30 Jan 2021 - 4:00 p. m.

7 glampings cerca de Bogotá para disfrutar del lujo de la tranquilidad

Opciones para acampar rodeado de paisajes naturales, con los lujos y las comodidades de un hotel. Conozca siete opciones para diferentes gustos y presupuestos.

Glamping es un concepto compuesto por las palabras en inglés ‘glamorous’ y ‘camping’, que combinadas significan “acampar con estilo o elegancia”.

Esta tendencia, que cada día toma más fuerza, es ideal para la nueva realidad gracias a su oferta de turismo de naturaleza, con poco afluencia de personas, privacidad, servicios personalizados y estrictos protocolos de bioseguridad. Además, las propuestas promueven proyectos sostenibles y que protegen el medio ambiente. Hay que vivir la experiencia para sentir porqué es tan especial.

Conozca siete opciones para diferentes gustos y presupuestos. El mejor plan para desconectarse de la rutina, recargarse de energía, rodearse de naturaleza y descansar.

1. Kingdome Glamping, Guatavita

Los lugares que permiten salir de la rutina, respirar aire puro, rodearse de naturaleza y conectarse con su compañía y con el entorno siempre serán una buena opción. Por eso, la experiencia en Kingdome Glamping, exclusiva, tranquila, glamurosa y natural es un plan recomendado para unos días fuera de la ciudad.

Acuéstese, y desde su cómoda cama, disfrute de la vista: el cielo, los árboles, el embalse de Tominé. También, en un domo de dos pisos, perfectamente equipado, puede disfrutar de una bañera de hidromasaje, mientras sigue enamorándose de la vista, y de su compañía. Los domos dúplex son hasta para seis personas, mientras que los sencillos son hasta para tres.

Prepárese para una experiencia que le abrirá profundamente los sentidos y lo recargará de energía, usted, por lo único que deberá encargarse es de descansar.

La recomendación es llevar ropa abrigada y zapatos cómodos. Si tiene binoculares en casa, métalos a la maleta, sus ojos se lo agradecerán gracias a la imponente vista.

Si le sobra tiempo, allí mismo también puede disfrutar de un paseo en vela, esquí acuático, remo o dar un paseo por Guatavita, protagonista de la Leyenda del Dorado.

Hay que vivir la experiencia, para darse cuenta lo especial y reconfortante que es. No querrá irse nunca de Kingdome Glamping.

  • Dónde: A cinco minutos de Guatavita, frente al Embalse del Tominé. (68 km, aprox., desde Bogotá)
  • Cuánto: Desde $400.000 para dos personas

2. Terramaga, San Francisco

Terramaga es un espacio único en medio de las montañas de San Francisco, rodeado de fuentes hídricas y árboles tropicales nativos que le dan la posibilidad de conexión con la naturaleza y descanso total con todo el confort, para que pueda salir de la rutina y vivir experiencias únicas de relajación y bienestar.

En Terramaga creen que la tierra es un organismo viviente, por eso promueven su cuidado por medio de la conservación de fuentes hídricas y vegetación nativa que mantiene la fauna local.

Además, cuentan con siete espacios para diferentes gustos y presupuestos, cada uno con características especiales, sin descuidar nunca la vista, el contacto con la naturaleza, la sostenibilidad y la comodidad.

Al interior de la finca hay una reserva forestal atravesada por un camino real; estos caminos fueron construidos por los indígenas hace muchos años para llegar a Bogotá, es un camino construido en piedra, con vegetación de musgo y helechos, en su recorrido llegará a un mirador, desde donde se pueden ver los nevados del Ruiz y Santa Isabel. Una caminata inolvidable que complementará su acogedora y reconfortante estadía.

Otras opciones de Terramaga son los ríos que bañan la finca, cuentan con spa, ofrecen actividades de astroturismo, piscina en medio de un paisaje único, entre otros. También cuentan con restaurante, una recomendada cocina auténtica, consciente y artesanal. Hay opciones veganas y vegetarianas.

  • Dónde: En la vereda San Miguel, San Francisco de Sales, Cundinamarca (60.3 km., aprox., desde Bogotá)
  • Cuánto: Desde $350.000 para dos personas

3. Niddo, Suesca

Niddo es mucho más que un glamping, la experiencia en este espacio natural revitaliza y recarga de energía.

En Niddo Suesca, ubicado dentro de una reserva natural de la Sociedad Civil llamada La Cumbre y certificada por RESNATUR, se dedican a facilitar la conexión con la naturaleza por medio de la creación de experiencias de montaña, en un escenario que es la cuna de los deportes de aventura en Colombia

Allí, buscan que sus visitantes se desconecten de su rutina habitual para conectarse con lo realmente importante: usted mismo, sus seres queridos y la naturaleza. Para esto, además de alojamiento tipo glamping, ofrecen 21 hectáreas de reserva natural y más de 10 actividades operadas in-house como escalada en roca, masajes, clases de yoga, talleres de tejido, actividades para niños, ciclomontañismo en bicicletas Cube asistidas de montaña, entre otros.

Adicionalmente cuentan con restaurante y servicio de alimentos y bebidas todos los días de la semana, teniendo el mejor restaurante de la región con opciones veganas y vegetarianas.

(Lea también: 7 lugares imperdibles en Guaviare, destino de naturaleza y paz)

Además, para estos tiempos de pandemia, están certificados por el municipio de Suesca como un hotel bioseguro. Por las características de sus instalaciones ellos se consideran “un hotel bioseguro por naturaleza”.

  • Dónde: Km. 6 Vía Suesca - Santa Rosita Vereda Tausaquirá. (60 kilómetros aprox., desde Bogotá)
  • Cuánto: Desde $340.000 para dos personas

4. Maloca, Guasca

Hace un poco más de dos años, Maloca Glamping brinda una gran experiencia en un entorno relajante y natural.

Está ubicado en Guasca, Cundinamarca, a una hora de Bogotá, vía Calera o autopista norte - Sopo.

“Benjamín Higuera, mi esposo, y yo decidimos abrir las puertas de este mágico lugar, pensando en compartir con nuestros huéspedes un entorno relajante y natural, ideal para escapar de la rutina y vivir una experiencia única y diferente”, cuenta Claudia Ángel.

“Nuestro Glamping ofrece cinco tiendas que llamamos malocas y cada una tiene el nombre de un árbol nativo de nuestra región. Cada una de ellas tiene capacidad para cuatro personas y están amobladas con una cama doble y una o dos sencillas según sea la ocupación que tengamos para la maloca”, añade una de las propietarias del lugar.

Cada maloca cuenta con baño privado, ducha con agua caliente, toallas para cuerpo y para manos, tapetes, jabones naturales hechos a mano y champú. Además, es un proyecto amigable con el medio ambiente, de manera que cada maloca cuenta con un panel de energía solar que les permite ofrecer iluminación dentro de las tiendas, en el baño y en los decks de madera que se elevan del suelo, permitiendo tener una hermosa vista desde cada uno de ellos.

“La frase más frecuente de nuestros visitantes es “me siento como en casa”, probablemente porque en la zona social de Maloca Glamping, encuentran espacios para compartir cómodos y acogedores. En nuestro café – bar pueden probar postres, tapas para picar, bebidas calientes o frías, cocteles o un buen vino para disfrutar y pasar el rato frente a las chimeneas de las salitas de estar”, comenta Claudia Ángel.

Y añade que “otra de las experiencias que quieren que disfruten los huéspedes es “el buen comer”. En el restaurante, frente a una agradable chimenea se puede elegir de una buena variedad de platos a la carta, todos desarrollados a partir del talento local de nuestro chef y usando muchos ingredientes cultivados en la región”, dice.

  • Dónde: Km. 27 vía Guasca Vereda Santa, sector Cañadas, Finca Maloca. (45 km. aprox., desde Bogotá)
  • Cuánto: Desde $420.000 para dos personas

5. Neusa Hills, Neusa

Valores ecosostenibles destacados, cerca de Bogotá, belleza natural y completa privacidad. ¿Cómo no darle la oportunidad a un hospedaje con esas características?

Aunque es de muy fácil acceso, en Neusa Hills, ubicado en la Reserva Forestal Embalse del Neusa sentirá que está en otro mundo. El ambiente de relajación, el entorno que lo rodea, los sonidos de la naturaleza y la comodidad de sus cabañas, son algunas de las razones por las que pasar uno, o incluso varios días en este lugar, siempre será un placer.

Las cabañas cuentan con baño privado con agua caliente, balcón con vistas al embalse y malla de catamarán. Adicionalmente, Quiche tiene cama doble y deck yoga / área para asado BBQ privada; mientras que Adamá cuenta con cama Queen y Sauna, y Oasis con Jacuzzi, cama Queen, y área para asador BBQ.

La reserva, además, incluye un regalo de bienvenida especial y desayuno. También puede hacer uso, con todos los protocolos de bioseguridad, de La “Casa Madre” un lugar con una relajante chimenea, terraza y zona común.

Si aún cree que le sobra tiempo y quiere complementar su estadía, en Neusa Hills puede hacer yoga, senderismo,

También ponen a su disposición la “Casa Madre”, un lugar que le brinda la oportunidad de compartir en medio de una chimenea, terraza con imponente vista y zona común para disfrutar de juegos de mesa con tus amigos. Dentro de las actividades que puedes realizar se encuentra senderismo, yoga, conocer el embalse en cuatrimoto, entre otras.

  • Dónde: Embalse del Neusa, Tausa. (65 km. aprox., desde Bogotá)
  • Cuánto: desde $600.000 por pareja

6. Glamping Xtreme, Macanal

Glamping Xtreme, es un proyecto que surgió de los gustos por la naturaleza y el glamur de la comodidad, una experiencia de disfrutar de la aventura y libertad que proporciona acampar, sin renunciar por ello de las comodidades y atractivos de los alojamientos más sofisticados.

En Glamping Extreme, además de desconectarse de la rutina diaria, conectarse con la naturaleza, disfrutar de una vista inigualable y recargarse de energía, podrá disfrutar de deportes náuticos, recorridos en bicicleta y caminatas responsables por paisajes poco explorados y de gran imponencia, como el Embalse de la Esmeralda.

(Lea también: 7 destinos de naturaleza en Colombia para visitar en 2021)

Durante su estadía tendrá la oportunidad de despertar con los diferentes sonidos de naturaleza y su amanecer inigualable, así como el día disfrutar del clima cálido y en la noche de las estrellas y la luna en todo su esplendor.

  • Dónde: Macanal, Boyacá. (137 km., aprox., desde Bogotá)
  • Cuánto: Desde $380.000 por pareja

7. Entrepinos, Ubaque

Imponentes pinos, montañas y coloridos atardeceres acompañarán su estadía en un espacio diseñado para la desconexión y el encuentro con la naturaleza.

Entrepinos, ubicado a tan solo una hora y media de Bogotá, es el lugar ideal para descansar, cambiar de ambiente, respirar aire puro y sumergirse en el entorno natural que el glamping ofrece, sin descuidar nunca la comodidad.

Entrepinos cuenta con dos tipos de alojamiento: el Tipi o carpa, que tiene cama queen o king, baño privado con agua caliente, malla catamarán y opción de jacuzzi; y la Luna, que tiene un área circular para dormir de 190 cm de diámetro, baño privado con agua caliente y malla catamarán.

  • Dónde: Ubaque, Cundinamarca, sector Laguna de Ubaque. (62 km., aprox., desde Bogotá)
  • Cuánto: Desde $220.000 por pareja.
Comparte: