4 Nov 2009 - 4:59 a. m.

Descanso en el centro del país

Los municipios de Quindío están encantados por la naturaleza.

El Espectador

En cada uno de ellos se pueden encontrar actividades distintas por realizar, como el balsaje o el aprendizaje del trabajo rural, de la mano de una buena taza de café. 

Una Quimbaya muy rural

Que tenga una ubicación privilegiada le ha dado a este municipio del departamento del Quindío el reconocimiento perfecto para que los deportistas habituales y aquellos turistas ocasionales practiquen el balsaje por el río La Vieja, que hacia el sur del departamento permite avistar a Montenegro.

Allí es fácil encontrar varios de los habitantes de la capital quindiana porque en distancia está a tan sólo 20 kilómetros de Armenia, aunque a diferencia de otros lugares no conserva muchas casas de la época en la que fue fundado, por lo que ha sido un espacio que ha dado lugar a edificaciones más modernas recientemente construidas.

De Quimbaya se habla de sus importantes hospedajes, que se han convertido en alojamientos necesarios para llegar al Parque Panaca, uno de los emblemas del departamento. Allí la industria se ha encargado de consolidar una fuerte tendencia hotelera, que también es aprovechada por las personas que viajan en busca de la Granja de Mamá Lulú, una construcción autosuficiente que le enseña a las personas cómo vivir adecuadamente en el campo sin la necesidad de migrar a las grandes ciudades y otras zonas urbanas. Hay charlas didácticas y se enseña sobre el uso de la guadua, la agricultura orgánica y la biológica.

Como en el resto del departamento, es fácil avistar desde Quimbaya grandes plantaciones de café, y en lagunas de las fincas cercanas se les enseña a los turistas el proceso completo para obtener el grano, desde la puesta de la semilla hasta el secado y empacado del café.

La temperatura es en promedio de 21 grados centígrados. Las heliconias y orquídeas, san joaquines y jazmines, novios y anturios, son las flores propias que la destacan en la región.

Las excursiones a lomo de mula son uno de los atractivos, que junto al balsaje, como en otros municipios quindianos, se adueñan de la agenda de los viajeros, quienes en este lugar encuentran la combinación perfecta de la naturaleza con el placer de descansar, cerca de la ciudad, pero lejos del ruido y siempre acompañado de la mejor taza de café del centro de Colombia.

Filandia, un municipio cargado de color

Que sea llamado la Colina Iluminada es tal vez uno de los principales argumentos para  que los turistas, en medio de su recorrido por el Quindío, tomen la decisión de acercarse a Filandia y descubrir que es un municipio encantador.

Allí se puede disfrutar de múltiples actividades ecoturísticas en las que el paisaje se encarga de ofrecer panorámicas únicas, muchas de ellas cargadas de caídas naturales de agua.

Algunas de las estructuras de las construcciones se han convertido en el atractivo del lugar, pues varias de ellas reflejan el encanto de la zona cafetera, con casas coloniales y a sus lados, plantaciones de café, considerado uno de los mejores de la región y del mundo entero.

Entre los lugares que reflejan la cultura del departamento está la Casa del Artesano, donde se fabrican algunos de los más tradicionales canastos, floreros, portarretratos, armarios, coronas de fique y un sinnúmero más de objetos hechos a mano.

En la plaza principal han sido grabadas varias producciones de televisión que han registrado la historia cafetera colombiana, así mismo en el templo María Inmaculada, la iglesia que de acuerdo con los pobladores fue edificada con conceptos arquitectónicos eclécticos, románicos y góticos.

Y en la Calle del Tiempo Detenido aparecen a la vista de los caminantes los andenes hechos en piedra que por los años y la humedad dejan ver su estructura original con facilidad.

El Mirador del Mental, el Parque Recreacional del Panorama, la Calle Empedrada, el Monumento a Jesús Resucitado, el Mirador Colina Iluminada del Quindío, son los demás lugares que, cargados de cultura y belleza, conforman este atractivo municipio.

Un lugar que está a 23 kilómetros de Armenia por carretera y a no más de 20 minutos de la capital del departamento. Belleza, arquitectura y mucha cultura en este municipio cargado de calor humano.

Temas relacionados

CaféQuindío
Comparte: