Publicidad
25 May 2022 - 4:45 p. m.

Por pico respiratorio, emergencias pediátricas están saturadas en Bogotá

Además del invierno y el pico epidemiológico respiratorio, expertos aseguran que la falta de servicios pediátricos en la ciudad es un problema estructural. Al 19 de mayo, el porcentaje de ocupación de UCI pediátrica en las IPS públicas era del 100 %, mientras que en las privadas era del 95,1 %.
Al 19 de mayo, el porcentaje de ocupación de UCI pediátrica en las IPS públicas era del 100 %, mientras que en las privadas era del 95,1 %.
Al 19 de mayo, el porcentaje de ocupación de UCI pediátrica en las IPS públicas era del 100 %, mientras que en las privadas era del 95,1 %.
Foto: Jorge Londoño - José Vargas

Desde finales de abril e inicios de mayo, el país atraviesa por el primer pico epidemiológico respiratorio, según lo dio a conocer Claudia Cuéllar, directora de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud y Protección Social, durante los primeros días de este mes. Actualmente, en Colombia circulan más de 21 virus respiratorios, apuntó la funcionaria.

Sin embargo, como Cuéllar manifestó, las infecciones respiratorias agudas (IRA) y graves (IRAG) suelen afectar en mayor medida a los menores de cinco años, los adultos mayores de 60 años, las personas con comorbilidades y las mujeres gestantes. Precisamente, sobre el primer grupo, distintas sociedades médicas del país han lanzado una alerta por la sobreocupación que se presentan en los servicios pediátricos en la capital del país. (Puede leer: Lo que debe saber en caso de que la “viruela del mono” llegue a Colombia)

En lo que va corrido del año, en Bogotá, con corte a la segunda semana de mayo, la Secretaría de Salud ha reportado 18.587 atenciones por IRAG en menores de cinco años. De esas, 16.851 fueron atendidas por hospitalización general y 1.736 por unidad de cuidado intensivo. Si se compara con los datos de años anteriores, como 2019, durante el mismo periodo se reportaron 18.298 casos, de los cuales 16.443 requirieron hospitalización general y 1.855 cama UCI.

Como la misma Secretaría señaló al ser consultada por El Espectador, 2020 y 2021 fueron años con un comportamiento epidemiológico atípico, dada “la intensificación de las medidas orientadas al autocuidado así como las diferentes medidas asociadas a la pandemia del covid-19, generaron una disminución importante en el total de atenciones por IRAG en los principales grupos de riesgo”. (Le puede interesar: Lo que debe saber en caso de que la “viruela del mono” llegue a Colombia)

Ante la situación que atraviesa la capital del país, la Sociedad Colombiana de Pediatría (SCP) emitió un comunicado manifestando su preocupación “por la sobreocupación de camas en hospitalizados y emergencias pediátricas y la poca disponibilidad de camas en cuidados intensivos medianos”.

Según datos de Saludata, con corte al 19 de mayo, el 100 % de las UCI pediátricas de las IPS públicas estaban ocupadas, un porcentaje que caía levemente al 95,1 % en las privadas. Para la doctora Clemencia Mayorga, de la seccional de Bogotá de la SCP, “esto es un claro indicador de la insuficiencia de estos servicios”. (También puede leer: ¿Tomar aspirina para prevenir infartos? No siempre es buena idea)

Además de las limitaciones que la ciudad está viviendo con este tipo de unidades, Mayorga explica que la disminución en las camas de hospitalización de pediatría contribuyen a agravar el panorama. Para 2019, antes de que comenzará la pandemia por covid-19, la ciudad contaba con 1.772 de estas camas. Por la contingencia generada por el coronavirus, varias de estas camas fueron reconvertidos para atender a los adultos. El problema, explica la doctora, es que actualmente Bogotá tiene 1.572 camas de hospitalización de pediatría, es decir, 200 menos que hace tres años. “Eso, en parte, lleva a la sobreocupación de UCI”. Al 19 de mayo, estás camas registraban una ocupación del 94 % en las IPS públicas y un 89,9 % en las privadas.

Más allá de la coyuntura, la cual ha sido agravada por la ola invernal que vive el país, “el problema con los servicios pediátricos es estructural”, afirma Mayorga. “Desde 2011 la SCP comenzó a ver un creciente cierre de los servicios pediátricos en la ciudad”, dice la doctora. A grandes rasgos, el problema tiene que ver con la rentabilidad financiera que obtienen las IPS por estos servicios es menor que el recibido por los adultos. (Puede leer: Nuevo modelo de financiamiento espera inyectarle millonarios recursos a la OMS)

Ante este panorama, la SCP le hace varios llamados al gobierno nacional y a las autoridades locales. El primero de ellos es económico: “Así como se reasignaron recursos tanto en camas en los hospitales como recursos económicos para atender la pandemia que se enfocó más en los adultos, pedimos solidaridad en estos mismos aspectos para atender a la población infantil que tanto lo necesita”.

Mayorga explica que, gracias a la experiencia adquirida en la pandemia, se evidenció que es posible reconvertir servicios. “La pregunta es, ¿por qué ahora, que ocurre una sobreocupación de servicios de urgencias, hospitalización y UCI pediátricas no puede hacerse lo mismo mientras pasa la emergencia del pico respiratorio?”. (Le puede interesar: INS aclara que en Colombia todavía no hay casos de viruela del mono)

Por su parte, la Secretaría de Salud de Bogotá adelantó el viernes 20 de mayo una reunión con las IPS para buscar estrategias para ampliar la capacidad de UCI pediátricas en la ciudad. Durante la reunión, Alejandro Gómez, secretario de Salud, destacó los esfuerzos realizados por los hospitales Meissen, Kennedy, Suba y Simón Bolívar, así como por la IPS Santa Laura.

Síguenos en Google Noticias