23 Apr 2021 - 2:00 p. m.

7 bibliotecas de las más bonitas del mundo

Más allá de su importancia cultural, en muchas ocasiones las bibliotecas son auténticos monumentos que atraen cientos de turistas. Por lo tanto, para festejar el Día Internacional del Libro, Civitatis recomienda siete de las más lindas.

Las bibliotecas muchas veces resultan ser espacios con una arquitectura y decoración de tal belleza, imponencia e importancia histórica, que se convierten en atracciones imperdibles de muchas ciudades del mundo.

Por lo tanto, para festejar el Día Internacional del Libro, Civitatis, empresa líder en la venta de visitas guiadas, excursiones y free tours en español por todo el mundo, recomienda cinco de las más bonitas del mundo.

1. Biblioteca del Trinity College, un imprescindible de Dublín

El Trinity College de Dublín posee la biblioteca de investigación más grande de Irlanda. Más de cuatro millones de libros son custodiados por esta famosa biblioteca que, desde el año 1801, recibe un ejemplar de todos los volúmenes publicados en Gran Bretaña e Irlanda.

En su interior destaca la Long Room, la sala más antigua de la biblioteca del Trinity College, repleta de estanterías de madera, bustos de mármol, pequeñas escaleras y un arpa antiquísima que se ha convertido en la insignia nacional. También es posible admirar aquí el Libro de Kells, un manuscrito cristiano minuciosamente decorado y cuyos orígenes se remontan al siglo IX.

2. La abadía de Admont alberga una de las bibliotecas más bonitas del mundo

En los Alpes austríacos, a unas tres horas en carro de Viena, se encuentra el monasterio de Admont, fundado en 1074. Convertido en uno de los principales centros culturales y espirituales de la Edad Media, la abadía empezó a recopilar importantes libros.

Sin embargo, hasta el siglo XVIII una obra dio lugar a una de las bibliotecas más bonitas del mundo. El arquitecto a cargo fue Joseph Hueber, un artista barroco que creó una auténtica “catedral de luz”. Considerada por muchos como la Octava Maravilla del Mundo, la biblioteca se destaca por sus cúpulas decoradas con coloridos frescos, sus bellas estanterías, las curiosas puertas secretas y las esculturas de Josef Stammel.

3. La biblioteca pública de Nueva York, un archivo que enamora

Es frecuentada por estudiantes e investigadores, pero también por los turistas que cada año visitan la Gran Manzana. Una época especialmente emocionante para conocer este edificio y sus exteriores es en Navidad, ya que en el cercano Bryant Park se instala una pista de patinaje sobre hielo y un mercadillo que cautiva.

Además de ser una de las bibliotecas más bonitas del mundo, es una de las más grandes de Estados Unidos. Las famosas esculturas de los leones en la entrada, los frescos de la Rose Main Reading Room, los enormes candelabros y las mesas de roble protagonizan este lugar.

(Lea también: Hospedajes y experiencias online para los amantes de los libros)

4. La vanguardia de la biblioteca pública de Stuttgart

La ciudad alemana de Stuttgart cuenta con un archivo de lo más moderno, donde el minimalismo y los colores claros son los protagonistas. El edificio, inaugurado en el año 2011, fue diseñado por el arquitecto coreano Eun Young Yi y cuenta con 11 plantas repartidas en 20.000 metros cuadrados de superficie. Muchos comparan este lugar con un gigantesco cubo de Rubik.

5. La histórica biblioteca Joanina de Coímbra, en Portugal

Descrita como una de las bibliotecas “más bellas y ricamente decoradas”, este gran archivo construido entre 1717 y 1728 por orden del rey Juan V de Portugal se ha convertido en un imprescindible de Coímbra. La biblioteca Joanina se destaca por su decoración rococó que la hacen parecer más una capilla que un archivo bibliográfico.

Techos pintados, estanterías con pan de oro hechas con maderas exóticas y valiosísimos ejemplares de libros antiguos componen esta colección. Un dato curioso: cada noche, una colonia de murciélagos contribuye al mantenimiento de la biblioteca eliminando a los insectos.

(Lea también: 5 lugares urbanos en Latinoamérica para tomar las mejores fotos)

6. La Biblioteca Nacional de Austria, uno de los rincones más encantadores de Viena

Construida en el siglo XVIII bajo el mandato del emperador Carlos VI, la Biblioteca Nacional Austriaca es una de las más bonitas del mundo. En su Sala Imperial se respira un ambiente idílico, rodeados por estatuas de mármol, frescos, estanterías de madera de castaño y más de 200.000 libros impresos entre los años 1500 y 1850.

7. Filantropía en la biblioteca George Peabody de Baltimore

Otra de las bibliotecas más bonitas del mundo se encuentra en Baltimore, la ciudad más poblada del Estado de Maryland. El edificio fue construido a finales del siglo XIX gracias a George Peabody, conocido como el padre de la filantropía moderna. Su impresionante sala de lectura destaca por sus pisos repletos de columnas y balconadas de hierro forjado.

Comparte: