4 Mar 2015 - 1:49 a. m.

Puerto Vallarta, al natural

Avistamiento de ballenas jorobadas, liberación de tortugas y excursiones por la selva han convertido este municipio en uno de los tesoros verdes de México.

Redacción Buen Viaje

Existen muchos destinos mágicos en el mundo. Algunos lo son por sus paisajes, otros por su gastronomía y unos cuantos por la cultura y tradición que envuelven su entorno, pero pocos se caracterizan por reunirlo todo. Este es el caso de Puerto Vallarta, ubicado en la costa Pacífica del estado de Jalisco, México. Una sola palabra no es suficiente para describir su encanto, cada turista lo define de una manera distinta.

Los planes parecen infinitos. Playas, excursiones, actividades al aire libre, relajación, entretenimiento, manifestaciones artísticas y una gran variedad gastronómica. Sin embargo, dentro de los más apetecidos sobresalen los relacionados con la naturaleza, la vida marina y el turismo de aventura. Opciones que, además de ofrecer experiencias inolvidables, buscan llevar un mensaje de concientización para la conservación del entorno.

Al sur de la ciudad, una colección única de plantas nativas de la región cautiva a los turistas que visitan el jardín botánico, mientras la fronda tropical que cubre las montañas sorprende con el imponente refugio para aves y fauna salvaje. Es imposible no ser testigo del milagro de la naturaleza al participar en la liberación de tortugas, una actividad que se puede disfrutar en hoteles como Casa Magna Marriott, Fiesta Americana, Presidente Intercontinental y Westin Resort, entre otros.

Los amantes de los animales también tienen la posibilidad de admirar de cerca el comportamiento de las ballenas jorobadas que cada año, durante el invierno, visitan las aguas cálidas de la bahía de Banderas, la séptima más grande del mundo. Los recorridos especializados son guiados por biólogos expertos que explican todos los detalles de la vida de estos enormes cetáceos.

Otra actividad que goza de popularidad es la observación de aves y las excursiones para descubrir alguna de las 350 especies acuáticas, terrestres y marinas que habitan en este territorio. Para ello los amantes de la aventura pueden alquilar cuatrimotos y recorrer el bosque, hacer bungee jumping, rappel por la Sierra Madre, pescar desde un kayak, practicar snorkel o buceo cerca de los Arcos y disfrutar de una increíble vista aérea en parasailing.

Si el plan es familiar, la recomendación es dejarse cautivar por la selva del Zoológico de Vallarta, hogar de jaguares, jirafas, monos, tigres, leones y guacamayas, entre otros animales. La diversión incluye alimentar hipopótamos, venados y flamencos y descubrir infinidad de especies de flora y fauna. Ambientes, actividades y planes que hacen de esta región del Pacífico mexicano un destino inagotable para todos los gustos.

Temas relacionados

Deportes extremosMéxico
Comparte: