12 Sep 2019 - 1:56 p. m.

Un "consejo" le costó el puesto al Consejero digital del presidente

Víctor Muñoz se venía desempeñando como Consejero Presidencial para la Innovación y Transformación Digital, sin embargo, algunos de sus consejos en una conferencia con influenciadores uribistas le habrían costado el cargo.

-Redacción Política (politicaelespectador@gmail.com)

El lunes pasado renunció el consejero presidencial Víctor Muñoz. / Redes sociales
El lunes pasado renunció el consejero presidencial Víctor Muñoz. / Redes sociales

Poco se sabe sobre la repentina renuncia de Víctor Muñoz a su cargo en la Presidencia de la República. Lo que sí se sabe es que su participación en una reunión de twitteros del uribismo pura sangre significó el principio del fin en su cargo en el gobierno. También trascendió, por confesión propia de Muñoz, que sus “consejos” en el grupo de Whatsapp que crearon los influenciadores, “fueron mal interpretados por algunos” y lo llevaron a dar un paso al costado. Eso sí, el contenido de sus consejos hasta ahora es un misterio.

La historia de la renuncia del joven consejero presidencial empieza con una fotografía desde la terraza del hotel Hiltón en la calle 72 con carrera Séptima. La imagen fue difundida por el expresidente Álvaro Uribe con el título: "colegas twitteros". Hasta ahí nada se salía de la normalidad. Incluso se rumoraba que Muñoz dejaría su cargo como Consejero Presidencial y pasaría a la Secretaría General de Presidencia, pero algo inesperado, y desconocido, truncaron el exitoso camino del joven estratega digital.

(Le puede interesar más información sobre la reestructuración de Presidencia)

Muñoz amplía su explicación con un resumen de participación: “ante una audiencia de twiteros, influencers y personas interesadas en redes sociales”, habló sobre la importancia de las redes, los segmentos a los que llegan sus mensajes y los públicos objetivos a los que deben llegar sus mensajes. “Como es mi costumbre en estas conferencias sobre temas digitales, recomendé a los asistentes, di consejos y tips sobre cómo crear tendencias más efectivas”, agrega.

Así pues, el consejero presidencial parece haber sido víctima de su propia condición de experto. Un consejo mal dato y un mensaje que fue mal interpretado lo obligaron a renunciar. Y aunque no se conoce con exactitud cuál fue su “error” ya hay una explicación de sus actuaciones y una tendencia en redes promovida por sus colegas twitteros con los que compartió un inolvidable intercambio de experiencia en el mundo digital.   

 

Recibe alertas desde Google News