Publicidad
20 Apr 2022 - 4:17 p. m.

EE.UU. liberó 5 millones de mosquitos modificados genéticamente. ¿De qué ha servido?

Los mosquitos se comportan según lo esperado por sus investigadores, pero no hay pruebas, aún, de que reduzcan la trasmisión de enfermedades como el dengue. Aunque este experimento parezca similar al que se desarrolla en Colombia desde 2015, son muy distintos.
Desde inicios de 2021 la empresa liberó cinco millones de mosquitos Aedes aegypti manipulados en el transcurso de siete meses en una cadena de islas tropicales cerca del extremo sur de Florida.
Desde inicios de 2021 la empresa liberó cinco millones de mosquitos Aedes aegypti manipulados en el transcurso de siete meses en una cadena de islas tropicales cerca del extremo sur de Florida.
Foto: RAUL ARBOLEDA

Una nota del servicio de noticias de la revista Nature (que no es lo mismo que un artículo revisado por pares) reseña los resultados preliminares de un estudio con mosquitos modificados genéticamente en Estados Unidos. Se trata de los Aedes aegypti, un mosquito cuya hembra es un vector de trasmisión de enfermedades como el chikungunya, el dengue, el zika y la fiebre amarilla. Es una investigación que lleva a cabo Oxitec, una empresa de biotecnología estadounidense.

En el artículo se señala que Oxitec presentó los primeros resultados del experimento durante un seminario web el pasado 6 de abril. Desde inicios de 2021 la empresa liberó cinco millones de mosquitos Aedes aegypti manipulados en el transcurso de siete meses en una cadena de islas tropicales cerca del extremo sur de Florida. Los machos modificados portan un gen que es letal para las crías hembras, las únicas que pican humanos y tienen, por ende, capacidad de infectarse de cualquiera de las enfermedades citadas y contagiar al siguiente humano que piquen.

Puede ver: ¿Qué similitudes podría tener Groenlandia con una luna de Júpiter?

El objetivo es que los machos liberados con este gen letal se apareen con hembras salvajes. Las crías de esa pareja, en caso de ser hembras, morirán antes de que puedan reproducirse. La descendencia masculina portará el gen y lo transmitirá a la mitad de su descendencia. A medida que cada generación se aparea, mueren más hembras y la población de A. aegypti debe disminuir.

Tras el fin de las liberaciones, los investigadores de Oxitec ubicaron cajas de huevos de mosquitos Oxitec en propiedades privadas en los cayos y las rodearon con trampas, cubriendo un radio de más de 400 metros. Los mosquitos manipulados se aparearon con hembras salvajes, que pusieron sus huevos en trampas Oxitec. Los científicos recogieron más de 22.000 huevos de las trampas y los llevaron a su laboratorio para que eclosionaran bajo observación.

En el seminario del 6 de abril, según Nature, Oxitec informó que todas las hembras que heredaron el gen letal murieron antes de llegar a la edad adulta, lo que confirma lo esperado por la empresa. El equipo habría descubierto además que el gen letal persistió en la población salvaje durante dos o tres meses, o alrededor de tres generaciones de crías de mosquitos, y luego desapareció. Aunque el Distrito de Control de Mosquitos de los Cayos de Florida (FKMCD) apoyó las pruebas de la empresa, señalando la necesidad de innovar en medidas de control, estos resultados tienen algunas limitaciones que es importante señalar ahora mismo.

Puede ver: Científicos colombianos, reconocidos en EEUU por su trabajo contra la malaria

Este estudio (que, de nuevo, no ha sido publicado en revistas indexadas), no evalúa el impacto de esta técnica de control del Aedes aegypti en la transmisión del dengue o de las otras enfermedades. De hecho, y según estiman expertos consultados por Nature, es muy probable que ese estimativo no se pueda hacer debido a que no hay suficientes infecciones virales transmitidas por Aedes en los Cayos de Florida, señala Thomas Scott, entomólogo de la Universidad de California.

Esta técnica de control sobre las poblaciones de Aedes aegypti no es similar a la que se realiza en Colombia desde 2015. A pesar de que ambas pretenden un control sobre el mosquito, se valen de caminos muy distintos. Mientras en la de Oxitec el objetivo es eliminar a las hembras, el experimento colombiano no tiene ningún impacto en la vida del mosquito. En Colombia (como en otros países como Australia o Indonesia), se infecta a los mosquitos con la bacteria Wolbachia que impide que el virus del dengue se instale en las glándulas salivales de la hembra y se trasmita en las picaduras.

Puede ver: Encuentran evidencias de un megaterremoto que sacudió Chile hace más de 3.000 años

El mosquito infectado con Wolbachia tiene un ciclo de vida normal, pero la bacteria impide que las hembras puedan transmitir el virus. Al aparearse con otro mosquito, la descendencia tendrá también Wolbachia. Este experimento colombiano, además, se realiza desde hace 7 años y ha logrado, según datos preliminares, que más del 50% de las poblaciones de mosquitos Aedes aegypti en Medellín y Bello tengan Wolbachia, lo que ha reducido la transmisión del dengue a nivel mínimos históricos, según los investigadores, resultados avalados por el Instituto Nacional de Salud de Colombia. Aquí contamos más de dicho estudio.

Síguenos en Google Noticias