4 Nov 2009 - 5:01 a. m.

Quindío es café, aventura y paisaje

El Eje Cafetero, territorio único en el mundo.

Redacción Buen Viaje

En este privilegiado departamento el turismo se fortalece alrededor de su belleza natural, por eso se necesitan varios días para disfrutarlo como se merece. 

Desde que se toca tierra quindiana, se ve, huele y consume café. Fincas, parques, gastronomía e infinidad de productos a la mano de los turistas se relacionan con este pequeño grano, de orgullo nacional. Pero no es sólo eso. La naturaleza se congratuló con esta zona del país que, además de producir el mejor tinto del mundo, es dueña de paisajes inmejorables y una fauna digna de conocer.

Alrededor de estas grandes fortalezas que brotan de la tierra, en el Quindío se encuentran dos importantes escenarios turísticos, el Parque Nacional del Café y el Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria (Panaca), lugares únicos en el mundo.

El parque temático dedicado al café, ubicado a 20 minutos de Armenia, capital del departamento, y a cinco del municipio de Montenegro, es un inmenso espacio donde los visitantes pueden, mediante recorridos con guías, conocer, tocar y probar todo lo que encierra el cultivo y transformación del grano, del cual existen diversas variedades y experimenta diferentes procesos.

Interactuar con plantas, despulpadoras y todo lo que rodea la cultura del café, que incluye viviendas, costumbres, vestimentas y comida, se puede hacer en este parque mientras se disfruta de atracciones mecánicas para niños y adultos, entre las que sobresalen un telesférico —que permite ver todo el paisaje a más de 10 metros de altura—, montaña rusa, carros chocones, carrusel, cafeteritos, karts, montaña acuática, tren del café, entre otros. Y nadie se puede perder el show del café, un espectáculo de danza que muestra el país a través del baile, vestuarios e indumentarias tradicionales.

“Sin campo no hay ciudad”. Con el propósito de enaltecer esta frase hace 10 años nació Panaca, un lugar de obligada visita en esta zona del país, en donde se distribuyen más de 4.500 animales  domésticos, con los que cada turista puede interactuar, alimentar, tocar y descubrir su mundo.

Especies menores como palomas, gallos y gallinas, además de cerdos, caballos, toros, ovejas, caninos y diferentes aves, se pueden encontrar en este parque. Los visitantes se van a sorprender con la belleza de este inmenso mundo animal donde se encuentran las mejores muestras de cada clase, presentes en Colombia y el mundo.

Allí también se puede disfrutar de deportes de aventura como el canopy y descubrir diferentes procesos de interacción entre los animales y la naturaleza, como la creación de abono orgánico a partir de desechos y procesos con lombrices.

Aquí ya van dos días de recorrido por esta tierra, que ofrece muchos más lugares a sus visitantes. En Quindío hay plan para rato.

Temas relacionados

CaféQuindío
Comparte: