Publicidad
4 Oct 2022 - 1:30 a. m.

¿Qué es el adenocarcinoma de vías digestivas bajas que le detectaron a Roy Barreras?

La Fundación Santa Fe emitió un comunicado donde asegura que le encontraron una lesión al Congresista que fue confirmada por estudios de patología. Sin embargo, aún no se sabe el estadio. Es mejor evitar especulaciones sobre su salud.
Senador electo para el período 2022-2026, durante la elección como Presidente del 2022-2023 de esta corporación.
Senador electo para el período 2022-2026, durante la elección como Presidente del 2022-2023 de esta corporación.
Foto: Óscar Pérez

Este 3 de octubre, en horas de la noche, la Fundación Santa Fe publicó un comunicado en el que anuncia sobre la situación de salud del senador Roy Barreras Montealegre, presidente del Congreso.

En un párrafo, Adolfo Llinás López, director médico de la fundación, aclara lo siguiente: “La Fundación Santa Fe de Bogotá, previa solicitud y autorización del presidente del Congreso, Senador Roy Barreras Montealegre, informa a la opinión pública que en chequeo de rutina realizado la semana pasada, le fue encontrada una lesión que ha sido confirmada por estudios de patología como un adenocarcinoma de vías digestivas bajas, por lo cual se requiere un tratamiento multidisciplinario”.

“El equipo médico de la Fundación Santa Fe de Bogotá, a petición del presidente del Congreso, se hará cargo del tratamiento integral”, anota. (Puede interesarle: Roy Barreras: clínica Santa Fe confirma que tiene cáncer)

Un adenocarcinoma es un tipo de cáncer maligno. Como lo dice el comunicado, al estar en las vías digestivas bajas, se trata de un cáncer que puede estar ubicado en el colon o en el recto.

Sin embargo, es mejor ser prudentes antes de lanzar especulaciones sobre el estado de salud del congresista. La Fundación no especificó cuál es el estadio. Si se detecta de manera temprana, es posible manejarlo con procedimientos relativamente sencillos.

Como se lee en la página de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., el tratamiento puede ir desde una cirugía hasta la radioterapia y la quimioterapia. “A las personas a quienes no se les puede practicar una cirugía, la quimioterapia o la radioterapia pueden mejorar los síntomas y pueden prolongar la supervivencia”.

El adenocarcinoma, se lee en la página, es un cáncer común del tracto digestivo. “Se diagnostica mucho más a menudo en personas del oriente de Asia, partes de Sudamérica y el centro y oriente de Europa. Se presenta casi siempre en hombres mayores de 40 años”. (También puede leer: Invima sufre, nuevamente, ataque cibernético)

Según Jimmi Andrés Gallego, médico cirujano de trasplante de órganos abdominales de la Fundación Más Vida, la gravedad de este cáncer está dada por el estadio clínico. “En etapas iniciales, se clasifica como 1 y 2; en intermedios, 3, y avanzado es 4. “Los tratamientos difieren en gran parte dependiendo del estado del tumor. Por eso la importancia del manejo multi e interdisciplinario, es decir, valoración por oncólogo, radiología, medicina interna, cirugía de colon y recto, y luego de estadificada bien las lesiones y el grado o qué tan avanzado están, se definen los tratamientos”, asegura.

Agrega que, normalmente, van acompañados de cirugía, cuya dimensión quirúrgica dependerá del tumor y la extensión. “Si la extensión es por fuera del colón, hay que dar droga primero, que es quimioterapia neoayudante, donde el oncólogo es fundamental, y luego cirugía. En este caso se busca primero disminuir la carga tumoral o combatir enfermedades metastásicas. Hay otros esquemas donde va a cirugía primero y luego quimioterapia, que es adyuvante. Dependiendo de la ubicación, si es el colon derecho, izquierdo o el recto, el tratamiento quirúrgico puede ser conservador o agresivo, con colostomía definitiva. Lo primero es indagar la ubicación y el estadio, para definir la gravedad y las opciones de tratamiento”, puntualizó el especialista.

Las personas, se lee en el portal de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU., son más propensas a que le diagnostiquen cáncer gástrico si: “tiene una dieta baja en frutas y verduras; un antecedente familiar de esta enfermedad; tiene una infección del estómago por una bacteria llamada Helicobacter pylori (H pylori); tuvo un pólipo (crecimiento anormal) mayor a dos centímetros en su estómago; tiene inflamación e hinchazón del estómago por largo tiempo (gastritis atrófica crónica); si presenta anemia perniciosa (bajo conteo de glóbulos rojos debido a que los intestinos no están absorbiendo apropiadamente la vitamina B12); o si fuma”.

Los síntomas del cáncer gástrico, se lee en MedlinePlus, pueden incluir dolor o llenura abdominal después de una comida pequeña, heces oscuras, dificultad para tragar, que empeora con el tiempo, eructos excesivos, deterioro de la salud en general, inapetencia, náuseas, vómitos con sangre, debilidad o fatiga o pérdida de peso

Read more!

👩‍⚕️⚕️🩺 📄¿Quieres conocer las últimas noticias sobre salud? Te invitamos a verlas en El Espectador. 💉🩹🌡️

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.