29 May 2012 - 10:55 p. m.

Refugios del sosiego

Experiencias relajantes y exóticas en atmósferas que logran transportar al huésped al paraíso, es lo que ofrecen los hoteles spa.

Redacción Buen Viaje

Recibir un masaje en la espalda con piedras volcánicas calientes o frías, que combaten el dolor y relajan, en la cima de un acantilado, mientras se contempla el atardecer, se disfruta de una bebida de frutas y el sonido de las olas ameniza la tranquila velada, es tan sólo uno de los muchos placeres que se pueden disfrutar en un hotel spa. Estos lugares de lujo se han especializado en ofrecer rutinas relajantes y hasta experiencias místicas a sus huéspedes para que se deshagan del estrés y encuentren el equilibrio entre el cuerpo y el alma.

Por ejemplo, el hotel Four Seasons de Bangkok, Tailandia, ofrece la posibilidad de hospedarse en exclusivas habitaciones spa en donde el visitante experimenta la relajación más íntima. Entre los tratamientos que se practican hay masajes frente a la piscina central del hotel y servicios holísticos, que iluminan, regeneran, purifican y tonifican la piel, al tiempo que transmiten tranquilidad y paz a la mente a través de aromas como el sándalo o la mirra.

Incluso hay algunos hoteles , como el Ananda Spa, en la India, que ofrecen tratamientos para redefinir estilos de vida e incluir regímenes de bienestar tradicionales de ese país.

Temas relacionados

Buen Viaje Vip
Comparte: