16 Jan 2020 - 4:31 p. m.

Cinco hoteles sustentables para disfrutar en Latinoamérica

El turismo sustentable y sostenible se ha vuelto cada vez más tendencia, por esta razón Despegar selecciona cinco hoteles que los colombianos no se pueden perder durante el 2020.

Con información de Despegar

La necesidad de trabajar por la sostenibilidad del medio ambiente ha sido la bandera de batalla de diferentes escenarios turísticos en el mundo y ha llamado la atención de miles de viajeros que buscan vivir sus inolvidables experiencias en lugares únicos.

Esta modificación del turismo tradicional por el sostenible ha permitido que los viajeros alrededor del mundo encuentren una excelente oferta de alojamientos de este tipo. “Cada día más colombianos están optando por vivir experiencias donde la naturaleza es el punto de partida de una inolvidable aventura. Por eso, desde Despegar buscamos cada día más opciones para este tipo de viajeros, que estén dotadas de calidad, comodidad y un gran valor agregado”, comenta al respecto Catalina Prieto, Country Manager de Despegar Colombia.

Si usted está interesado en este tipo de aventuras estos son cinco hoteles sustentables que no puede perderse en Latinoamérica:

  1. México: Hotel Xcaret Mexico 
Está ubicado en Playa del Carmen, es All Inclusive y se encuentra a 9 kilómetros del muelle y a 10 del centro histórico. Ofrece Wi-Fi y estacionamiento gratuito, además de gimnasio y recepción 24 horas. El hotel cuenta con un bar y un restaurante, el cual ofrece servicio a la habitación y desayuno. Los huéspedes podrán disfrutar de traslado al aeropuerto gratis, Check-in on the go y acceso gratuito a todos los parques y tours de Xcaret. El Aeropuerto Internacional de Cancún está a 50 minutos en auto.

Para el Hotel Xcaret, la sostenibilidad es el camino para continuar brindando experiencias únicas inspiradas en el respeto por la naturaleza, la cultura y la vida. Estos son algunos de sus compromisos con el medio ambiente:

  • Programa de Conservación de la Guacamaya Roja.
  • Proyecto Manglar de Reforestación y Rehabilitación del Sistema Lagunar Nichupté.
  • Programa de Conservación de Tortugas Marinas.
  • Creación del Vivero Forestal Riviera Maya.
  • Uso Eficiente de los Recursos.
  • Programa de Reproducción de Corales.
  • Programa de Conservación del Manatí.
  • Proyecto Escuela Verde (Reforestación de Escuelas Públicas en Quintana Roo).
  • Programa de Educación Ambiental.
  • Gestión Responsable de los Residuos.
  • Programa de Investigación de la Raya Gris.
 

  1. Perú: Inkaterra Pueblo Hotel
Está a pocos pasos de los baños termales de Aguas Calientes y de Machu Picchu. Popular entre los viajeros que van a la antigua ciudadela de Machu Picchu, Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel es una íntima villa andina con terrazas, arroyos, caminos de piedra y 83 casitas de adobe en medio del bosque de nubes. El hotel tiene cinco hectáreas de una impresionante belleza natural, donde han registrado 214 especies de aves, como el quetzal dorado y el icónico gallito de las rocas, y la colección de orquídeas nativas más grande del mundo, con 372 especies.

 

  1. Nicaragua: Jicaro Island ecolodge
Este ecolodge se ubica en la isla Jícaro que está ubicada en las isletas de Granada, al sur del lago de Nicaragua. Es un hotel de cuatro estrellas, todo incluido, y está construido con madera recuperada de los árboles tumbados por el huracán 'Félix' en 2007.

 

  1. Argentina: Cauquenes resort Hotel
Certificado desde el año 2012 como 'Biosphere hotel' por sus prácticas respetuosas al medio ambiente, 'Los cauquenes' es un hotel verde de gama alta ubicado en la ciudad de Ushuaia. Cuenta con vistas de los cerros nevados de la Cordillera de los Andes y las playas del Canal Beagle.

 

  1. Ecuador: Mashpi Lodge
Está ubicado en la región de Chocó, a 100 kilómetros de Quito. En el corazón de la selva andina, en medio del bosque lluvioso y húmedo, se encuentra este lodge de vidrio con muy pocas y exclusivas habitaciones. Fue creado con las últimas técnicas de construcción sustentable y pronto empleara energía hidroeléctrica para funcionar sin generadores.

El terreno ocupa unas 1300 hectáreas de reserva natural donde nació el proyecto de conservación Mashpi. Tiene una cascada y río en su interior que abastece de agua al complejo. Su clima único lo hace el edén de cientos de especies de flora donde las orquídeas son la principal atracción. También aves y pumas se ven por allí entre los senderos para recorrer a pie, o en buggies eléctricos. La actividad más requerida por sus visitantes es la bicicleta aérea para ver la selva desde las alturas y descubrir especies exóticas.

Comparte: