1 Mar 2011 - 10:00 p. m.

Carnaval de Barranquilla: el verdadero arrebato de la fiesta

La ciudad abre sus puertas a la alegría para que sus visitantes se unan en torno a los gustos y las tradiciones del Caribe colombiano. Son cuatros días en que el baile se convierte en el protagonista del frenesí.

Lorena Machado Fiorillo

La ciudad se suspende en el ritmo. Uno deja de caminar las calles para bailarlas porque de cada recoveco se escapan los sonidos de tambores que anuncian que el Carnaval comienza. El calor disminuye, o por lo menos ese es el imaginario, la brisa arranca con fuerza, los barranquilleros alistan sus máscaras y los que por primera vez llegan pretenden esconderse bajo disfraces que los dejan ser lo que son. La pena no existe y el descanso tampoco.

Las maletas deben estar llenas de ropa ligera y zapatos cómodos. En época de Carnaval todo estará repleto de gente, y si su plan incluye la palabra “soledad”, piense de nuevo. Movilizarse puede ser una pesadilla, encontrar taxi una tarea quijotesca. Es poco probable perderse, así que camine para que el compás lo guíe y usted se mezcle entre marimondas, negritas puloy y monocucos sin problemas.

La Batalla de Flores, la Gran Parada de Tradición y la Gran Parada de Fantasía son los eventos imperdibles. Carrozas y comparsas saldrán a recorrer la ciudad y la celebración se seguirá haciendo con música. Carlos Vives, Tito Nieves, Jorge Celedón, el Grupo Niche, Elvis Crespo e Iván Villazón estarán cantándole al folclor en el Hotel El Prado. El lunes el tributo se hará en torno a la cumbia, el porro, la corralera y guarachera para que los acordes retumben en el Estadio Romelio Martínez. La Troja y el Rancho Currambero serán precisos para terminar de perder la cordura; entre tanto, en medio del desorden y la alegría, trate de conocer la Casa del Carnaval y el Museo del Caribe.

Ir a Barranquilla con o sin Carnaval es saber que comerá delicioso. Los famosos fritos los encontrará a lo largo de los desfiles: bollos, carimañolas, matrimonios (bollo y queso) y empanadas de carne serán parte de su agenda, no deje de probarlos. Un buen sitio donde son ofrecidos es La Frutera —frente a la iglesia La Inmaculada— en la que también puede probar los jugos de tamarindo, sapote y níspero, clásicos.

Si alguna vez quiere ir a comer pescado frente al río Magdalena —eso sí planéelo con tiempo y ojalá vaya el domingo—, hágalo en el restaurante Las Flores, o si la curiosidad lo embarga y opta por probar un sancocho de guandú, visite Tremendo Guandul. En la noche no deje de visitar La Cueva, el menú es caribe y estará en el mismo sitio en donde Gabriel García Márquez, Alejandro Obregón y Orlando Figurita Rivera se reunían. También será una buena opción ir a Narcobollo, donde se condensa la gastronomía de la región a buenos precios, y quizá si aún piensa que le falta algo de dulce, podría darse una vuelta por la Heladería Americana para degustar el frozo malt.

En medio del bullicio habrá un George Bush meditabundo que de un momento a otro, en un parpadeo, se entrega completamente a la danza al lado de Hugo Chávez y Fidel Castro. Un vampiro seducirá a Celia Cruz y ella, toda coqueta, se contorneará muy cerca de Frankenstein. Entre disfraces que atraviesan la amplia y tradicional vía 40 uno encuentra al turista obsesionado por capturar cualquier movimiento de cadera o aquella joven que después de haber desfilado en un boogie cuando era niña, de retorcerse en el suelo con el mapalé y enamorar con su traje de cumbiambera, regresa tras 10 años de ausencia para bailar. Todos los hacen, incluso el más tímido. Todos, sin excepción, terminan entregándose al frenesí.

Programación

Precarnaval:

Jueves 3 de marzo:

Coronación de la Reina del Carnaval. 8:00 p.m. Estadio Romelio Martínez.

Carnaval:

Sábado 5 de marzo:

» Batalla de Flores. 1:00 p.m. Vía 40

» Batalla de Flores. Calle 17. 3:00 p.m. Vía 40

» Encuentro de Comedias Carnavalada. 3:00 p.m. Calle 68 N° 62-27.

Domingo 6 de marzo:

» Gran Parada de Tradición. 1:00 p.m. Vía 40.

» Festival de orquestas. 3:00 p.m. Estadio Romelio Martínez.

» Encuentro de Comedias Carnavalada. 3:00 p.m. Calle 68 N° 62-27.

Lunes 7 de marzo:

» Gran Parada de Comparsas. 2:00 p.m. Vía 40.

» Festival de Música del Carnaval. 3:00 p.m. Estadio Romelio Martínez.

» Encuentro de Comedias Carnavalada. 3:00 p.m. Calle 68 N° 62-27.

Martes 8 de marzo:

» Festival de Danzas de Relación, Especiales y Danzas Folclóricas del Caribe Colombiano. 1:00 p.m. Plaza de la Paz.

» Encuentro de Letanías. 7:00 p.m. Plaza de la Paz.

» Encuentro de Comedias Carnavalada. 3:00 p.m. Calle 68 N° 62-27.

» Joselito se va con las cenizas. 3:00 p.m. Parque Los Fundadores.

¿Cómo llegar?

Los vuelos salen diariamente desde las principales ciudades del país. Sin embargo, para esta época es muy importante hacer las reservaciones con anterioridad, ya que probablemente los cupos se agotarán cerca a las fechas del Carnaval. El pasaje ida y regreso puede costar entre $700.000 y $1’100.000. Las aerolíneas que viajan son Avianca, Copa Airlines y Aires.

¿Por qué ir?

Barranquilla es una ciudad para visitar durante todo el año por su cercanía al mar, su oferta gastronómica y porque allí encontrará varios centros culturales, como el Museo del Caribe. Pero si lo que usted desea es vivir la fiesta y perderse entre tambores y flautas de millo, visítela en los cuatro días de Carnaval. Así entenderá por qué quien lo vive es quien, finalmente, lo goza.

Hoteles

Como en Barranquilla las distancias son cortas, elegir dónde hospedarse dependerá de si prefiere un hotel tradicional o uno más moderno. Algunas opciones son:

» Hotel El Prado, carrera 54 N° 70-10. Tel.: 3697777.

» Hotel Dann Carlton, calle 98 N° 52B-10. Tel.: 3677723.

» Hotel Puerta del Sol, Calle 75 N° 41D-79. Tel.: 3565006.

Comparte: