Publicidad
23 May 2022 - 2:56 p. m.

En los envases de alimentos hay 3.240 sustancias potencialmente dañinas

Según los autores de la investigación, solo se sabía de la utilización de un tercio de estas sustancias identificadas, lo que genera vacíos de conocimiento sobre su potencial daño.
Envases de alimentos.
Envases de alimentos.
Foto: Pixabay

Un reciente estudio publicado en la revista académica Critical Reviews in Food Science and Nutrition, analizó los datos recopilados por 1.210 trabajos científicos relacionados con sustancias químicas en contacto con los alimentos (FCC, por sus siglas en inglés). Lo que hallaron dejó muy preocupados a los investigadores del Food Packaging Forum (FPF), los principales autores del estudio. (Puede leer: Células madre, ¿entre la ciencia y la charlatanería?)

En total, la base de datos elaborada por el FPF contiene 3.240 sustancias químicas en contacto con los alimentos o por su propensión a transferirse a los alimentos, lo que, según la ONG con sede en Suiza, “hace muy probable la exposición humana a estas sustancias químicas”. Según un comunicado publicado por la organización: “Es importante destacar que sólo un tercio de los FCC detectados en estos estudios se sabía que se utilizaban previamente en la fabricación de materiales en contacto con alimentos”.

Pete Myers, coautor del informe y director de la ONG Environmental Health Sciences, que también participó en el estudio, se refirió a estas sustancias: “Si no sabemos lo que es, no conocemos su toxicidad. La mezcla de sustancias químicas es demasiado complicada para permitirnos regularlas con seguridad”. (Le puede interesar: El panorama que da la Asamblea Mundial de la Salud tras dos años de pandemia)

El equipo de investigadores elaboró una base de datos que cuenta con más de 22.000 registros de estas sustancias químicas en contacto con los alimentos. Los plásticos, son el grupo de materiales que más reportes generó, seguido del papel y la cartulina. Otros materiales, como metales, multimateriales, vidrios y cerámicas, también se encuentran dentro de los registros.

La base de datos, que está disponible para la consulta de usuarios e investigadores químicos, incluye información sobre algunas de las sustancias más identificadas, como los bisfenoles y los ftalatos. Sin embargo, advierte la ONG, también hay cientos de sustancias químicas de las que se sabe muy poco sobre su uso y comportamiento migratorio, “pero estos datos son fundamentales para determinar los riesgos para la salud humana”. (También puede leer: Covid-19 amenaza la lucha contra el trabajo infantil: OIT)

“El envasado de alimentos es importante para el sistema alimentario globalizado de hoy en día, pero los materiales en contacto con alimentos (FCM) también pueden ser una fuente de sustancias químicas peligrosas que migran a los alimentos”, señaló el Food Packaging Forum a través de un comunicado. Para la ONG, el conocimiento que se tiene sobre las sustancias químicas en contacto con los alimentos, contribuye a desarrollar sustancias no peligrosas que aseguran alimentos más seguros y apoyan una economía circular.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.