27 Sep 2018 - 5:19 p. m.

Día Mundial del Turismo: un sector que se alista para el futuro

El tema central es la innovación y la transformación digital orientada a contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Hungría e India, países anfitriones. Inteligencia artificial, “big data” y tecnología de punta serán los protagonistas en las conferencias.

Redacción Especiales

Todos los años, la industria del turismo mundial se reúne para diseñar estrategias que fortalezcan el sector y lo lleven a tener un mayor impacto. En esta ocasión, la cita será en Budapest (Hungría) e India, y el tema central es la innovación y la transformación digital, que son herramientas que están transformando la industria en todo el mundo y que representan una oportunidad para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, como disminuir la pobreza, cuidar el medio ambiente y la producción de consumo sostenible, por mencionar algunos, pues en esta ocasión la Organización Mundial del Turismo (OIT) dirige su mirada a la sostenibilidad.

Su objetivo es fomentar la conciencia respecto a la contribución del turismo al desarrollo sostenible. No es una tarea fácil, pero hay países, como Hungría, que saben de primera mano que el crecimiento constante del turismo se puede alcanzar con el respaldo de políticas sólidas que velen por impactar de forma positiva a todos los involucrados. Además de un compromiso firme con lo digital. En palabras de Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, “la incorporación de los avances digitales y la innovación brinda al turismo oportunidades para aumentar la inclusión social, el empoderamiento de las comunidades locales y el uso eficiente de los recursos en la gestión”.

Por otro lado, los protagonistas serán la inteligencia artificial, big data y la tecnología de punta para mostrar que la unión de turismo y tecnología es una potente herramienta que puede hacer escalar el negocio y brindar una experiencia única a quienes se arriesguen a viajar por el mundo. En el marco de la celebración se anunciarán los semifinalistas de la 1ª Competición OMT de Startups de Turismo, lanzada por la OMT y Globalia con el objetivo de visibilizar las empresas emergentes que aporten ideas innovadoras que revolucionen el modo de viajar y disfrutar el Día Mundial del Turismo en uno de los países más hermosos de Europa.

Hungría está lleno de historia. Su capital, Budapest, cuenta con una gran variedad de lugares y recursos naturales que sorprenden a quien la visita, ya sea por la arraigada cultura tradicional del país, sus balnearios, lagos y aguas termales, por los vaqueros de la puszta, por el magnífico edificio del Parlamento o la gastronomía.

La vida en la capital es una experiencia única, llena de emociones que cada día cautivan a más turistas. En 2017 recibió a casi 16 millones de personas de diferentes orígenes internacionales, un 50% más que en 2010, lo que muestra el crecimiento constante del turismo en el país, respaldado por unas políticas sólidas y coherentes.

A finales de 2017, Hungría puso en marcha, a través de la Oficina Nacional de Turismo, la estrategia nacional de desarrollo turístico 2030, con la que orienta sus planes para un desarrollo turístico sostenible a largo plazo. Para 2030 tienen previsto invertir 2.700 millones de euros para reforzar su oferta de turismo deportivo, cultural y de naturaleza, así como aumentar la contribución del sector al PIB de un 10% a un 16%, al igual que la cantidad de personas que emplea.

En los últimos años, Hungría ha vivido una revolución gastronómica. Se han abierto nuevos restaurantes, bistrós y locales de comida callejera en casi todos los rincones de su capital, y en las zonas rurales la cocina también cobra cada día mayor protagonismo. Desde las exquisitas vinotecas hasta festivales de gastronomía y exclusivos y creativos cursos de cocina. El país ofrece un abanico completo de propuestas fabulosas para todos los amantes de la buena mesa. Los visitantes pueden probar la cocina tradicional en innumerables restaurantes familiares en los que se sirven auténticos platos húngaros como la halászlé (sopa de pescado condimentada con pimentón) o el töltött káposzta (repollo relleno con crema agria) o el kürtóskalács (pastel de chimenea), también se venden en las calles de Budapest.

Además, Hungría produce una amplia selección de vinos. Es famosa por especialidades como el Tokaji Aszú, un vino de postre que Luis XV de Francia denominó el “Rey de los Vinos”. La celebración del Día Mundial del Turismo será por lo alto y la invitación es que todo el mundo se una y viva una grata experiencia. La próxima cita será en Tailandia.

Comparte: