideas que suponían unas exigencias sociales. Es la primera vez en esos 60 años que se encuentran en un gobierno progresista, de izquierda democrática. Esta oportunidad no la pueden perder: o pasan a la historia como constructores de paz, de esta paz total, aceptando la mano generosa del gobierno del presidente Petro, o pasan a la historia como una guerrilla que se degeneró en narcotráfico y que terminó solamente aportando dolor, muerte y secuestro”, manifestó Barreras.

(Lea también: Doble calzada Popayán-Santander de Quilichao, promesa del Gobierno para el Cauca)

Asimismo, el aliado de Petro en el Congreso comentó que espera que en la próxima sesión de negociadores, el Eln confirme un cese al fuego “como lo hizo al final del gobierno del expresidente Juan Manuel Santos”. Insistió además en que no solo el Gobierno sino todo el país tiene prisa de que se apaguen los fusiles: “todos tenemos apresuramiento por parar la violencia y la muerte. Hoy mismo tenemos noticias de muertes en Arauca, de nuevas confrontaciones. Son colombianos, hijos, padres. Parar la muerte es posible”, agregó, como la apuesta central del ejecutivo.

Los mensajes del Gobierno sobre posición del Eln en la historia de guerra y búsqueda de paz de Colombia se da en medio de la espera a que se concrete una reunión de emergencia de la mesa de negociación. Esta semana, Otty Patiño, jefe negociador del Gobierno, reiteró en Blu Radio que para él no es adecuado llamarle “crisis” a los desencuentros con la guerrilla, generados por el anuncio de Petro del cese al fuego bilateral sin antes haber sido gestionado el tema entre las delegaciones.

“La mesa está en modo pausa, de tal manera que hablar de una crisis en la mesa de negociación es inadecuado. Por supuesto es una pausa demasiado larga, han ocurrido cosas y el Eln está reclamando que se terminen de hablar de los temas que quedaron pendientes en el primer ciclo y desde luego también mirar lo del cese al fuego”, sostuvo. Señaló que lo que pasó fue un “malentendido”.

En ese sentido, afirmó que una reunión de emergencia es necesaria para acabar con los silencios sobre el tema y así las delegaciones de la mesa puedan informar conjuntamente las decisiones sobre el cese al fuego. “Para eso se necesita apresurar y acabar con ese modo pausa, que desafortunadamente con las condiciones que nos puede brindar México no es posible que se haga demasiado rápido allá y se debe buscar otra manera”, indicó ante la emisora.

(Más: Rodrigo Londoño pide reunión con comandante del Eln para ayudar en diálogos de paz)

De esa forma, el panorama sobre el segundo ciclo de diálogos entre las partes es aún incierto. Como dijo Patiño, hacerlo en México se ha dificultado porque, recientemente, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) “ha manifestado dificultades para ofrecerse como sede”. Por eso, para subsanar la controversia, la delegación del Gobierno propuso que sobre la semana del 21 de enero se realizara la reunión de emergencia en Caracas, Venezuela. La guerrilla aún no ha respondido si accede al encuentro.

Mientras eso ocurre, otras instancias han manifestado sus posturas sobre el embrollo causado por el anuncio del jefe de Estado. Por ejemplo, hace dos días, la Arquidiócesis de Bogotá sacó una editorial expresando que “paz fácil no hay”, título del documento, e indicando criticando las movidas lideradas por Petro que generaron disgusto en las filas elenas.

“Es absolutamente ingenuo pensar que unos grupos que llevan décadas en la guerra, en el narcotráfico, en la trata de personas, en la explotación minera ilegal, es decir, ejerciendo el poder de hecho en amplios territorios y enriqueciéndose a manos llenas, van a renunciar a todo eso porque el Presidente de la República habla de paz total. ¿A cambio de qué?, dirán los violentos. ¿De un salario mínimo? ¿De una parcela en una lejana montaña inhóspita? ¿De someterse a la Ley, aun sin pagar penas? A estas alturas de la historia republicana de Colombia no se puede admitir que los gobernantes cometan este tipo de errores de juicio porque pueden estar abriendo las puertas para que hagan presencia en la sociedad como personas honorables quienes sobre sus hombros y conciencias no llevan sino sangre y dolor ajenos. Mucho cuidado, incluso con lo que se dice y promete, hay que tener al abordar el tema de la paz en Colombia”, fueron los cuestionamientos plasmados por la sede primada de la Iglesia Católica.

“El actual gobierno ha dado muestras de sobra acerca de cómo sus palabras pocas veces corresponden a la realidad y son más retóricas y políticas que otra cosa”, criticó. No obstante, mientras eso pasa en Colombia, Jerry Pillay, secretario general del Consejo Mundial de Iglesias, respaldó esta nueva búsqueda de paz. Su posición se conoció cuando la Oficina del Alto Comisionado de Paz hizo pública la carta.

“El anuncio bilateral de cese al fuego refuerza la esperanza en el futuro. Aprovecho esta oportunidad para asegurarle el compromiso y la solidaridad constantes y renovados del Consejo Mundial de Iglesias, y nuestro apoyo y acompañamiento en la búsqueda de la paz en Colombia. Nos mantendremos informados sobre las posibles formas concretas para brindar nuestro apoyo y acompañamiento, y velaremos porque nuestra experiencia se ponga al servicio de esta importante empresa”, se lee en la misiva conocida el jueves.

Para avanzar en la mesa de negociación, Rodrigo Londoño, mejor conocido en la guerra como Timochenko y presidente del Partido Comunes -antiguo partido Farc-, se ofreció para reunirse con el Eln para resolver “las dificultades propias que se presentan en una negociación política”.

“Estoy presto a conversar con el Eln en el lugar y condiciones que el gobierno Petro y las autoridades lo permitan. Mi deseo es aportar un grano de arena en la titánica tarea de lograr la paz total que anhela la nación colombiana”, afirmó. La propuesta tampoco ha tenido respuesta del jefe de la guerrilla del Eln, Antonio García.

Así las cosas, los mensajes van desde distintos frentes hacia la guerrilla, pero aún no vienen. Es decir, aún no hay respuestas de su delegación. Estas son fundamentales no solo para que se definan si reciben el apoyo de Londoño, o si concretan la reunión de emergencia planteada por Otty Patiño, sino también como muestra de corrección para que, efectivamente, las decisiones se tomen de forma conjunta y no de manera unilateral.

>Lea más sobre el Congreso, el Gobierno Petro y otras noticias del mundo político

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar