22 Feb 2021 - 4:33 p. m.

Gripe aviar: Rusia detecta el primer caso de la cepa H5N8 en humanos

La directora del organismo de control de salud del consumidor de Rusia, Anna Popova, señaló que es el primer caso de una cepa de gripe aviar, H5N8, que se transmite de las aves de corral a los humanos. Sin embargo, añadió, no había señales de transmisión entre humanos. ¿Qué es? ¿cómo se transmite? ¿cuáles son sus factores de riesgo?
Las autoridades explicaron que siete trabajadores de una planta avícola en Rusia se habían infectado luego de un brote en diciembre.
Las autoridades explicaron que siete trabajadores de una planta avícola en Rusia se habían infectado luego de un brote en diciembre.

Las autoridades sanitarias rusas informaron este sábado, 20 de febrero, que siete trabajadores de una planta avícola se habían infectado luego de un brote de gripa aviar en diciembre. la directora del organismo de control de salud del consumidor de Rusia, Anna Popova, señaló que este es el primer caso de una cepa de gripe aviar, H5N8, que se transmite de las aves de corral a los humanos, sin embargo, añadió, que no había señales de transmisión entre humanos. (Lea: ¿Cuál será la próxima pandemia? La gripe aviar aún acecha)

E el laboratorio ruso Vektor se aisló el material genético de la cepa de los trabajadores infectados y la Organización Mundial de la Salud (OMS) fue informada del suceso para iniciar un estudio. “El descubrimiento de estas mutaciones cuando el virus aún no ha adquirido la capacidad de transmitirse de humano a humano nos da a todos, al mundo entero, tiempo para prepararnos para posibles mutaciones y reaccionar de manera adecuada y oportuna”, aseguró Popova.

¿Qué es la gripe aviar?

De acuerdo con la OMS, la gripe aviar es una enfermedad infecciosa de las aves causada por las cepas tipo A del virus de la gripe. En las aves, la infección puede manifestarse de diversas formas, desde síntomas leves, que pueden pasar desapercibidos, hasta una enfermedad que lleva rápidamente a la muerte y puede provocar una grave epidemia.

Aunque los virus de la gripe aviar normalmente no infectan a los seres humanos, se han dado casos de cepas hiperpatógenas que han provocado enfermedades respiratorias graves en el hombre. En la mayoría de los casos, las personas infectadas habían estado en contacto directo con aves de corral infectadas u objetos contaminados por sus heces. (Puede leer: Hace un siglo estábamos en las mismas: memorias de 1918)

En 2014, el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (Defra) del Reino Unido descartó una cepa particularmente peligrosa para los humanos, llamada H5N1 y en la granja de cría de patos en East Yorkshire se identificó, por primera vez, la cepa como H5N8 que se cree es muy peligroso para las aves, pero no para los humanos.

“Sin embargo, preocupa la posibilidad de que el virus pueda mutar y adquirir la capacidad de transmitirse fácilmente entre humanos, lo que aumentaría el riesgo de una pandemia de gripe”, asegura la OMS en su portal.

¿Cómo se contagian los animales?

La gripe aviar se transmite por contacto directo con aves infectadas, vivas o muertas. Las aves excretan el virus en sus excrementos, secreciones oculares y saliva. Algunos ejemplares tendrán síntomas leves, pero lo contagiarán a otros. Las aves migratorias pueden llevarlo a los lugares que visitan. En Europa, el último caso de una cepa altamente patógena fue en 2008, por lo que los organismos internacionales de salud están en constante alerta. (Le puede interesar: “En el mundo animal hay patógenos que nunca hemos experimentado”)

¿Hay peligro para los humanos?

La OMS explica que la mayoría de los virus de la gripe aviar no causan enfermedad humana. Pero, algunos son zoonóticos, lo cual significa que pueden infectar al ser humano y causarle enfermedad. El ejemplo mejor conocido es el de los virus de la gripe aviar del subtipo H5N1 que están circulando en la actualidad entre las aves de corral de algunas zonas de Asia y de África Septentrional y vienen causando morbilidad y mortalidad humana desde 1997.

Las personas también se han visto infectadas por otros subtipops de virus de la gripe aviar, como el H7N7 o el H9N2. Algunas de estas infecciones humanas han sido muy graves, incluso mortales, pero muchas han sido leves o subclínicas.

¿Cuáles son los factores de riesgo para las personas?

El principal factor de riesgo de infección humana por los virus de la gripe aviar parece ser la exposición directa o indirecta a aves de corral infectadas, enfermas o muertas, o a entornos contaminados como los mercados de aves vivas. El sacrificio, desplume, manipulación de las carcasas y preparación para el consumo de aves de aves de corral infectadas, especialmente en el entorno doméstico, probablemente sean también factores de riesgo, advirtió la OMS.

No hay datos que indiquen que los virus A(H5), A(H7N9) u otros virus de la gripe aviar se puedan transmitir al ser humano a través de la carne o los huevos de ave bien cocinados. Algunos casos humanos de virus de la gripe A(H5N1) se han relacionado con el consumo de platos hechos con sangre cruda de aves contaminadas. (Puede leer: Las lecciones que dejó la epidemia de gripa porcina)

¿Qué síntomas presentan las personas?

Los virus de la gripe aviar y porcina y otros virus gripales de origen zoonótico pueden afectar a los humanos, causando enfermedades que van desde infecciones leves de las respiratorias superiores (fiebre y tos) hasta neumonía, choque séptico, síndrome de distrés respiratorio agudo o incluso la muerte. Los síntomas gastrointestinales son más frecuentes en los casos de infección por virus A(H5N1). Con los virus A(H7) se han descrito casos de conjuntivitis. La infección se manifiesta principalmente con síntomas respiratorios. Algunas características, como el periodo de incubación, la gravedad de los síntomas y el desenlace clínico varían en función del virus causante.

La OMS explicó que en muchos pacientes infectados por los virus de la gripe aviar A(H5) o A(H7N9), la enfermedad ha seguido una evolución clínica agresiva. Los síntomas iniciales comunes son fiebre alta (igual o superior a 38°C) y tos.

Comparte: