17 Feb 2016 - 4:23 a. m.

El hotel JW Marriott aterriza en las playas de Los Cabos, México

Hay un lugar en el que se unen de forma especial las dunas del desierto y el mar.

Redacción Buen Viaje

Se trata del hotel JW Marriott Los Cabos Beach & Resort Spa, que hace unas semanas hizo su entrada triunfal a la familia de esta marca global de lujo.

Ubicado a pocos minutos de la ciudad de San José del Cabo, en Baja California, México, sobre un privilegiado terreno donde las aguas del mar de Cortés y el océano Pacífico convergen y bañan las orillas, desde que este resort abrió sus puertas se ha convertido en un auténtico lugar para el descanso y la relajación.

Lo primero que se destaca es su diseño, creado por el afamado arquitecto Jim Olson, con un amplio uso de espejos de agua y aprovechamiento de la luz natural, creando ante la vista verdaderas pinturas en las que se conjugan los azules con el imponente océano de fondo y espacios en los que la luz y la sombra juegan simétricamente. De la misma forma en que las obras de arte contemporáneo, ubicadas en distinto puntos del hotel, convierten los rincones en museos.

Estos paisajes son apreciables desde el balcón de la mayoría de sus 299 habitaciones con pisos en mármol, amplias ventanas, decoración cuidadosa en madera y texturas cálidas que mantienen presentes los tonos del desierto.

Otro punto a favor del Marriott de Los Cabos es su amplia oferta para la relajación, que va desde las más recientes técnicas para lograr el descanso en el Jasha Spa (con saunas, jacuzzis, albercas interiores con aguas a alta y baja temperatura, salón de belleza y suites para dos) hasta la realización de rituales milenarios como el temazcal, una especie de baño a vapor dentro de un cuarto, utilizado en la medicina tradicional de muchos pueblos antiguos del centro de México, que tiene como fin la desintoxicación a través de la sudoración.

Quienes prefieran un poco más de acción también podrán elegir entre una rutina de boot-camp en la arena, un partido de tenis, una divertida excursión en cuatrimoto por las dunas, un paseo a caballo por las playas o sumergirse en cualquiera de las piscinas que se reparten a lo largo del resort.

Y como no se puede descansar sin darle gusto al paladar, este hotel se llena de opciones para degustar la comida y los licores más tradicionales de México. Los huéspedes podrán disfrutar de lo más fino de la cocina mexicana en el Café des Artistes, con un menú diseñado por el chef Thierry Blouet, o escoger platillos de alta cocina internacional en el bufé del Uá. Culinary Artisans y sentarte en una mesa frente al mar de Cortés.

Un hotel pensado para tener unas vacaciones llenas de experiencias en un destino de México que alberga a los mejores representantes del lujo.

Temas relacionados

México
Comparte: