21 Jul 2020 - 10:40 p. m.

“El reto es generar confianza y seguridad en los turistas”

La directora de innovación de la Organización Mundial del Turismo (OMT) dice que la inteligencia artificial, el “big data” y las alianzas entre varios sectores son claves para reactivar el turismo.

El turismo ha sido uno de los sectores más golpeados por la pandemia ocasionada por el coronavirus y sin duda alguna la recuperación de la confianza, dando seguridad, es básicamente un paso que se tiene que dar para que los viajeros de todo el mundo puedan, nuevamente, planear sus recorridos y hacer parte de la reactivación económica de un sector que involucra a personas que trabajan desde el campo hasta grandes cadenas hoteleras.

El trabajo en equipo, las alianzas entre los sectores público y privado, el uso de la tecnología y la apuesta por un modelo sostenible serán claves para una reapertura exitosa. Natalia Bayona, directora de innovación de la Organización Mundial del Turismo (OMT), habla con El Espectador sobre cómo se deben dar estos pasos y lo que se viene en el turismo.

¿Cuál es la hoja de ruta que se dibuja desde la OMT?

Veníamos desarrollando un turismo a pasos agigantados que se cerró al 100 %. Por eso, para nosotros, que somos abanderados de la innovación y la sostenibilidad, el mensaje que le estamos dando al mundo es ser conscientes de que el turismo como lo conocíamos no va a regresar, y que sostenibilidad e innovación son las palabras protagonistas para esa nueva normalidad. Eso significa que es la oportunidad perfecta para solucionar retos que ya teníamos como, cuando en su momento, se empezó a tener una serie de problemas por la aglomeración de turistas en un mismo destino. Dadas esas circunstancias, el modelo turístico ya debía replantearse y mirar nuevos horizontes.

¿Qué pasará con el turismo masivo?

Si bien seguirá, porque genera empleo y desarrollo, se tiene que reformular. Está muy bien que se reciban millones de turistas, que las personas tengan la opción de viajar a los lugares que siempre han soñado; ese ha sido uno de los éxitos, porque somos de los sectores más democráticos económicamente y uno de los más humanos. Hacer ese cambio se logrará únicamente a través de la innovación y el desarrollo de nuevas tecnologías.

¿Cómo sería la estrategia?

Es el momento perfecto para que los emprendedores muestren cómo crear un modelo de turismo diferente, donde existan paquetes turísticos en los que se incluyan comunidades, alojamientos rurales y propuestas que conecten a todos los involucrados en la cadena de valor. El big data será una herramienta determinante, por ejemplo, para poder revisar el flujo de personas en un destino y evitar aglomeraciones. Así se podrán tomar mejores decisiones en el desarrollo y la reactivación del turismo, para poner en equilibrio la capacidad de carga y crear perfiles de alto valor agregado.

¿Cómo promueven la innovación desde la OMT?

Hicimos un reto de cómo recuperar el turismo, con el cual recibimos más de mil aplicaciones en más de cien países. Y, por ejemplo, el país que más aplicaciones envió en el mundo fue Colombia, con más de 140, y entre los nueve finalistas quedó un proyecto colombiano. La propuesta que ellos tienen es un tablero que se lo entregan al Gobierno o al sector privado; en el tablero uno pone los datos y se puede ver en tiempo real cómo se está moviendo un bar para la ocupación, un parque de diversiones o un destino turístico entero, para controlar la ocupación y así hacer de cada uno un lugar más sostenible.

(Lea también: Siete razones para hacer turismo virtual en Colombia)

¿Son costosas esas tecnologías?

Para nada, hay países en el mundo que la utilizan y básicamente, como todo, es un trabajo colaborativo. Hay start-ups que hacen ese programa. Por ejemplo, en cuanto a las que trabajan con nosotros, su modelo de negocio es hacer un piloto con los gobiernos, ellos les entregan a cero costos y si al Gobierno le gusta y termina siendo eficiente ahí sí hacen el negocio. Por eso es interesante promover esos retos y quedarse con propuestas que se pueden implementar como piloto y luego sí generar un nuevo modelo que permite generar mucho valor y quedarse con el mejor talento.

¿Cuál es el reto?

Mitigar la informalidad. Entendiendo eso, el sector turístico tiene que trabajar como un solo bloque y no pensar de forma individual; como las aerolíneas, por un lado, los hoteles por otro, los turoperadores tratando de subsistir... ese no es el camino. Sino todos, en equipo, para trabajar por una misma causa. Pero el gran reto que lo tiene que enfrentar todo el mundo, y que lo vemos por primera vez en igualdad, es generar confianza y seguridad en los turistas. Cada país debe recuperar su marca, y Colombia es experta en ello; además es un destino increíble.

(Lea también: Viajar por Colombia, la ruta para recuperar el turismo)

Comparte: