Startups tecnológicas incursionan en productos bancarios

Repentinamente, un producto común, simple y francamente aburrido está de moda en Silicon Valley: las cuentas bancarias.

Bloomberg

En los últimos meses, una gran cantidad de startups ha lanzado productos que las acercan a convertirse en verdaderos bancos. En enero, Social Finance Inc. debutó con SoFi Money, un híbrido entre una cuenta corriente y una cuenta de ahorros. Luego, en abril, la plataforma de microinversión Stash anunció un servicio que permitirá a los usuarios abrir cuentas bancarias sin comisión por sobregiro. El siguiente podría ser Wealthfront Inc., que está investigando para ver si también quiere entrar en el juego.

Lea también: ¿Cómo se transforma digitalmente un banco? Esta es la tarea de Aval Digital Labs

Esta semana, la startup con sede en Redwood City, California, envió una encuesta a clientes para medir el interés en una cuenta corriente a una tasa de interés similar a una cuenta de ahorro y con características como depósito directo, tarjeta virtual y la capacidad de transferir dinero instantáneamente entre cuentas de Wealthfront.

"Siempre enviamos encuestas por correo electrónico sobre productos que estamos evaluando o considerando", escribió en un correo electrónico la portavoz de Wealthfront Kate Wauck. "Esta es una de muchas".

Parte de la razón por la que muchas startups están avanzando hacia las cuentas bancarias es que puede afianzar una relación con el cliente, dijo Matt Harris, director general de Bain Capital Ventures. "La mayoría de estas compañías comenzó como compañías de un solo producto y necesitan un segundo producto".

Las startups no son las únicas que comienzan a enfocarse hacia los servicios bancarios tradicionales. Las firmas de tecnología y finanzas más establecidas también están considerando la idea. PayPal Holdings Corp. ha enviado encuestas similares, tratando de averiguar si los clientes estarían interesados ​​en agregar otros productos, como cuentas de ahorro, a sus billeteras digitales. Goldman Sachs Group Inc. ha impulsado la banca de consumo a través de su división Marcus, que comenzó como prestamista, pero desde entonces se ha expandido hacia las cuentas de ahorro y, recientemente, compró la empresa de finanzas personales Clarity Money.

Lea también: Tecnología que todos deberían usar para cuidar las finanzas

Otro atractivo es que se ha vuelto mucho más fácil lanzar este tipo de productos a lo largo de los años, tanto para los operadores tradicionales como para las startups. Dado que las licencias bancarias son difíciles de obtener, Social Finance está trabajando con WSFS Financial Corp. en sus ofertas de cuentas corrientes, y Stash se ha asociado con el proveedor de tarjetas Green Dot Corp. para sus cuentas de servicio por sobregiro. "Empresas como StoneCastle y Green Dot están haciendo mucho más lucrativo, más rápido y más flexible desarrollar estos productos", dijo Harris.