9 Aug 2011 - 9:58 p. m.

Más que sol y playa

Un destino ideal para disfrutar de la gastronomía, la naturaleza, la historia, la cultura y las compras.

El Espectador

Cuando se piensa en unas vacaciones en familia o en pareja, generalmente, el nombre de una de las islas del Caribe es el primer destino que se atraviesa por la mente. Son de fácil acceso, tienen una oferta hotelera muy variada —que va desde lugares pequeños y exclusivos hasta grandes resorts todo incluido—, el clima es perfecto y hay actividades y planes para todos los gustos.

Pero más allá de disfrutar de unos días de sol, mar y playa, Aruba, Jamaica, Cuba, Martinica, Barbados, Trinidad y Tobago, Curaçao, Puerto Rico, San Martín, República Dominicana, entre otras, son destinos que también resultan atractivos para los amantes de la naturaleza, de deportes como el golf y de la gastronomía.

Además, cada una de estas islas guarda secretos y anécdotas de la historia de la mayoría de nuestros antepasados indígenas, pues el Caribe desempeñó un papel fundamental en las luchas coloniales de las potencias europeas desde el siglo XV, fue importante durante la Segunda Guerra Mundial, en la ola de la descolonización del período de la posguerra y en la tensión entre la Cuba comunista y los Estados Unidos.

Y, como si fuera poco, gracias a que son destinos con una población diversa y que atraen turistas de todo el mundo durante los 12 meses del año, se pueden conseguir todo tipo de artesanías, artículos de lujo, prendas de vestir y muestras representativas de una cultura alegre, pujante y hospitalaria.

Datos curiosos de las islas del Caribe

En Aruba, el idioma más usado es el papiamento, una mezcla de portugués, neerlandés, español, arauaco, francés e inglés.

El pirata Barba Negra tuvo su cuartel general en Nassau (Las Bahamas). Los piratas tenían la costumbre de prender faros falsos para obligar a las naves a encallar y así asaltarlas.

Barbados es conocido como uno de los destinos más saludables del planeta, ya que es elegido por muchas personas que van en búsqueda de experiencias espirituales, opciones de relajación y alguna que otra medicina alternativa.

Se considera de mala educación saludar a los habitantes de Belice por sus nombres de pila. A menos que uno los conozca y les tenga confianza.

La expresión más repetida entre los costarricenses es ¡Pura vida!

Las Exumas, en Bahamas, un paraíso de arena y aguas azules de 365 islotes, es el escenario perfecto para las filmaciones hollywoodenses, como las versiones ‘Thunderbal’l y ‘Never Say Never Again’, de la saga de James Bond. 

Comparte: