19 Jul 2020 - 7:05 p. m.

Turismo en Colombia, del aislamiento al alistamiento

El sector se está preparando para asumir de manera exitosa los retos que traerá la reapertura, implementando nuevos servicios y cumpliendo con estrictas normas de bioseguridad.

Redacción Especiales / mcastano@elespectador.com

Siguen avanzando las estrategias de la Comunidad Tourism Leaders Lobby (TLL) de Ostelea Tourism Management School, la cual reúne expertos de todo el mundo del sector turístico y quienes están compartiendo experiencias y conocimiento sobre cómo abordar la difícil situación que vive la industria a nivel mundial. En una edición del programa online Onair Flight Night, se contó con la participación de Gilberto Salcedo, vicepresidente de Turismo de Procolombia.

Salcedo, explicó que el panorama de la industria es prácticamente el mismo que se está viendo a nivel mundial, donde -claramente- el confinamiento que inició en marzo ha tenido impactos en la economía, pero la etapa de reactivación gradual del tejido productivo del país empieza a dar las primeras señas de impulso.

“El turismo decidió, rápidamente, pasar del aislamiento al alistamiento. En ese proceso, el Gobierno, ante la situación compleja que están sufriendo las empresas, tomó medidas para inyectar liquidez a las compañías. Así mismo, se buscó la protección del empleo como los subsidios a las nóminas e ingresos directos para los guías turísticos que dependen de la industria, además de otras medidas referidas al sector aéreo”, dijo Salcedo.

(Lea también: Herramienta virtual para fortalecer el turismo en Colombia)

Dentro de las tácticas implementadas por el Gobierno Nacional se aplicó una reducción de orden tributario para los tiquetes aéreos y la hotelería, de igual manera, los tour-operadores van a encontrar una serie de beneficios que buscan activar la demanda que tanto se requiere, pero todo está sujeto al comportamiento de la pandemia y de las decisiones que tomen alcaldes, gobernadores y gobierno.

El vicepresidente de Turismo de Procolombia fue claro en explicar la situación de la industria en el país: “Hay mucha ansiedad generada por la combinación de la no entrada de ingresos a las compañías y la incertidumbre, pero al mismo tiempo, se está trabajando en planificación y organización. La ansiedad ha venido acompañada de formación y de bastante interés de cómo afrontar lo que se viene a futuro para hacerlo de la manera más adecuada en términos de tendencias, por ejemplo, de entender los nuevos perfiles de los viajeros y desarrollar nuevos productos que se necesitarán. Todo el sector turístico del país está en modo alistamiento para lo que viene después de la pandemia”.

Si bien es cierto que el Gobierno Nacional ha tenido la intención de trabajar en los planes piloto para la reapertura de vuelos nacionales e internacionales, el primer piloto de vuelo con protocolos de bioseguridad de Colombia se llevará a cabo el próximo 21 de julio, en la ruta entre Bucaramanga y Cúcuta, el comportamiento de la COVID-19 ha hecho que las autoridades no tomen una decisión final sobre el reinicio de actividades en los aeropuertos, más allá de los vuelos humanitarios.

(Lea también: Turismo virtual en Colombia, otra forma de seguir viajando)

¿Qué pasa en las regiones?

El departamento de Quindío, turístico por naturaleza, es uno de los más optimistas y su gobernador, Roberto Jaramillo, así lo hace saber. El mandatario, ha dicho que cree en la posibilidad de que el turismo tenga una apertura en la región entre agosto y septiembre, ya que, según él, el buen manejo de la pandemia en el departamento lo permite.

Según la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindio, CCAQ, y la alcaldía de Salento, en el municipio, con un 63 %, la actividad comercial se concentraba en los servicios, donde los alojamientos concentran la principal actividad económica con 49 %.

Solo en el eje cafetero, cerca de diez mil empleos se han perdido según datos del director de Anato de esa región, Juan Pablo Vélez. En Antioquia, la Gobernación detalló que se han perdido cerca de 25 mil empleos en el sector, pero que se trabaja en una plataforma que tiene como objetivo para que los turistas del país y el mundo, puedan visitar 125 municipios.

Por su parte, en el Tolima, específicamente en Murillo, las autoridades y el gremio creen que se podría activar el turismo para el mes de diciembre. El alcalde, Antonio José García, informó que se están trabajando en las medidas de bioseguridad que permitan dar un parte de tranquilidad a los viajeros cuando el Gobierno autorice los desplazamientos a nivel nacional. Indicó, que por ahora no se tiene contemplada la apertura y que se está elaborando es el plan de activación turística por localidad, en el que se incluye un planeamiento por rutas y presupuesto a los turistas.

Comparte: