27 Apr 2016 - 4:14 a. m.

Congresos a bordo

Los empresarios han encontrado en las compañías navieras un aliado para la organización de sus eventos corporativos. Una tendencia que permite combinar el trabajo con el placer de viajar.

Redacción Buen Viaje

Para muchos, no hay nada más tedioso que una reunión de trabajo o una conferencia. Mejor que sentarse en un auditorio a discutir temas de negocios todo el día para luego volver a casa, o al hotel de turno, es contemplar el mar con un coctel en la mano. Por fortuna, ya existen planes que combinan las labores de oficina y el placer de viajar dentro de un solo paquete por el Caribe.

Esa es la propuesta de navieras como Pullmantur, que en 2011 comenzó a ofrecerles a las empresas la logística para hacer congresos y convenciones a bordo del buque Monarch, uno de los cruceros más tradicionales de la compañía española. La idea es propiciar un ambiente de motivación para el trabajo en equipo y la generación de ideas innovadoras, con una confortante recompensa al final de cada jornada.

Al tener a una tripulación a cargo de un evento del calibre de un congreso empresarial, se cuenta con todo lo necesario en un solo lugar. En Pullmantur Meetings, por ejemplo, el personal del barco se encarga de la preparación de espacios como el auditorio, la sala de conferencias y los salones de reuniones; la decoración de diferentes espacios del crucero con el logo de los organizadores; las comidas y hasta los momentos de descanso como las actividades de ocio a bordo y las excursiones en tierra.

Todo acompañado con beneficios como menús personalizados, artículos de categoría prémium en las habitaciones y prioridad a la hora de subir y bajar del crucero, elegir las excursiones en tierra y acceder al salón de espectáculos, el café bar, el restaurante, la discoteca y la sala de internet.

Además, es una alternativa que favorece el bolsillo. Según un análisis publicado el año pasado por la naviera británica Princess Cruises, hacer congresos a bordo de un barco es 40 % más barato que en tierra, si se comparan los precios con los de un hotel cinco estrellas y se incluyen los traslados, las comidas y hasta el alquiler del espacio para el evento.

Otros operadores, como Royal Caribbean y Princess Cruises, están aprovechando esta tendencia para ampliar sus servicios y realizar a bordo eventos masivos con descuentos de hasta el 50 % en los paquetes empresariales, muy similares a los del Monarch.

No es fácil establecer un precio promedio para este tipo de viajes en alta mar. Según el director de Pullmantur para Latinoamérica, Alejandro Páez, esto depende de factores como la fecha, duración, número de pasajeros, categoría de las cabinas y necesidades específicas del cliente. También varía si se alquila el buque completo, con la posibilidad de modificar la ruta, o si solo se toma una parte, compartiendo la embarcación con otros viajeros.

Aunque esta tendencia del turismo corporativo está tomando fuerza en el mundo, en Colombia apenas comienza a posicionarse. Según Procolombia, en 2015 el país recibió 192 cruceros con más de 272.206 visitantes, pero no se sabe cuántos de ellos albergaban eventos corporativos o viajes de incentivo.

Comparte: