31 Jan 2017 - 12:23 a. m.

En las tierras de Obama

Surfear, nadar con mantarrayas, subir a la cima de uno de los volcanes más altos del mundo y broncearse en una playa de arena negra son algunos de los planes para hacer en este paraíso de los Estados Unidos.

Redacción Especiales

Hawái se ha consolidado como un paradisiaco y exótico destino. A lo largo de la historia, asiáticos, europeos y norteamericanos han llegado atraídos por su clima cálido, playas cristalinas e imponentes paisajes, generando un encuentro de culturas que, sumadas a la atmósfera mágica estimulada por las creencias locales, han hecho del llamado Estado del Aloha un extraordinario lugar para descansar.
 
La aventura comienza en Oahu, la isla más poblada, más exactamente en Honolulu, la capital, donde aterrizan la mayoría de vuelos internacionales y las calles permiten conocer algo de su pasado a través de monumentos como la estatua del rey Kamehameha I, quien logró unificar todas las islas en un solo reino en 1810; el Palacio Iolani, una edificación de estilo florentino que hasta 1893 sirvió como hogar de los dos últimos monarcas o el museo Pacific Aviation, que recuerda lo sucedido en Pearl Harbor, el histórico puerto atacado por Japón durante la Segunda Guerra Mundial.
 
El corazón de Hawáii, sin embargo, tiene mucho más que ofrecer. A media hora de Honolulu está Waikiki, cuna del surf y epicentro de los mejores hoteles y resorts como el histórico Moana Surfrider que, con más de cien años de antigüedad, custodia las extraordinarias playas en las que a diario se reúnen visitantes y nativos para relajarse, tomar el sol y aprender a remontar las olas. Otro de los atractivos es el sector comercial a lo largo de la Avenida Kalakaua, en el que sobresalen imponentes estructuras como el Royal Hawaiian Center. Con sus más de cien tiendas y restaurantes, además de espectáculos de música tradicional y clases de hula, sorprende gratamente a los visitantes.
 
Quienes anhelen aprender esta danza tradicional y conectarse con la naturaleza y las raíces de Hawái deben visitar la isla de Molokai. Situada justo al lado de Oahu, la cuna del llamado baile hula y de festivales como el Ka Hula Piko. Un derroche de alegría y música, durante el cual las mejores escuelas presentan las coreografías más antiguas, que rara vez se ven en público. Este mágico escenario también es perfecto para entregarse a la aventura y viajar a pie o en bicicleta hasta Papohaku, una de las playas vírgenes más grandes del estado, o subir a la cima de los acantilados más altos del mundo.
 
Avanzando por la cadena de islas está Maui, considerada por muchos la mejor de todo el archipiélago. Llamada también la isla Valle, es famosa por su carretera 360 que lleva al pueblo de Hana. Son 83 kilómetros, 620 curvas y 59 puentes que deleitan la vista con espectaculares panorámicas del océano, selvas tropicales, cascadas y lagos. Las condiciones del clima al sur y al occidente de este paraíso natural, sobre todo en el puerto de Lahaina, son perfectas para avistar la migración de ballenas jorobadas entre diciembre y mayo. También vale la pena probar la famosa cocina de la huerta a la mesa, una fusión entre lo asiático y lo americano, única en el mundo.
 
Finalmente, no se puede abandonar el archipiélago sin visitar Hawaii. Con 400 mil años de historia, la más joven de las islas llama la atención por tener 12 zonas climáticas distintas, entre las que se destacan un bosque tropical cerca a Hilo, la ciudad capital de la isla; la zona desértica de Ka’u, la cumbre nevada de Mauna Kea y el volcán Kilauea. Localizado en el Parque Nacional de los Volcanes, es famoso por ser uno de los más visitados y activos del mundo. Otros planes recomendados para disfrutar al máximo de este destino es descansar en la playa de Punaluu, famosa por su arena negra, y nadar con mantarrayas en la costa de Kona. 
 
Todos estos contrastes y la magia de Hawái la ratifican como una novedosa propuesta para unas vacaciones en medio de un mundo de posibilidades infinitas, donde el confort y la conexión con la naturaleza son los protagonistas.
 
Gastronomía
 
La cocina hawaiana se caracteriza por fusionar en un solo plato los ingredientes más sabrosos de las diferentes culturas que han migrado a las islas a lo largo de la historia, siendo la norteamericana y la asiática las que predominan, aunque no es extraño encontrarse con algo de la gastronomía portuguesa. Prueba de ello son las Kalbi Ribs (costillas de cerdo cocidas con salsa de soja y sésamo) y el LomiLomi (salmón asado con tomate triturado y cebolla). También predominan las frutas tropicales como la piña y el coco y los frutos secos como el árbol candil y el taro.      
 
Visa
 
Para ingresar a este paraíso es necesario tener la visa de turismo de Estados Unidos. 
 
Las mejores playas
 
Lanikai: Ubicada en Oahu, su nombre significa mar divino y hace referencia a sus aguas cristalinas color turquesa, donde se puede nadar y practicar surf, kayak y windsurf.
 
Waikiki: Una de las playas más famosas del mundo, considerada como el mejor punto de toda la isla para aprender a surfear.
 
Hanelei: Para muchos es la playa más hermosa de todo Hawái. Está en la costa norte de Kauai, la adornan preciosas cascadas, montañas y arrecifes de coral.
 
Planes imperdibles  
 
 
Conocer el palacio lolani: Es la única residencia real en todos los Estados Unidos. Un palacio de estilo florentino, en donde se pueden conocer detalles de la historia de la realeza del antiguo reino hawaiano.
 
La ruta de Obama: Un paseo que recorre los lugares predilectos del presidente norteamericano, nativo de la isla. Incluye Pearl Harbor, el campo de golf Olomana y la bahía Hanauma, perfecta para hacer snorkel.
 
Visitar el Parque Nacional de los Volcanes: Ubicado en la isla Grande, es uno de los destinos más visitados por los turistas y el hogar del famoso volcán Kilauea, uno de los más activos del mundo. Es considerado un lugar sagrado por los hawaianos.     
 
Cómo llegar
 
En Colombia existen 9 aerolíneas que ofrecen viajes desde Bogotá hasta el aeropuerto internacional de Honolulu. Los vuelos tienen una duración aproximada de 12 horas y hacen escalas en ciudades como San Salvador y Los Ángeles. 
 

Temas relacionados

HawaiBarack Obama
Comparte: