1 Mar 2017 - 3:38 p. m.

Puerto Rico, una isla para trabajar

Su clima cálido durante todo el año y tener el centro de convenciones más grande de la región han convertido a este paraíso caribeño en uno de los preferidos entre los viajeros de negocios.

Redacción especiales

La Isla Estrella parece haber sido pensada para brindar experiencias fuera de lo convencional, incluso cuando es elegida como un destino de negocios. El Puerto Rico Convention Center, ubicado en el corazón de San Juan, en la península de Isla Grande, es su gran aliado. Con 55.742 metros cuadrados, es considerado el escenario de reuniones más grande de la región y su cercanía con los principales sitios turísticos lo hace todavía más atractivo.

Y es que una vez finaliza el evento, los asistentes pueden pasear por la vibrante ciudad de San Juan, deleitarse con la exquisita y variada gastronomía que ofrecen los restaurantes o llegar a la playa y aprovechar la oferta de actividades, bajo una temperatura promedio de 28°C durante todo el año. 

De acuerdo con cifras de Meet Puerto Rico, la organización que se encarga de promover el destino en el mercado de grupos y convenciones, sólo en 2016 cerca de 37.550 personas asistieron a algún tipo de evento en el centro de convenciones. La mayoría estaban relacionados con áreas de salud, comercio, educación, tecnología y religión. 

Milton Segarra, presidente de la organización, advirtió que ya hay asegurados tres eventos que se celebrarán entre 2017 y 2018 y que se traducirán en una inyección económica de unos US$23,4 millones. Por el momento, se sabe que además de la Reunión Anual de Icann, programada para principios de 2018, se confirmaron dos encuentros deportivos y de entretenimiento para este año. 

El de entretenimiento, promovido por Feyline, uno de los mayores productores de eventos musicales en Estados Unidos, será en El Conquistador a finales de 2017. 

De esta forma, Puerto Rico busca revertir la tendencia a la baja que experimentó el sector turístico en 2016 debido al zika y a la percepción negativa que se sintió por cuenta de la crisis fiscal del gobierno de la isla. Lo cierto es que con sus extraordinarias playas, ambiente caribeño y coloridas calles en las que en la noche retumba la salsa, esta encantadora isla se seguirá robando la atención de los viajeros que la buscan para descansar, realizar sus convenciones o combinar los negocios y el placer.

Comparte: