7 Oct 2009 - 2:14 a. m.

El coleo: de fiesta mundial

El viernes iniciará el evento en el que representantes de varios países buscarán mostrar sus mejores habilidades sobre el caballo y quedarse con el título de campeón.

Redacción Buen Viaje

El escenario será una de las mangas más cotizadas de los Llanos Orientales. Los jinetes y sus caballos, los más aguerridos de los valles y las regiones áridas de Colombia, Canadá, Estados Unidos, México, Costa Rica, Argentina, España, Brasil y Venezuela. Y el espectáculo, una correría a lomo de caballo, donde la destreza, la fuerza y la experiencia de los trabajos del campo se resumen en una sola palabra: coleo.

Así, en las tardes coloridas por el sol y el atardecer de Villavicencio (Meta), cobrará vida el ambiente en el que se desarrollará el 13° Encuentro Mundial de Coleo, que comenzará el viernes 9 de octubre e irá  hasta el lunes 12. Un evento que refleja la práctica más común de la región centro-oriental del país y al que asistirán los coleadores más importantes de Casanare, Cundinamarca, Meta y Arauca, por Colombia, para que, en el Parque de Las Malocas, muestren lo mejor de sus habilidades que ponen en práctica a diario en sus hatos ganaderos.

Una muestra que se dice comenzó cuando el campesino, arriando sus vacas hacia los distintos lotes para pastar, debía salir en la búsqueda de uno que otro animal que escapaba de la manada. Al galope, el jinete la derribaba tomándola por la cola y desestabilizándola hasta caer. Como dicen los expertos, una trilogía entre vaca, caballo y llanero que se volvió deporte mundial. “Es una de nuestras manifestaciones más autóctonas que congrega a participantes internacionales encargados de mostrar el esplendor de una de las regiones más hermosas de Colombia”, detalla Magdalena González, directora del Instituto de Turismo del Meta.

Una oportunidad, además, para apreciar la visita de la delegación española, que viene con una amplia exposición de su práctica conocida como acoso y derribe, que consiste en galopar montado en el caballo tratando de derribar a una res de ganado vacuno con una garrocha o vara larga.

También estarán, para completar el encuentro mundial, los más habilidosos en vaquejada, charreada o finalmente hierra, como son conocidas las distintas formas de derribar al animal en algunos países europeos y otros de Suramérica. Y junto con ellos estarán las mujeres llaneras, encargadas de presentar algunas de las más frecuentes pruebas de coleo, para evidenciar que esta dura práctica dejó de ser exclusivamente masculina.

Entre los pronósticos de González, llegarán en promedio 20.000 asistentes en cada jornada diaria de competencia, la ocupación hotelera ya está en sus límites y el ingreso de vehículos, teniendo en cuenta los años anteriores de concurso, serán  por los 40.000, que estarán en las calles de Villavicencio y sus alrededores.

Y para completar el fin de semana, los turistas pueden llegar hasta el parque Merecure, disfrutar de los innumerables planes que se ofrecen en materia de deporte de aventura, el gozar de la naturaleza en el Parque Natural de los Ocarros o, simplemente, avistar en el río Meta a los pobladores de la región demostrando sus habilidades en el agua.

Una buena oportunidad para visitar la puerta de entrada al Llano, donde el coleo, el trabajo de llano, el parapente, el rafting, el citytour, los parques temáticos, el agro y el ecoturismo se encuentran en un solo lugar. Un departamento cuya principal fuente de riqueza es la ganadería bovina y las especies menores, como la piscicultura, así como su industria representada principalmente en la extracción y refinación de aceite de palma, el cultivo de soya y arroz.

Por eso, si lo que está buscando es divertirse el próximo fin de semana, Villavicencio, con su evento mundial de coleo, tiene las puertas abiertas con escenarios típicos de la región y los exponentes más destacados de todo el Llano colombiano.

Temas relacionados

TurismoLlanos Orientales
Comparte: