27 Nov 2012 - 9:21 p. m.

Postales de Quindío

Un departamento que enamora con sus montañas, pintorescos pueblos, gastronomía, variedad de aves y una de las mejores infraestructuras viales del país.

Redacción Buen Viaje

A media hora de Armenia se encuentra uno de los lugares más impactantes del departamento y tal vez menos concurridos. A pesar de la increíble vista del Mirador Monte Iluminado, ubicado a cinco minutos del casco urbano del municipio de Bellavista, no son muchas las personas que han tenido el placer de descubrir este lugar y contemplar desde la cima el tapete verde que se extiende a lo largo de este territorio.

A Quindío hay que explorarlo, transitarlo y vivirlo para comprender por qué se ha convertido en uno de los sitios de mayor crecimiento turístico del país. Además del atractivo del café, de sus haciendas con balcones y puertas de colores, en donde se recrea todo el proceso desde la recolección del grano hasta la taza, este destino es rico en biodiversidad. Es hogar de más de 2 mil especies vegetales y cerca de 500 de aves. Además, es perfecto para los deportes de aventura.

En los ríos Barragán y La Vieja, el valle de Maravélez, el cerro El Castillo y la vereda Pantanillo llegan con frecuencia los amantes de la adrenalina a desafiar los vientos y las alturas, para vivir una experiencia emocionante. El clima es otra de las bondades de Quindío, que aunque en las noches puede ser bastante frío, durante el día la temperatura suele estar por encima de los 20°C.

Por eso recorrer los municipios y pueblos resulta un plan agradable. Los mercados de artesanías y los restaurantes de comida típica son en su mayoría encantadores. Salento, por ejemplo, sorprende con sus casas antiguas perfectamente conservadas, el desarrollo del comercio artesanal (en la mayoría de productos predominan el uso de la guadua, las fibras naturales, la madera y el café como fuente de inspiración) y su amplia variedad gastronómica. La trucha es la especialidad.

Quimbaya es otro municipio que vale la pena conocer, especialmente el 7 y 8 de diciembre cuando sus calles se llenan de luces para celebrar el Festival de las Velas y los Faroles, un encuentro en donde las familias dan muestra de su ingenio y creatividad con diseños de lámparas y faroles que adornan las calles. Esta fiesta, en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción, marca el comienzo de la Navidad.

A 20 minutos del municipio de la Tebaida se encuentra un pintoresco lugar perfecto para visitar cuando se viaja con niños. Se trata de la finca Recuca, que significa recorrido cultural cafetero. En medio de matas de café, de Jeep Willis de los años 80, de gente vestida de arrieros y chapoleros se hace una inmersión en la cultura cafetera y se comprende lo que este grano ha significado para la economía de la región.

Los visitantes que lo deseen pueden lucir los atuendos característicos de los recolectores y vivir en carne propia lo que implica este trabajo. Al final serán recompensados con una exquisita taza de uno de los mejores cafés del mundo. El horario de atención al público es de lunes a domingo, de 9:00 de la mañana a 3:00 de la tarde. Al salir no se prive de almorzar una bandeja paisa o unos fríjoles con chicharrón, dos de los platos más tradicionales.

A Quindío se puede llegar en avión o por tierra. La segunda opción es perfecta si va a quedarse varios días, pues además del extraordinario paisaje, este departamento tiene una de las mejores infraestructuras viales del país.

Cómo llegar

En avión se aterriza en el aeropuerto El Edén, de Armenia. Si se va en carro la distancia entre Bogotá y la capital del departamento es de 292 km, que se recorren en máximo ocho horas y nueve si el desplazamiento es en transporte intermunicipal.

Cuándo viajar

Cualquier época del año es recomendada. Sin embargo, el invierno va de marzo a mayo y de septiembre a noviembre. Las temporadas de mayor afluencia de visitantes son fin de año, Semana Santa y las vacaciones de junio y julio.

 

Temas relacionados

Turismo en Colombia
Comparte: