26 Dec 2010 - 1:43 a. m.

Con Shakira en el mundial

La colombiana fue una de las estrellas de Sudáfrica. Su Waka Waka fue cantado con emoción tanto por los aficionados locales como los extranjeros.

Luis Guillermo Ordoñez / Subeditor Deportes El Espectador

El pasado 18 de abril se conoció la noticia de que Shakira interpretaría la canción oficial del Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010.

Días después el ‘Waka Waka’, una versión  desarrollada y adaptada  por la cantante colombiana de un tema compuesto a comienzos de los años 80 por un grupo camerunés, sonaba en todos los rincones del planeta.

Ella, que había tenido el privilegio de actuar en la ceremonia de clausura del Mundial de Alemania, cuatro años antes, sería nuevamente la cuota colombiana, al lado del árbitro Óscar Julián Ruiz y el cuerpo técnico de la selección hondureña,  en el evento  más importante del año.

Llegó a Johannesburgo un par de días antes de la inauguración del Mundial y participó en varios actos públicos, entre ellos una cena en la Embajada de Colombia en Pretoria, en donde regaló decenas de cd´s con el tema y  le restó importancia a las criticas de algunos artistas locales que no aceptaban que la canción oficial de ‘su’ mundial, fuera de una suramericana.

Pero su prueba de fuego fue la noche siguiente, la del jueves 10 de junio,  en el estadio de Orlando, nada más y nada menos que en Soweto, el barrio insignia de la comunidad negra discriminada durante el Apartheid y cuna de dos premios Nobel, Nelson Mandela y  el reverendo Desmond Tutu.

Se trataba del concierto con el que la Fifa quería iniciar las actividades del Mundial y en el que reunió a cerca de 20 artistas de todo el mundo, entre ellos Black Eyed Peas, Alicia Keys, K´Naan,  Juanes y la sudafricana Lira.

La logística falló, pues los organizadores nunca imaginaron  que al escenario, de difícil acceso, asistieran cerca de 40 mil personas, por lo que llegar y conseguir una buena ubicación fue una proeza, sobre todo porque el frío era insoportable.

Shakira fue la encargada de cerrar el evento y lo hizo de manera brillante. Subió al escenario  con un vistoso traje diseñado para la ocasión por Roberto Cavalli,  que pretendió imitar un atuendo zulú. Interpretó el sencillo que estaba promocionando: Loba. Luego cantó ‘Hips Don´t Lie’, con la que hizo recordar su actuación en el estadio Olímpico de Berlín. Y cerró con el Waka Waka, que ya repetían de memoria tantos sudafricanos como extranjeros.

Fue un momento en verdad sublime. Los corazones de millones de colombianos se pusieron a mil al ver a la barranquillera sobre la tarima, derrochando energía y dejando muy en alto el nombre de nuestro país, pero mucho más los de un pequeño grupo de compatriotas que no dejaron de gritar orgullosos una vez terminó la presentación: “Sí, sí, Colombia. Sí, sí Shakira”

Al otro día, su foto salió en la portada de todos los diarios sudafricanos, al lado de la de los ‘Bafana Bafana’, los muchachos del equipo local, y la Copa Mundo.

Comenzó el fútbol y la voz de Shakira retumbó en los nueve estadios sedes. Antes de cada juego el Waka Waka sonaba dos o tres veces y sin falta dos grupos de bailarinas, una a cada costado de la cancha, hacían una coreografía en el entretiempo, mientras en las pantallas gigantes se rodaba el video de la canción, en el que Lionel Messi, Gerard Piqué y Rafa Márquez eran actores de reparto al lado de la colombiana.

Shakira dejó el país y regresó en su avión privado justo para la ceremonia de clausura, en la que volvió a brillar. Su intervención precedió la aparición de Nelson Mandela, quien a pesar de sus quebrantos de salud acudió al estadio pasa saludar al mundo.

 “Nunca imaginé salir en las páginas deportivas de los diarios”, dijo emocionada en la rueda de prensa previa en el estadio Soccer City, tras la cual se cruzó con los jugadores de la selección holandesa, que llegaban  a su última práctica antes de la final.

Varios de ellos, incluso se acercaron a saludarla y tomarse una foto con ella, así como lo hicieron  dirigentes deportivos, políticos y personalidades de diferentes países durante todo el mes, pues en Sudáfrica Shakira, la cuota colombiana,  fue  sin duda una de las estrellas que más brilló.

Comparte: