18 Dec 2019 - 1:25 p. m.

Puebla, en México, un destino con sabor a cerveza

Paisajes de colores encendidos y gente cálida, así como calles angostas y empedradas que ocultan años de historia. Muchas ciudades dentro de un mismo lugar llamado Puebla de Zaragoza.

Marcela Díaz S.

Imagine por un momento un lugar relativamente pequeño con 488 años de historia, pero con fachadas modernas, algo así como una persona adulta con una apariencia muy joven. A esa imagen agréguele colores, muchos colores vivos, encendidos; también calles empedradas y angostas en las que viven cerca de 1’434.000 personas de sonrisa amplia y abrazos cálidos. Imagine un olor a tortillas de maíz, a chile en nogada, a mole poblano y un refrescante sabor a cerveza artesanal y agua de horchata. Ese lugar que ha imaginado existe, se llama Puebla de Zaragoza y está a dos horas de Ciudad de México.

Puebla es encantador. Es la mezcla perfecta entre historia, tradición, cultura, belleza natural y modernidad. Está resguardado por los volcanes del Popocatépetl y de Iztaccihuatl, lo que hace que su clima ofrezca días cálidos y noches frías, así como unos paisajes fotogénicos que suelen dejar sin aliento. El valor histórico y cultural de su arquitectura la hicieron merecedora del título Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, donde diferentes estilos y técnicas como el barroco, el renacimiento y el clásico tienen su sitio aquí en más de 5.000 edificios.

Puebla da la sensación de estar en muchas ciudades dentro de un mismo sitio. Los planes incluyen desde un recorrido por el tradicional Barrio de los Sapos, ubicado en el corazón del centro histórico, donde los balcones están adornados con flores y las calles ofrecen múltiples tiendas de artesanías y antigüedades, supermercados y restaurantes, hasta pasear por el Barrio del Artista, un espacio ubicado en la Plazuela del Torno, donde los artistas trabajan y exponen su obra a la vista de los turistas y ciudadanos que visitan este corredor (un plan recomendado para tomar distancia del día a día o simplemente un respiro en medio de la ciudad), o recorrer el Mercadillo de Artesanías El Parián, también ubicado en el centro histórico y considerado el mercado de artesanías más famoso de la ciudad.

(LEA TAMBIÉN: Puerto Vallarta: la joya del Pacífico mexicano)

Si el gusto no va muy inclinado a la caminata, otra buena opción para descubrir este destino es en el Tranvía Barrios Antiguos, servicio que incluye degustación de mezcal, cerveza y antojitos poblanos, así como un guía que va contando la historia de los barrios antiguos de Puebla y la razón de ser de cada uno. Otra actividad más pasiva, pero igualmente recomendada, es visitar un taller de cerámica, teniendo en cuenta que Puebla es reconocida por el trabajo que hacen con la talavera. Un lugar recomendado es Talavera de la Reyna, empresa que nació en 1990 con el objetivo de rescatar uno de los procesos artesanales más importantes de México. La belleza del lugar y la calidez en el servicio harán que no se quiera ir de ahí sin unos cuantos souvenirs.

Cholula

A 30 minutos de la ciudad de Puebla se encuentra otro encantador destino mexicano. Se trata de Cholula, considerada la ciudad más antigua de América que ha estado poblada ininterrumpidamente desde el siglo V antes de Cristo hasta la actualidad. Llama la atención que a pesar de su pequeño tamaño cuenta con 37 iglesias, pues Hernán Cortés, al conocer la cantidad de teocalis, imaginó que se podría orar en un templo distinto cada día del año. Sobre esos santuarios indígenas se construyeron los templos de los que hoy se sienten orgullosos sus habitantes. En este Pueblo Mágico los dos grandes símbolos de ambas culturas conviven a pocos metros: la Gran Pirámide y el exconvento Franciscano de San Gabriel, uno de los más antiguos conventos de América.

Otro plan muy recomendado para hacer en estos dos destinos es la Ruta de la cerveza artesanal. Cuentan los locales, que Puebla es un punto importante para los estudiantes que vienen de otras ciudades a cursar aquí sus estudios universitarios, y durante la carrera generan emprendimientos que más adelante se convierten en sus negocios y que aportan a la economía de la región.

Estos son dos emprendimientos destacados que vale la pena visitar y saborear:

Cervecerías recomendadas

1. A 100 metros de la zona arqueológica de San Pedro Cholula se encuentra Imperio de Maltas. La casa tipo finca cuenta con la planta de cerveza, un bar muy bien surtido y una barra. Lager, German Lager, Golden Ale, IPA y Stout son sus cervezas de línea, aunque también realizan experimentales. Al fondo del beer garden está su zona de producción, que consta de una planta piloto con un brew house de 1,5 BBL y fermentadores de 2.

“Da mucha risa pensar que uno al hacer su propia cerveza no va a volver a gastar, se gasta muchísimo más, es muy complicado, hay muchos tropezones, los clientes no entienden el proceso de hacer cerveza. Pero no cualquiera es cervecero y eso llena de satisfacción”, cuenta Óscar Santamaría, cervecero jefe.

2. Cervecería Bilderberg: establecida en la ciudad secreta de Puebla, en el corazón de México. Desde 2016 unos jóvenes emprendedores buscaron romper el statu quo de la cerveza con productos artesanales de alta calidad y precio asequible.

Inspirados en una de las sociedades secretas de mayor historia en el mundo, cada gota de estas cervezas es producida artesanalmente por maestros cerveceros que buscan instaurar un nuevo orden, en el que una fusión de estilos europeos y americanos logren el balance perfecto para prevalecer sobre otros.

La American Pale Ale, Belgian Tripel Ale y Russian Imperial Stout, son su insignia.

* Invitación de Marriott International.

Comparte: