2 Aug 2008 - 1:45 a. m.

Embajadora del turismo

La vicepresidenta de turismo de Proexport, Nubia Stella Martínez, afirma que aunque Colombia tiene varios sitios para visitar, los más bellos todavía son inaccesibles.

Mónica Diago

Ser santandereana le ha servido mucho a Nubia Stella Martínez para desempeñar su cargo en Proexport. Con carácter, esta amante de los paisajes boyacenses está empeñada en cambiarle al mundo la imagen negativa que se tiene en el exterior sobre Colombia.

“Aunque la última encuesta que realizamos arroja resultados positivos, el 79% de los viajeros internacionales que llegan al país son turistas, es decir que vienen de vacaciones, todavía hay muchas personas que no viajan porque siguen viendo a Colombia como un destino muy alejado y muy inseguro, especialmente los europeos”.

Desde hace tres años decidió abanderar la misión de promocionar el país como un destino donde se pueden realizar múltiples actividades. Para lograrlo implementó junto a su equipo de trabajo una serie de estrategias que van desde contactar a los mayoristas de viajes para que incluyan a Colombia como un destino turístico, pues en muchos catálogos ni siquiera aparece, hasta dictar talleres de capacitación a los asesores de viajes para que puedan hablar con propiedad del país.

Y aunque, como ella misma afirma, “Colombia aún no ha establecido un lugar que se reconozca mundialmente como referente turístico, a diferencia de países suramericanos como Perú con Machu Picchu, esto no significa que nuestro país no tenga lugares que la gente anhela conocer”. Es el caso de Bogotá, Cartagena y, sorprendentemente, Cali.

 Años atrás los viajeros internacionales sólo veían a Bogotá como un centro de negocios. Ahora, muchos ejecutivos que se dirigen a  otras ciudades del país piden incluso hacer escala en la capital para pasearse por sus restaurantes, museos y barrios representativos como La Candelaria, cosa que enorgullece a Nubia Stella.

Cartagena sigue siendo un destino turístico obligado. “Los extranjeros se impresionan con los balcones de la ciudad y las calles empedradas. Además, gracias a los turistas que dejan su dinero tanto en restaurantes lujosos como en ventas ambulantes, la economía de Cartagena se mantiene estable”. Nubia Stella no desconoce la pobreza que habita en muchos otros sectores del Corralito de Piedra, sin embargo, comenta que para vender una ciudad como destino turístico se debe mostrar su parte más bella, “el resto le corresponde a la administración municipal”.

Según una encuesta realizada a 4.180 extranjeros en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Cartagena, los visitantes norteamericanos escogieron a Cali y a Cartagena como sus principales destinos. La Heroica  no sorprende porque por muchos años ha sido referente obligado de turismo en Colombia, mientras que Cali hasta hace poco empezó a transformarse para acoger visitantes. Así lo confirma esta santandereana, quien en repetidas ocasiones tuvo enfrentamientos con el sector turístico vallecaucano porque ella no creía que se pudiera promocionar esta región. “El tema cultural de la salsa atrae a los estadounidenses. Además, hay barrios muy organizados como Granada, que tiene una oferta gastronómica impresionante”.

Desde su oficina en Barranquilla, Nubia Stella seguirá trabajando para que en sus próximas visitas a ferias de viajes la primera pregunta que le hagan no sea: “¿Y si es seguro viajar a Colombia?”.

Temas relacionados

TurismoProexport
Comparte: