5 Apr 2018 - 5:00 p. m.

Conrad Hotels & Resorts: un destino dentro de Cartagena

La marca de lujo de Hilton se ha consolidado como un referente da la Ciudad Amurallada.

Maria Alejandra Castaño

Cartagena es sinónimo de playa, sol, historia, romance y... lujo. Con la apertura en diciembre del Hotel Conrad, la marca de lujo de la cadena Hilton, colombianos y extranjeros pueden vivir una experiencia de primera clase en la Ciudad Amurallada. En América sólo hay cuatro de este tipo. Cartagena es privilegiada al ser sede de uno de ellos, un destino que sigue cautivando a viajeros de todo el mundo.

Cuando hablamos de lujo no necesariamente es sinónimo de riqueza, oro o extravagancias. Lujo en el Conrad es arte, comodidad, bienestar, buena atención y confort.

La comida es uno de los platos fuertes del hotel. Hay siete bares y restaurantes, cada uno con estilos y servicios diferentes: Biblioteka, cocina de autor; Adesso Tu, comida italiana; Sea Salt, tipo parrilla; Son y Ron, lobby bar; Sun Bar, pool bar; Market Café, café y pastelería, y Beach Club Karibana. Diferentes conceptos guiados por la reconocida chef argentino-española Gabriela Gómez.

Ubicado al norte de la ciudad entre Manzanillo del Mar y Punta Canoa, el hotel también ofrece un amplio spa con cabinas de masajes interiores y exteriores, un gimnasio dotado con equipos de última tecnología (abierto las 24 horas), un salón de belleza, tres piscinas (principal, para niños y sólo para adultos), un club de playa con inigualables vistas y una piscina adicional, cuatro canchas de tenis con material de alta gama, club para niños para que los más pequeños se diviertan mientras los adultos se relajan y el único campo del golf TPC de Suramérica, diseñado con cuatro hoyos rodeados por bosque natural, seis lagos artificiales y nueve hoyos frente al mar.

Las 268 habitaciones y suites de diseño exclusivo, con amplia luz natural, cuentan con tonos neutros, muebles de madera contemporáneos, decoración de cerámica y mármol, un espacioso balcón con inolvidables vistas al mar, al campo de golf y a las piscinas, baños con tina y ducha por separado, dos lavamanos y productos de lujo y obras de arte de artistas colombianos como Pedro Ruiz, Kiko Kairuz y Ana Mercedes Hoyos.

Las cuatro suites, de 122 metros cuadrados, cuentan con piscina privada para aquellos que desean un descanso personalizado. También una Ambassador Suite de 126 metros cuadrados con cocina, sala de estar, spa de hidromasaje, Kitchenette con estufa de pantalla táctil y refrigerador, entre otros.

Asimismo, hay una suite presidencial de 240 metros cuadrados que incluye, entre otros, una habitación king y una double queen, comedor de seis puestos, bar con mesón, sofá cama doble y acceso a todos los servicios del executive lounge.

“Siendo Cartagena uno de los destinos más importantes en el país, nos enorgullece anunciar a Conrad Cartagena como la más reciente incorporación a nuestra cartera de lujo en la región”, expresa Tom Potter, vicepresidente sénior de operaciones de América Latina y el Caribe de Hilton. “Reconocemos la importancia de esta ciudad en Colombia, y nos hemos centrado en la expansión de nuestro portafolio en todo el país”, añade.

Cada espacio del hotel es como una gran galería de arte que acoge a turistas y locales. Sus imponentes y altos techos, fachadas claras y espacios amplios y elegantes, ofrecen un ambiente tropical, con sabores caribeños, que hacen inolvidable la visita.

Temas relacionados

CartagenaHotelesTurismo
Comparte: