Publicidad
25 May 2022 - 6:30 p. m.

El 75% de especialistas en ginecología está en desacuerdo con penalizar el aborto

El movimiento Causa Justa presentó el informe Actitudes, Prácticas y Conocimientos de los y las Ginecólogas Colombianas frente a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y la Objeción de Conciencia. Encontraron que el 75% de las personas encuestadas está en desacuerdo con que exista cárcel para mujeres y médicos como consecuencia del aborto.
Colectivo Causa Justa
Colectivo Causa Justa
Foto: GUSTAVO TORRIJOS

Con el objetivo de comprender los aspectos que inciden en los y las ginecólogas al momento de prestar el servicio de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) el Grupo Médico por el Derecho a Decidir en asocio con La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres (organizaciones integrantes del Movimiento Causa Justa) y la Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología (FECOLSOG) presentaron el informe Actitudes, Prácticas y Conocimientos de los y las Ginecólogas Colombianas frente a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y la Objeción de Conciencia en el XXXIII Congreso Nacional de Obstetricia y Ginecología en la ciudad de Medellín.

Para la realización del informe enviaron una encuesta a más de tres mil direcciones de correo electrónico de gineco-obstetras afiliados y no afiliados a FECOLSOG presentes en bases de datos. Analizaron el perfil demográfico de cada encuestado, su disposición y conocimientos sobre acceso a la IVE y opinión frente a la legislación actual sobre aborto (incluyendo la posibilidad de despenalización). En total registraron 246 respuestas. (Lea Integrantes de Causa Justa, entre las 100 personas más influyentes de la revista Time)

Entre sus principales hallazgos encontraron que el 75% de los especialistas en ginecología está en desacuerdo con que el aborto sea penalizado con cárcel. Además, evidenciaron que solamente entre el 50% y el 58% de los profesionales han recibido entrenamiento en las técnicas modernas y más recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para realizar una IVE, como el aborto con medicamentos en casa.

Frente a la objeción de conciencia, es decir, cuando un médico se niega a realizar acciones que vayan en contra de sus convicciones religiosas, éticas, sociales o filosóficas, el 38% del total de encuestados se declaró objetor frente a la IVE. Sin embargo, identificaron que solo un 45% puede declarar objeción de conciencia realmente, el 55% restante podría estar imponiendo barreras a quienes solicitan una IVE. (Lea Las estrategias de Bogotá para garantizar la interrupción voluntaria del embarazo)

Entre los principales motivos para objetar conciencia evidenciaron que está la edad de gestación avanzada. Frente a esto explican que, según datos de la OMS, menos del 2% de las solicitudes se realizan por encima de la semana 20 y que, de hecho, entre el 85% y el 90% se producen en las primeras 12 semanas de gestación. “Si las y los especialistas contarán con mayor preparación en las técnicas modernas y el servicio se diera de forma oportuna, este porcentaje podría ser aún menor” indicó Laura Gil Urbano, cofundadora del Grupo Médico por el Derecho a Decidir, en el comunicado de prensa.

Otro hallazgo que publicaron evidencia la brecha de atención que existe entre las capitales, las ciudades intermedias y las pequeñas. Por un lado, el 84% de los especialistas, subespecialistas y residentes ejerce su labor en ciudades capitales. Por otro lado, mientras que el 28% de quienes atienden en ciudades grandes y el 30% de quienes atienden en ciudades intermedias no están dispuestos a practicar la IVE bajo ninguna circunstancia, ese porcentaje aumenta a 40% cuando se trata de ciudades pequeñas, explican en el informe. (Lea Relatos y trabas para acceder a un aborto libre en Colombia)

Después de los hallazgos que publicaron en el informe, el movimiento Causa Justa recomendó fortalecer la capacitación en técnicas avanzadas para presentar el servicio de la IVE, así como ampliar la red de profesionales y reforzar el servicio en ciudades pequeñas, medianas y en los lugares apartados del país. Esto con el fin de brindar acceso a la IVE de forma oportuna, teniendo en cuenta la nueva sentencia C-055 de 2022 emitida por la Corte Constitucional de Colombia.

Síguenos en Google Noticias