31 Jul 2020 - 5:50 p. m.

Nepal reabre el Everest pese a la incertidumbre sanitaria

El país asiático había cerrado sus fronteras en marzo justo antes del inicio de la temporada turística en que miles de alpinistas se desplazan al Himalaya.

Con información de AFP y EFE

El Gobierno de Nepal anunció este viernes la reapertura para las escaladas del monte Everest, el más alto del mundo, y de otros 414 picos de la cordillera del Himalaya a los que podrán volver todos los alpinistas tras cuatro meses de cierre con objeto de frenar la expansión del coronavirus.

Nepal había cerrado sus fronteras en marzo justo antes del inicio de la temporada turística en que miles de alpinistas se desplazan al Himalaya.

Esta decisión tuvo un coste de millones de dólares para la economía de Nepal y provocó el despido de miles de nepalíes.

El confinamiento nacional se terminó la semana pasada y Nepal se encuentra ahora abierto "para las actividades turísticas y en concreto el alpinismo y las excursiones", dijo Mira Acharya, del ministerio de Turismo.

Pero los vuelos internacionales con destino a este país no se reanudarán hasta el 17 de agosto, de forma que los turistas y amantes de la montaña aún tardarán en llegar, aunque los hoteles y restaurantes pueden abrir desde este jueves.

(Lea también: Estos son seis planes que debe hacer si va a visitar Nepal)

La industria relacionada con el turismo de montaña reportó al país unos ingresos de 240.700 millones de rupias nepalíes (unos 2.000 millones de dólares) en 2018, cerca del 8 % del PIB del país, gracias a la llegada de 1,2 millones de turistas, de los que un tercio visitaron el país en la temporada de otoño, según el último informe anual presentado por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

La “reapertura” de la zona nepalí del Himalaya se produce en un país en que esta semana se detectaron más de mil casos de coronavirus por un total de 19.547 desde el inicio de la crisis.

(Lea también: ¿Qué ver y hacer en Katmandú? Recomendaciones para su visita)

“Un alivio”

Las autoridades continúan “trabajando” en los protocolos de seguridad sanitaria, declaró Mira Acharya, y especialmente en la duración de la cuarentena que deberán hacer los turistas extranjeros.

Esta exigencia sanitaria es una de las principales preocupaciones de los alpinistas extranjeros que desean desplazarse a Nepal, explicó Mingma Sherpa, del Seven Summit, una de las principales empresas de este sector en el país asiático.

"Sería un alivio si podemos volver a organizar expediciones tras una temporada totalmente virgen en primavera", añadió Sherpa.

Las tiendas de campaña se multiplican en la zona del Everest y otros famosos picos durante la temporada turística y los alpinistas viven con gran promiscuidad en espacios reducidos donde es difícil aislarse.

La respiración, debido a la altitud, es mucho más complicada en estas zonas montañosas, lo que acentuaría el riesgo para cualquier enfermo de coronavirus.

Lukas Furtenbach, de la empresa Furtenbach Adventures, recordó que todas las expediciones habían sido anuladas.

“Organizar una expedición ahora significaría actuar a tientas y esta nunca ha sido nuestra forma de trabajar”, afirmó Furtenbach, quien recordó que “nuestra política es que somos responsables de la vida de nuestros empleados y clientes”.

Comparte: