Publicidad

La reforma a la salud que precipitó la salida de la ministra Carolina Corcho

La ahora exministra de salud no pudo lograr un acuerdo con los partidos políticos (Liberal, Conservador y de La U) para tener su apoyo en la reforma a la salud. Los partidos señalaban que una cosa acordaban con los equipos técnicos del ministerio, y otra cosa aparecían después en el proyecto que presentaba la ministra.

26 de abril de 2023 - 07:50 p. m.
Tanto Efraín Cépeda como Dilian Francisca Toro, directores de Conservador y de La U, respectivamente, decían en los medios de comunicación que una cosa acordaba con los técnicos del Ministerio y que otra aparecía luego en el documento del proyecto que presentaba Corcho.
Tanto Efraín Cépeda como Dilian Francisca Toro, directores de Conservador y de La U, respectivamente, decían en los medios de comunicación que una cosa acordaba con los técnicos del Ministerio y que otra aparecía luego en el documento del proyecto que presentaba Corcho.
Foto: Óscar Pérez

Carolina Corcho abandona el gobierno de Gustavo Petro pocas horas después de que su proyecto de reforma a la salud pasara su primera prueba de fuego en el Congreso. La Comisión Séptima de la Cámara de Representantes aprobó el informe de ponencia por una cerrada votación de 10 votos positivos contra 8 negativos el martes en la tarde. Mientras se votaba, los partidos Liberal, Conservador y de La U publicaban cortos comunicados en los que advertían a sus congresistas que debían votar negativo.

La relación de la ahora exministra con esos partidos políticos podría dar pistas para explicar su salida del Gobierno. Desde que fue evidente que esas colectividades no apoyarían el texto original, Corcho aceptó unas conversaciones que se alargaron durante semanas para introducir modificaciones al proyecto y a la ponencia, pero poco a poco los directores de los partidos políticos se fueron distanciando de la ministra.

Tanto Efraín Cépeda como Dilian Francisca Toro, directores del Conservador y de La U, respectivamente, decían en los medios de comunicación que una cosa acordaban con los técnicos del Ministerio de Salud y que otra aparecía luego en el documento del proyecto que presentaba Corcho. “Cuando no veíamos los acuerdos, pues decíamos que ese no era el texto que organizamos. Todo este tiempo hemos estado en el mismo proceso”, reiteró la exgobernadora del Valle del Cauca en una entrevista de este miércoles en Bluradio.

César Gaviria, director del Liberal y expresidente, alcanzó a publicar un video en el que señalaba que la ministra Corcho era la mayor interferencia en la discusión sobre la reforma: “No entiendo bien porqué esa señora es ministra de salud si ha sido la principal interferencia que ha habido para poder hacer un trato. Ella desconoció por completo que en el Congreso había partidos políticos y dirigentes”.

Puede ver: ¿Quién es Guillermo Alfonso Jaramillo, el nuevo ministro de Salud de Petro?

Durante esta mañana, y mientras los rumores sobre las salidas e ingresos al gabinete corrían por los pasillos, congresistas y dirigentes culpaban a Corcho de la cerrada votación de la reforma a la salud en el Congreso.

“Realmente hay un teléfono roto en el Ministerio de Salud, hemos gastado innumerables horas, en innumerables reuniones con los presidentes de los partidos, nos hemos reunido con el presidente Petro, con el ministro Prada, con la ministra Corcho; hemos llegado a acuerdos sobre la mesa, pero luego estos acuerdos no son acogidos”, dijo Efraín Cepeda en la emisora Bluradio menos de dos antes de que se conociera la salida de Corcho. Pero, ¿cuáles eran esos puntos de desacuerdo?

Los puntos que nunca logró destrabar

La historia de Carolina Corcho y Petro comenzó cuando ella era activista y pedía cambios en el sistema de salud, y él era candidato a la presidencia. La exministra era muy cercana y participaba activamente de espacios como la Comisión de Seguimiento a la Sentencia T-760 (sobre la salud como derecho fundamental) de la Corte Constitucional, un espacio político de organizaciones de la sociedad civil que se reunieron tras esa sentencia de la Corte en 2008 con el propósito de reformar el sistema de salud colombiano.

En esa comisión se encontraba (y se encuentran aún), organizaciones como la Federación Médica Colombiana, de la que Corcho fue vicepresidenta. A partir de este espacio se comenzaron a llamar a una serie de encuentros que la exministra siempre señaló como espacios donde se discutió y construyó la reforma a la salud. Por ejemplo, uno de ellos fue la cumbre social y política que convocaron durante 2021 y en la que participaron, además de delegados de varias regiones, candidatos a la presidencia, entre los que estaba Petro. Fue allí donde el presidente conoció la base de la reforma a la salud, en un documento titulado “Propuesta de reglamentación y desarrollo de la ley estatutaria 1751 de 2015 para la garantía del derecho fundamental a la salud”, que firmaban, entre otros, Carolina Corcho y Pedro Santana.

El presidente Petro decidió acoger ese proyecto como una bandera de su gobierno. Entre los puntos más importantes que ese documento tenía —y que Corcho siempre reivindicó— estaba lo que ella denominaba la “recuperación” de la administración pública de los recursos de la salud.

Modificar esa función tocaba directamente la naturaleza y el papel en el sistema de salud de las EPS, un punto en el que Corcho no logró ponerse de acuerdo con los partidos. Ella pretendía que estas entidades dejaran de ser intermediarias del sistema (que no participaran en la administración del dinero de la salud), y que abandonaran muchas de sus funciones actuales, incluso hasta su práctica desaparición.

En el camino de diálogo con los partidos, la exministra cedió y permitió que las EPS pudieran convertirse en lo que los partidos políticos renombrados como Gestoras de Vida. Pero las funciones que tendrían esas gestoras en el futuro modelo seguían dividiendo al Gobierno y a los liberales, conservadores y de La U. Los partidos pedían, por ejemplo, que mantuvieran la capacidad de auditar y controlar las millones de cuentas de servicios médicos que se generan en Colombia día a día y de las que depende el gasto en salud.

Corcho, en cambio, dejó escrito un proyecto en el que esa auditoría queda en manos del Adres, el llamado banco de la salud. El Adres es hoy la entidad pública encargada de reunir las contribuciones y recursos con los que se financia el sistema de salud y de desarrollar, entre otras cosas, algo que se llama el giro directo. Los críticos de lo propuesto por Corcho dudan que el Adres tenga la capacidad para asumir esas funciones de auditoria. Entre ellos se incluye a Alejandro Gaviria, exministro de salud y de educación, quien salió del Gobierno, en parte, por señalar que, en su opinión, esta medida corría el riesgo de quebrar el sistema.

La pérdida de funciones de estas entidades privadas y el papel más fuerte del Estado causó que personas como Gaviria (el expresidente) señalaran que lo que buscaba el Gobierno era estatizar la salud. El punto anterior va de la mano con la otra gran batalla que dio Corcho: que la naturaleza del aseguramiento en Colombia fuera 100% pública. La ministra defendía que, como la financiación de la salud en Colombia es completamente pública, el aseguramiento tenía que recaer en el Estado y no en instituciones privadas.

El tiempo de transición entre el “viejo” y el “nuevo” modelo fue otro de los puntos en los que había grandes discrepancias. El proyecto de Corcho definía un tiempo de dos años para que las EPS se convirtieran en Gestoras de Vida, la entidad en la que se tendrían que transformar si querían mantenerse en el sistema. Partidos como de La U buscaban que ese tiempo se alargara a cinco años. Incluso, grupos del sector como el de los acuerdos fundamentales (que reúne a, entre otras, la Academia Nacional de Medicina), comunicaron hace unas semanas que tenían inquietudes sobre esa transición y su posibilidad de éxito.

Ese proyecto que tanto se ha discutido en los últimos meses, se queda entonces sin su autora y mayor defensora. Al Ministerio de Salud llega Guillermo Alfonso Jaramillo, un viejo conocido de la Colombia Humana. Entre 2012 y 2013 se desempeñó como secretario de Salud, mientras Gustavo Petro fue Alcalde de Bogotá. Tras dejar el cargo, asumió la Secretaría de Gobierno. En sus manos estará el futuro de una reforma por la que el presidente Gustavo Petro estuvo dispuesto a dinamitar la coalición y estabilidad de su Gobierno

Temas recomendados:

 

javier(96673)27 de abril de 2023 - 04:13 a. m.
Gracias, doctora Carolina Corcho por poner a discutir al país cómo es que algunos avivatos manejan los recursos de la salud en beneficio propio. Que ojalá, bajo la sofisticación de la redacción de las normas, los tales no se salgan con la suya. El nuevo Ministro Jaramillo tiene una difícil tarea.
Helga66(40077)27 de abril de 2023 - 01:54 a. m.
Se va Corcho, con muy mala gestión. No pudo conciliar una reforma que le sirva al país. Ideologizada, poco práctica, desconectada de la opinión pública, sin conocer la verdadera problemática, sin razonar CON CIFRAS se va fracasada y dejando a Petro en difícil situación política.
Flor(3922)27 de abril de 2023 - 12:33 a. m.
Hay tres cosas difíciles de asimilar: la salida de Carolina Corcho, de José Antonio Ocampo y el reencauche de Lizcano en Mintic. Verdad que no lo entiendo.
fredys(9j2g1)26 de abril de 2023 - 11:36 p. m.
Creo que Petro cedió a las presiones de Gaviria y Cepeda. Es una lastima que solo no vaya a quedar una colcha de retazo, que va quedar como querían los ladrones que se enriquecieron con sus EPS. Carolina Corcho, una mujer de temple.
  • RAMON(31031)27 de abril de 2023 - 03:07 a. m.
    Bien ida , desde el principio muchos personajes incluido FAJARDO dijeron que VÉLEZ Y CORCHO , no tenían la capacidad para esos cargos , acertó al ciento por ciento , un verdadero petardo esta CORCHO , sin rigor y solo ideología de izquierda mandada a recoger , que vuelva a su activismo , ojalá nunca reaparezca.
Dionisio(cvtsc)26 de abril de 2023 - 10:08 p. m.
Recórcholis!!
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar