26 Sep 2016 - 8:21 p. m.

Por un turismo para todos

Impulsar el turismo inclusivo es el propósito de este año con la celebración del Día Mundial del sector, que concentrará sus principales actos en Tailandia.

Redacción Especiales

Con una población cada vez más vieja y unas tasas de natalidad que siguen aumentando, resulta apenas obvio que uno de los principales motores de desarrollo, bienestar, crecimiento económico y social del planeta le apueste a fortalecer la inclusión.

“Turismo accesible para todos” es el lema con el que este año se celebra el Día Mundial de esta actividad que tan sólo en 2014 generó más de dos millones de puestos de trabajo. Una conmemoración que se instauró oficialmente en 1978, por parte de la Asamblea de las Naciones Unidas, y gracias a la cual empresarios del sector, autoridades y usuarios tienen la oportunidad de reflexionar y dimensionar el trasfondo de una acción que va mucho más allá de viajar.

Este año, sin embargo, lo que se busca no es solamente garantizar el acceso al disfrute de todos los servicios y lugares que sorprenden con sus paisajes por parte de la población en condición de discapacidad. También es necesario pensar en los niños y ancianos, que requieren servicios, actividades y facilidades ajustadas a sus necesidades.

Con más de mil millones de viajeros internacionales movilizándose por todo el globo terráqueo, fortalecer la infraestructura, los medios de transporte y los hospedajes es imprescindible para que estos grupos poblacionales puedan disfrutar de todos los rincones y sentirse tranquilos y cómodos.

Más que una obligación, esta consigna de propender por que toda la población, sin discriminación, pueda gozar del placer de viajar se está percibiendo como una extraordinaria oportunidad. Y es que el número de pasajeros en condición de discapacidad está aumentando significativamente.

En Australia, por ejemplo, ascienden al 11 % de la población y en el Reino Unido una encuesta reveló que el 12 % de los ingleses que hacían turismo durmiendo por lo menos una noche fuera de casa sufrían de alguna discapacidad o problema de salud crónico. Y en ambos casos esos viajeros se quedan más del tiempo promedio y gastan mucho más que el resto. De hecho, de acuerdo con la Organización Mundial del Turismo, en Estados Unidos los adultos en esta condición invierten anualmente en vacaciones cerca de US$13.600 millones al año.

Y en cuanto a los adultos mayores, la situación no es muy diferente. Más del 10 % de la población en el mundo es mayor de 60 años y se calcula que para el 2050 ese promedio alcanzará el 20 %. Como a partir de esa edad la mayoría deja de estar laboralmente activa, la oportunidad es todavía mejor, pues únicamente están condicionados al clima y al bolsillo para empacar maletas.

“Con el enfoque adecuado —reza un informe de la OMT—, el sector turístico tiene una oportunidad de oro para servir a un mercado importante y en crecimiento, ganar nuevos clientes y aumentar los ingresos en un momento en que otros segmentos del mercado pueden estar debilitándose”.

Temas relacionados

Turismo
Comparte: