1 Mar 2011 - 7:49 p. m.

Santa Marta es playa, es historia: es única

Muchos dicen que es la ciudad más antigua de América del Sur, también la catalogan como la bahía más hermosa del continente, su mar tiene los mejores colores del Caribe y sus pasos indígenas aún se reconocen.

Christian Quiroga Sánchez

Santa Marta es una perla que siempre brillará y será la invitada de honor en la Vitrina Turística Anato 2011.

Con un mar de diferentes tonos azules en tierra y una montaña que se eleva a más de 5.000 metros de altura y que muy cerca a la cálida arena muestra nieves perpetuas: Santa Marta tiene un fondo natural único. Habitada desde hace siglos por la etnia tayrona, que dejó sus vestigios, y hoy por arhuacos, koguis, wiwas y cancuamos: el espacio cultural es muy amplio. Una brisa marina que se conjuga con la playa para armar diversión en medio de un ambiente de sol en el día y de viento en la noche hicieron de la capital del Magdalena una ciudad con una gran oferta turística: es un destino de lujo.

“La magia de tenerlo todo” es como el Gobierno de la ciudad ha descrito el encanto de esta bahía en la que Simón Bolívar murió y la que fue escogida como locación para un clásico del cine americano sobre la colonización, protagonizado por Robert De Niro, Jeremy Irons y Liam Neeson: La Misión.

Santa Marta no es sólo playa, aunque ésta sea uno de sus principales encantos. También es un plan exclusivo de reconocimiento cultural que puede empezar por una visita a la quinta de San Pedro Alejandrino, lugar donde murió el Libertador y en el que se pueden observar varios espacios importantes de su vida, además de un museo de arte al que llegan miles de turistas cada año.

Un recorrido por el restaurado Centro Histórico, lugar de importancia en el contexto de la Independencia, es una manera de descubrir espacios arquitectónicos de tipo colonial. El Parque Santander, la Plaza de Bolívar y la Plaza de San Francisco, entre otros, son algunos de los sitios que se pueden encontrar en una caminata por la zona.

El plan cultural pasa a los alrededores de la ciudad, donde se encuentra Taironaka, una finca localizada en la zona rural del Distrito, que hace gala de la exuberante belleza ecológica que caracteriza a las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta. Aquí se encuentran terrazas construidas por los tayronas, hallazgos arqueológicos exhibidos en un pequeño museo, flora y fauna propios de esta región y cabañas sencillas para el hospedaje de los amantes de la tranquilidad y la ecología.

El río Don Diego, afluente que bordea el lugar de los vestigios, es un hermoso escenario para disfrutar de la naturaleza. Sus aguas cristalinas se convierten en el lugar perfecto para sumergirse o practicar algunos deportes náuticos como canotaje o un poco de rafting.

Y para seguir con el plan de disfrutar la naturaleza samaria está la Reserva Natural de Mamancana, primer proyecto eco turístico y centro de deportes de aventura de Colombia en el cual se puede practicar canoping, ciclomontañismo, rappel, parapente, cabalgata, muro de escalada, paseo en 4x4, treking y arborismo, entre otras actividades.

Gracias al sol y al mar

Con más de 40 hermosas playas de aguas azuladas, Santa Marta es uno de los destinos de sol más destacados de Colombia. El Rodadero es el lugar más cercano a la ciudad en donde los turistas pueden disfrutar del mar y la práctica de algunos deportes náuticos. Pero donde el Caribe muestra más imponencia es en el Parque Tayrona, una reserva de 15.000 hectáreas, en la que se distribuyen las mejores zonas marítimas de toda la bahía, con una oferta turística de muy buen nivel.

Playa de Arrecifes, la Piscina, Bahía Concha, Castilletes, Cañaveral y Cabo de San Juan de Guía son algunas de las playas preferidas por los turistas gracias a su belleza, actividades, hospedaje y accesibilidad. En la primera de ellas se encuentran unas cabañas cuya arquitectura es perfecta para el lugar y la comodidad acorde con el ambiente. Son dos pisos de construcción en madera, con habitaciones en ambos espacios, hamacas y baños privados que garantizan una elegante estadía a sólo unos pocos metros del mar.

En la playa Cañaveral se encuentran una especie de malokas (viviendas) con características de la arquitectura tayrona que sirven como una elegante opción para hospedarse. Son 14 de de estos hospedajes con vista al mar, los cuales constan de dos pisos: en el primero está el baño, la sala de estar y una terraza, y en el segundo la zona de descanso.

A estas ‘suites’ cerca al mar Caribe se suma el Spa Tayrona, conformado por una especie de maloka con vista a la playa, donde personas especializadas ofrecen masajes corporales con sales del mar Muerto, chocolaterapia, aromaterapia, tratamientos con yogur y frutos salvajes.

En estos dos espacios se puede disfrutar de una gastronomía que va desde sofisticadas recetas internacionales hasta una sencilla hamburguesa, un sánduche, una buena carne, pescado o pollo.

El plan continúa en la playa a sólo 20 minutos de Santa Marta en una pequeña población de pescadores que ya goza de un gran reconocimiento entre los visitantes que deseen bucear. Allí hay escuelas y espacios para que principiantes y expertos aprovechen las profundidades del mar Caribe que con su hermosa flora y fauna marinas dejan más que impresionados a los buzos.

Santa Marta nunca pasará de moda y siempre habrá algo nuevo por descubrir en estas tierras donde el mar, la arena y la nieve conviven bajo una misma vista.

Aerolíneas y frecuencias

La aerolínea Avianca maneja cuatro frecuencias diarias desde Bogotá.
Copa Airlines tiene habilitadas tres líneas al día.

Aires tiene tres frecuencias.

Transporte terrestre

Desde otras ciudades principales se hace escala en Bogotá.

En buses de lujo desde Bogotá: Expreso Brasilia, Copetrán y Berlinas del Fonce (tres salidas).

Cruceros

De octubre a mayo llegan 65 cruceros a Santa Marta, que son principalmente embarcados en Cartagena.

Vida nocturna

En el Centro Histórico de la ciudad y en El Rodadero se encuentra una amplia oferta de restaurantes y lugares de rumba para aprovechar la noche samaria. Algunas novedades en esta categoría son los restaurantes Donde Chucho Gourmet, Muelle 8, Valsao, Burukuka, y el ambiente de fiesta de sitios como Praga y Déjà Vu.

Gastronomía

Basilea, Café del Mar, Asador Español, Ben & Joseps, Tapas Pachamama, El Españolete y Panamerican.

Paquetes turísticos

Para este destino se pueden encontrar paquetes que ofrecen tiquetes aéreos (ida y regreso), transporte hacia y desde el hotel, alojamiento y alimentación (la mayoría solo incluyen el desayuno). Pero los hoteles manejan programas especiales en los que se ofrecen programas de entretenimiento dentro de sus instalaciones, el consumo de licor, práctica de golf y deportes marinos, uso de gimnasio y acceso a algunas zonas del spa (sin pagos adicionales). Pueden encontrarse precios en temporada baja desde $550.000 por persona.

Hoteles

Irotama, Zuana, Santamar, Tamacá y Arhuaco,

Hoteles boutique: Santorini y La Casa del Farol.

Planes para niños

Visita al Acuario y Museo del Mar del Rodadero, una exhibición de fauna marina compuesta por piscinas construidas en el mar, acuarios de vidrio, una exhibición de especies marinas y una muestra cultural precolombina de los tayronas. Espectáculos con delfines y leones marinos son el mejor espacio para los pequeños.


En la ciudad se encuentra el acuario Mundo Marino, donde se muestran todos los ecosistemas presentes en las diferentes bahías de Santa Marta, además de especies reales de peces.

Planes extremos y familiares

En la Reserva Natural de Mamancana se pueden practicar deportes de aventura sobre tierra y aire.


El río Don Diego es otro escenario especial para hacer rafting y canotaje.

El avistamiento de aves en el Parque Tayrona, San Rafael, Tinajas y los Naranjos es un plan que se puede disfrutar en familia.

Hacer un tour hacia las comunidades indígenas de la Sierra Nevada es una alternativa turística de mucho valor cultural.

Temas relacionados

TurismoSanta MartaViajes
Comparte: