13 Nov 2012 - 9:35 p. m.

Maravillas esculpidas por el tiempo

Estados Unidos se ha convertido en el primer destino para el turismo de naturaleza. Conozca los cinco parajes más visitados.

Redacción Buen Viaje

Experimentar vivencias que perduren en la memoria es lo que busca la mayoría de turistas hoy en día. Aunque los grandes hoteles, con servicios excepcionales en los que se satisface hasta el mínimo capricho, siguen llamando la atención y siendo una opción relevante a la hora de planear unos días de descanso, la posibilidad de entrar en contacto con otras culturas y de disfrutar de la grandeza de la naturaleza es la tendencia que se impone. Por lo menos así lo percibe el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, quien hace unos días habló del tema en Cartagena y alentó a los empresarios del sector a innovar con sus propuestas turísticas y a sacarle provecho a la riqueza natural de nuestro país

Estados Unidos ha sabido hacerlo y ha logrado consolidarse como el primer destino para el turismo de naturaleza del mundo. Sus parques y reservas son visitadas por miles de personas cada año, quienes no sólo disfrutan de los extraordinarios paisajes y de la posibilidad de observar especies únicas, sino de la infraestructura que se ha desarrollado para garantizar que disfruten de unos días increíbles.

Para empezar, en la mayoría de parques y reservas se puede acampar con todas las garantías de seguridad y las comodidades, lo cual facilita que más personas los visiten pues es una opción que termina siendo muy económica. Adicionalmente, se han implementado actividades complementarias a las caminatas, como la pesca, el remo y los baños termales, que hacen el itinerario aún más atractivo.

VER GALERÍA

Parque Natural Yosemite 

Su ubicación, en medio de las montañas de la Sierra Nevada de California, lo convierte en un destino maravilloso. Los acantilados de granito y los saltos de agua sorprenden a los turistas, al igual que el valle de Yosemite, que empezó a formarse hace 10 millones de años. Los grandes cañones que se encuentran en sus costados y los ríos que lo rodean hacen imperdible el plan de acampar de noche y de recorrerlo durante el día. Cinco de sus nueve cascadas tienen más de 300 metros de altura y bañarse en ellas es una experiencia inolvidable.

Reserva natural Horseshoe Bend

1814. Ese año, más de medio millón de personas murieron defendiendo su territorio en una de las áreas de esta reserva, que hoy se considera sagrada.

Por eso aquí las actividades recreativas son más bien tranquilas. Hay dos zonas con quioscos para hacer picnic, pues no está permitido hacerlo al aire libre, y en un pedazo del río Tallapoosa es posible pescar, siempre y cuando se tenga una licencia del estado de Alabama.

Un plan recomendado es disfrutar de los 19 km habilitados para recorrer en bicicleta y de los senderos ecológicos. En este lugar habitan más de 354 especies de animales salvajes y 901 de plantas.

El mejor punto para empezar el trayecto es en el centro de visitantes, que está abierto todos los días desde las 9:00 a.m. hasta las 4:30 p.m. Durante el verano hay campamentos para niños.

Parque Nacional de los Everglades

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por albergar en sus 3.800 km varias especies raras y en peligro de extinción.Aquí se puede hacer de todo. Desde disfrutar un picnic durante unas horas, hasta quedarse una semana acampando (la noche cuesta US$16), haciendo senderismo, kayak, avistamiento de aves o paseando en canoa. Otro plan agradable es alquilar una bicicleta y disfrutar de los paisajes y los sonidos de la naturaleza.

La mayoría de los guardabosques hablan español, una facilidad que es muy apreciada por quienes no dominan el inglés.El parque está abierto los 365 días, pero en esta temporada de fin de año los horarios son más restringidos debido al clima.

Parque Nacional Yellowstone

Es el primer parque natural de los Estados Unidos y del mundo. Observar osos, lobos, bisontes, alces y búfalos en manada es apenas uno de los privilegios de asomarse a la paz y la tranquilidad que inspira este lugar. Aquí conviven en un solo espacio zonas volcánicas, lagos, piscinas naturales, fuentes termales, cascadas y montañas. El lago Yellowstone merece un capítulo aparte por ser el más grande de América del Norte y por tanto el hogar de cientos de aves y mamíferos. Otra particularidad son los numerosos géiseres que se encuentran a lo largo de la reserva. Este tipo especial de fuente termal hace erupción periódicamente, expulsando una columna de agua caliente y vapor al aire.

Parque Nacional Sequoia

Situado cerca de las ciudades de San Francisco y Los Ángeles, en el estado de California, este parque llama la atención por su frondoso bosque, en donde se encuentra el árbol más grande y viejo del mundo, de 84 metros de alto y 11 de diámetro, con aproximadamente 2.200 años de antigüedad. También se destaca el monte Whitney, la mayor cumbre de los Estados Unidos fuera del territorio de Alaska, con una altura de 4.418 metros y algunas cascadas y lagos que sorprenden durante el recorrido. Otros lugares de interés son el cañón del río Kern y la cueva Crystal, una impresionante caverna de mármol.

Comparte: