Publicidad

La mitad de las personas que tienen hipertensión no lo saben y podrían estar en riesgo

El primer informe mundial de la OMS sobre la hipertensión da algunas cifras preocupantes sobre la cantidad de personas que viven con esta enfermedad y no lo saben o no reciben un buen tratamiento. Además, da algunas recomendaciones para mejorar los sistemas de salud y prevenir muertes por esta enfermedad.

23 de septiembre de 2023 - 10:09 a. m.
Si se implementan las medidas adecuadas, podrían prevenirse 76 millones de muertes entre 2023 y 2050.
Si se implementan las medidas adecuadas, podrían prevenirse 76 millones de muertes entre 2023 y 2050.
Foto: GettyImages

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó esta semana el primer informe acerca del impacto de la hipertensión a nivel global. Las cifras de aumento durante los últimos 30 años son preocupantes y el acceso a tratamientos adecuados es una de las carencias de los sistemas de salud mundial. (Le puede interesar: Ministerio de Salud desaprueba proyecto sobre aborto que se tramita en el Congreso)

Según esta organización, se estima que uno de cada tres adultos en el mundo padece de hipertensión, entendida como una presión arterial igual o superior a 140/90 mmHG (milímetros de mercurio, medida con la que habitualmente se mide este indicador de salud).

Entre 1990 y 2019, la cantidad de personas con hipertensión a nivel mundial se duplicó. Pasamos de tener 650 millones de personas con esta enfermedad, a una cifra de 1.300 millones de personas, un 16 % de la población mundial.

El problema, detalla el informe, está en que la mitad de quienes padecen hipertensión no saben que la tienen y, por lo tanto, no pueden acceder a un tratamiento adecuado. A esto se suma que un 75 % de las personas adultas con la enfermedad viven en países con ingresos medios o bajos, algo que impacta la calidad de los sistemas de salud. (Le recomendamos: El 30 de septiembre Colombia empezará a vacunar a los hombres contra el VPH)

Dentro de los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de tener hipertensión se encuentran el alto consumo de sal, la falta de actividad física y el exceso en el consumo de alcohol. Además, se trata de una enfermedad que aumenta sus probabilidades en las personas a medida que envejecen.

De acuerdo con la OMS, es importante tomar medidas para prevenir la hipertensión, diagnosticarla de manera temprana y brindar un acceso a tratamientos adecuados. Se estima que entre 2023 y 2050 podrían prevenirse 76 millones de muertes relacionadas con la hipertensión si se implementan estas acciones.

Además, podrían evitarse 120 millones de accidentes cerebrovasculares (ACV), 79 millones de infartos, y 17 millones de casos de insuficiencia cardíaca. “La mayoría de infartos y ACV en el mundo actual pueden prevenirse con medicamentos asequibles, seguros y de fácil acceso, y también con otros tratamientos, como la reducción en el consumo de sodio. Tratar la hipertensión a través de atención primaria en salud puede salvar vidas y ahorrar miles de millones de dólares al año”, explicó en un comunicado de prensa Michael Bloomberg, embajador mundial para enfermedades no transmisibles y traumatismos de la OMS. (También puede leer: El increíble impacto de la explotación de metales: afecta a 23 millones de personas)

Se estima, según el informe, que implementar programas para la atención y prevención de esta enfermedad podría disminuir los costos de salud relacionados hasta 18 veces.

Finalmente, la OMS recomendó cinco componentes esenciales que deberían implementarse en los países para mejorar los programas de atención a la hipertensión. Estos son:

1. Protocolo: los protocolos prácticos de tratamiento con dosis y fármacos específicos, con medidas concretas para controlar la tensión arterial no controlada, pueden agilizar la atención y mejorar el cumplimiento terapéutico.

2. Suministro de medicamentos y equipos: el acceso regular e ininterrumpido a medicamentos asequibles es necesario para un tratamiento eficaz de la hipertensión; actualmente, los precios de los medicamentos antihipertensivos esenciales varían más de diez veces de un país a otro.

3. Atención en equipo: los resultados de los pacientes mejoran cuando un equipo colabora para ajustar e intensificar los regímenes de medicación de la presión arterial según las órdenes y protocolos médicos.

4. Servicios centrados en el paciente: reducir las barreras a la atención, proporcionando regímenes de medicación fáciles de tomar, medicamentos gratuitos y visitas de seguimiento cerca del domicilio, y facilitando el control de la tensión arterial.

5. Sistemas de información: los sistemas de información sencillos y centrados en el usuario facilitan el registro rápido de los datos esenciales de los pacientes, reducen la carga de introducción de datos por parte del personal sanitario y permiten una ampliación rápida, al tiempo que mantienen o mejoran la calidad de la atención.

👩‍⚕️📄¿Quieres conocer las últimas noticias sobre salud? Te invitamos a verlas en El Espectador.⚕️🩺

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar