3 Mar 2017 - 8:51 p. m.

Las tácticas que usa Uber para evadir a las autoridades

El diario The New York Times revela las maniobras implementadas por la empresa para eludir los controles de las autoridades en los lugares en donde funciona por fuera de la ley.

Redacción tecnología

Bloomberg
Bloomberg

Un artículo del diario The New York Times revela este viernes las tácticas que Uber ha empleado para evadir el control de las autoridades de lugares en donde el servicio ha sido declarado ilegal. En Colombia la plataforma funciona por fuera de la ley, aunque la revelación del Times no hace referencia específica a nuestro país.

El diario señala que la compañía ha desarrollado una serie de técnicas que, desde la aplicación, le ayudan a identificar personas asociadas con autoridades de tránsito, competidores o agentes contrarios a la compañía.

Por ejemplo, la compañía levanta un mapa de cuáles son las zonas de la ciudad en donde hay autoridades relevantes y monitorean qué usuarios se conectan en los alrededores de estos lugares, bajo la suposición de que quizá trabajen para estas instituciones. En dado caso, la aplicación no les muestra vehículos disponibles o, incluso, cancela viajes con conductores que sí hayan reservado un viaje con uno de estos usuarios, dice la nota del Times.

En otros lugares, empleados de Uber han hecho un rastreo de cuáles son los números de serie, y otros datos, de los celulares más baratos en un mercado en particular. Esto para tratar de identificar cuando las autoridades creen perfiles desde este tipo de aparatos con el fin de realizar operativos contra conductores de Uber X, por ejemplo; la suposición de fondo es que, al tener presupuestos limitados, la policía de un lugar específico probablemente compre este tipo de aparatos y no de alta gama.

En Colombia, personas cercanas al sector aseguran que una de las tácticas de la policía contra Uber X es solicitar servicios y, al momento en que el vehículo asignado aparezca, proceder a detenerlo y judicializarlo.

Las maniobras emprendidas por la compañía hacen parte de una herramienta llamada Greyball, que a su vez funciona bajo un programa conocido internamente como “violación de términos de servicio” (VTO, por sus siglas en inglés). Tanto Greyball como VTO comenzaron a operar en 2014 y funcionan hasta hoy, principalmente en lugares por fuera de Estados Unidos, según la publicación del Times.

La empresa aseguró en un comunicado, citado por el diario, que el programa VTO “le niega viajes a usuarios que están violando nuestros términos de uso, bien sean personas que quieran agredir a los conductores, competidores que quieran dañar nuestras operaciones u opositores que se alían con las autoridades para tenderles trampas a los conductores”.

Las tácticas empleadas por Uber pueden estar caminando sobre una tenue línea entre la legalidad y la ilegalidad, pues algunas de éstas podrían ser consideradas como obstrucción de la justicia.

El artículo del Times se suma a una serie de publicaciones alrededor de un escándalo por acoso a empleados de la compañía, primordialmente mujeres, que arrancó con un texto de Susan Fowler, hecho público el mes pasado.

Fowler, una antigua ingeniera de la compañía, contó en detalle cómo las líneas de mando de la empresa ignoraron en varias oportunidades sus reportes sobre acoso por parte de un empleado de Uber.

El escándalo obligó a Travis Kalanick, fundador de la empresa, a abrir una investigación de fondo para verificar la validez de las aseveraciones de Fowler e implementar los cambios necesarios.

Esta investigación estará liderada por Ariana Hufington, creadora del Hufington Post y miembro de la junta de Uber, y Eric Holder, exfiscal general de Estados Unidos.

Comparte: