Publicidad

Las razones de la Superindustria para investigar a comercializadores de vapeadores

Cuatro empresas, entre ellas la gigantes British American Tobbaco Colombia, serán investigadas por la autoridad, pues pudieron haber incurrido en seis conductas que irían en contra de la legislación del país. Le contamos cuáles son y a qué sanciones se ven expuestas.

30 de agosto de 2022 - 03:37 p. m.
La primera razón por la que se investigará a estas empresas, tiene que ver con que no se habría suministrado información clara, oportuna y precisa sobre la intensidad de nicotina ofrecida a los usuarios, según dijo la Superintendencia.
La primera razón por la que se investigará a estas empresas, tiene que ver con que no se habría suministrado información clara, oportuna y precisa sobre la intensidad de nicotina ofrecida a los usuarios, según dijo la Superintendencia.
Foto: Cristian Garavito

La Superintendencia de Industria y Comercio anunció en la mañana de este martes (30 de agosto) que formuló cargo de pliegos en contra de cuatro empresas que comercializan vapeadores. Las empresas que serán investigadas por la Super son: British American Tobbaco Colombia (Bat), Inversiones Glu Cloud, Grupo DIY, y Lifetech.Lifetech.

En su rol de autoridad nacional de protección al consumidor, la Superindustria informó que las investigaciones estarán dirigidas a determinar si estas empresas comercializadoras “vulneraron las disposiciones contenidas en la Ley 1480 de 2011, en el ofrecimiento de productos que contienen nicotina y otras sustancias que afectan la salud y que son conocidos como ‘líquidos para vapeadores’ y/o ‘vapeadores’”. (Puede leer: ¿Poner impuesto a los vapeadores? Las Sociedades Científicas creen que vale la pena)

Según señaló en el comunicado de prensa, la autoridad recibió varias denuncias en las que se señalaba que estas empresas estaban vulnerando los derechos de los niños, niñas y adolescentes en el comercio electrónico, pues estarían suministrando “información engañosa respecto de los líquidos que se empleaban en los dispositivos denominados “vapeadores’ y que contenían nicotina”. Otras denuncias apuntaban a que dichas empresas, no estaban cumpliendo las obligaciones legales respecto “de las condiciones especiales que debían ser informadas a los consumidores para este tipo de productos nocivos”.

Tras recaudar documentos y realizar análisis de la información en las páginas web de estas comercializadoras, la Dirección de Investigaciones de Protección al Consumidor, considera que las empresas pudieron incurrir en al menos seis presuntas conductas que infringirían la normativa colombiana. (Le puede interesar: “Vapeadores y cigarrillos electrónicos”, ¿un nuevo desafío de salud pública?)

La primera de ellas, explica la Superindustria, tiene que ver con que no se habría suministrado información clara, oportuna y precisa sobre la intensidad de nicotina ofrecida a los usuarios. La segunda, sería suministrar poca información en otro idioma diferente al castellano. “No se indicó en los envases y empaques de los productos, de manera clara y en caracteres legibles, respecto de la nocividad de los productos ofrecidos, ni las condiciones o indicaciones necesarias para la correcta utilización de las sustancias que contienen nicotina y que se emplean con diversos dispositivos denominados ‘vapeadores’”, es la tercera conducta que investigará la autoridad.

La emisión de publicidad de productos que son nocivos para la salud, sin que se haya advertido claramente al público sobre esta nocividad, es la cuarta conducta. Las últimas dos conductas que motivan la investigación son que las herramientas de comercio electrónico no tomaron las medidas para verificar la edad de los consumidores y, en los contratos de adhesión, “se incluyeron cláusulas que irían en detrimento de los derechos que les asisten a los consumidores”. (También puede leer: Cigarrillos electrónicos y vapeadores, un mercado con confusos intereses en el país)

Como contamos en este reportaje hace unos meses, aunque los vapeadores se venden desde hace más de una década en el país, Colombia no ha sido capaz de regularlos y muchos médicos están preocupados pues temen que desaten otro problema de salud pública. Además, como mostramos en la segunda entrega del reportaje, detrás de la promoción de cigarrillos electrónicos y vapeadores están varios actores que reciben recursos por la industria tabacalera, algo no muy bien visto por quienes han estudiado la injerencia de esas compañías en la salud pública.

Las empresas investigadas por la Superindustria

La primera empresa que será investigada por la autoridad, es la British American Tobbaco Colombia, también conocida como BAT. Como resaltan en su página de internet, BAT es el grupo de mayor presencia internacional y el segundo más grande de la industria tabacalera. Llegó al país en 1.950, pero abandonó sus actividades unos años más tarde. Regresó en 1.994 y en 2.011 compró la Productora Tabacalera de Colombia (Protabaco). En el país comercializan dos vapeadores: Vuse ePod y Vuse ePod 2.

La segunda empresa es Inversiones Glu Cloud, que comercializa cuatro vapeadores: Glu Slim, Glu Mini, Glu Large y Glu XL, además de nueve sabores distintos. Tiene 30 tiendas en todo el país en ciudades como Bogotá, Cali, Pereira, Medellín, Cartagena, Barranquilla, y otras más.

Grupo DIY es la tercera empresa y comercializa una amplia variedad de productos para el vapeo en su tienda DIY Vape Shop. Desde productos desechables, hasta kits de inicio o avanzados. Además de su comercio electrónico, cuentan con dos tiendas en Bogotá.

La última empresa investigada por la Superintendencia es Lifetech.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar