Publicidad

Eventos adversos tras vacunación en Colombia son extremadamente raros y leves

De acuerdo con las cifras presentadas, entre el 17 de febrero y el 15 de diciembre del 2021 se administraron 61′722.515 dosis de vacunas contra el coronavirus y solo se recibieron 31.555 reportes de Efectos Adversos Posteriores a la Vacunación. El 96% de esos efectos fueron leves.

02 de enero de 2022 - 05:09 p. m.
Solo el 0,05% de las personas vacunadas reportó hasta el 15 de diciembre del 2021 algún Efecto Adverso Posterior a la Vacunación contra el coronavirus.
Solo el 0,05% de las personas vacunadas reportó hasta el 15 de diciembre del 2021 algún Efecto Adverso Posterior a la Vacunación contra el coronavirus.
Foto: Óscar Pérez

Desde que inició la vacunación contra el coronavirus en Colombia, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) ha liderado la Red Nacional de Farmacovigilancia, en la que también se encuentran Secretarías de Salud, IPS, agrupaciones de usuarios y población en general. (Le recomendamos: Sí, reportan 12.415 casos de covid-19, pero ahora hay que ver otro indicador)

En los últimos días, presentaron el octavo boletín con los reportes de Eventos Adversos Posteriores a la Vacunación en Colombia (EAPV) desde que inició el Plan Nacional de Vacunación contra el covid-19, es decir, del 17 de febrero de 2021, hasta el 15 de diciembre de 2021. En términos generales se presenta que el reporte de los EAPV en Colombia es extremadamente raro y en su mayoría, leve.

De acuerdo con la Organización Mundial para la Salud (OMS), un EAPV es definido como “cualquier signo desfavorable o involuntario, hallazgo anormal de laboratorio, síntoma o enfermedad que siga la vacunación”. Se clasifica según su severidad en leve o no grave (eventos comunes que desaparecen sin tratamiento y no ocasionan trastornos a largo plazo), y grave (cualquier signo, síntoma, trastorno o síndrome después de la vacuna que cause una incapacidad, discapacidad, ponga en riesgo la vida, requiera hospitalización y ocasione la muerte). (Le puede interesar: “Ómicron es más contagiosa, pero datos muestran reducción en casos graves”: INS)

Según el reporte, la mayor parte de las reacciones son leves, no exigen tratamiento y no producen consecuencias a mediano y largo plazo. “Las reacciones graves son de una incidencia bastante predecible y sumamente baja”, establece.

De acuerdo con las cifras presentadas, entre el 17 de febrero y el 15 de diciembre del 2021 se administraron 61′722.515 dosis y solo se recibieron 31.555 reportes de EAPV. Es decir, solo el 0,05% de las personas vacunadas reportó hasta esa fecha un EAPV. En general, por cada 10.000 dosis administradas se reportaron 51 EAPV.

Según la clasificación mencionada más arriba, el 96,2% de los reportes (30.343 reportes) se consideraron como “leves”, o no graves, y el 3,8% (1.207) se clasificaron como “graves”. La mayoría de reportes se dieron en personas de los 25 a los 29 años, seguidas de las de 30 a 34 años, como lo muestra la siguiente gráfica.

Los signos y síntomas con mayor frecuencia de reporte fueron: dolor de cabeza (17%), Fiebre (7,2%), dolor en el sitio de la aplicación (7,0%), dolor muscular (6,7%), malestar general (6,5%) y debilidad (4,9%). Le puede interesar: Los temas de salud que fueron tendencia en 2021, según Google)

Vacunación en niños

En esta ocasión, se incluyeron por primera vez los datos de EAPV en niños menores de 12 años. En el país se ha autorizado para la vacunación de adolescentes (de 12 a 17 años) las vacunas de Pfizer y Moderna, y para niños (de 3 a 11 años) la vacuna de Sinovac. Según las cifras de esta población de menores, se evidenció una tasa de reporte de dos por cada 100.000 dosis administradas.

“Luego de más de tres millones de dosis, los datos son contundentes: las vacunas son seguras. Los eventos adversos son extremadamente raros y leves”, informó Julián Fernández, director de Epidemiología del ministerio de Salud, a través de su cuenta de Twitter.

“Los datos indican la seguridad de la vacuna Sinovac en menores de 12 años, razón por la cual, en un país con una alta tasa de contacto intergeneracional, donde niños son cuidados por adultos y adultos mayores, la vacunación en estos menores aporta a la protección de personas con mayor riesgo de mortalidad por COVID-19″, dice por su parte el reporte.

Es necesario recordar que, aunque un EAVP se presente, no quiere decir necesariamente que la vacuna sea su causa. “Muchas veces son coincidencias temporales”, señala el informe.

En consecuencia, con los datos presentados en el último reporte de los EAPV y la estimación de las tasas de ocurrencia en Colombia, las autoridades sanitarias como el Minsalud, el Invima y el INS concluyen que se observaron unas tasas de EAPV bajas para todas las edades y plataformas de vacunas. “El resultado de estas tasas refleja la seguridad de las vacunas que se utilizan en el país”, afirmaron.

Temas recomendados:

 

Pathos(78770)3 Ene 2022 - 6:13 a. m.
Pero la oposición,a pesar de los grandes logros en la vacunacion, sigue criticando las politicas ticas de salud
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar