19 Aug 2020 - 1:00 a. m.

Turismo en Colombia, en busca de la reactivación económica y la bioseguridad

Es claro que una de las industrias más afectadas a causa del COVID-19 es la turística: los hoteles se encuentran prácticamente cerrados, los vuelos no están permitidos, la movilidad entre ciudades está restringida y es incierta la fecha de reapertura de todo el sector.

María Alejandra Castaño Carmona / mcastano@elespectador.com

El panorama de reapertura del sector sigue teniendo pocas respuestas y los jugadores piden acciones para evitar cierres totales de los negocios.

“Hay una reflexión que va encaminada a reconocer el estado económico del turismo, que es como una caja de resonancia de lo que está sucediendo en la economía global”, dijo Pau Pitarch, director del Máster en Dirección Hotelera y Empresas de Restauración de Ostelea, en una charla de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y el Tourism Innovation Consulting.

“El turismo es un sector transversal que tiene una multitud de elementos que le afectan, pero el que más le hace daño es la movilidad; si no la hay, pues tampoco hay actividad turística porque no hay cómo mover la demanda y se rompe el equilibrio”, añadió Pau Pitarch.

En esto coinciden más actores del sector, como Cotelco y Anato, que se han unido con otros gremios y aerolíneas, entre otros, para pedir claridad sobre las fechas concretas de la reactivación del turismo.

(Lea también: ¿Los aviones son seguros para viajar en tiempos de pandemia?)

“El mayor problema que vemos es la incertidumbre, porque nosotros estamos preparados para volver a volar, pero la realidad es que al día de hoy todavía no está muy claro cuándo vamos a poder hacerlo y, sin duda, la aviación es parte fundamental de la cadena de turismo”, afirmó Silvia Mosquera, Chief Commercial Officer Avianca, durante un conversatorio de #FAN2020 + #AviancaTalks.

“Junto al sector de la aviación están las agencias de viajes, están los hoteles, hasta el taxista que lo lleva al aeropuerto o la tienda donde compras el souvenir. Entonces es clave que cuanto antes se reactiven las operaciones para reactivar la economía de Colombia”, agregó.

A lo que se sumó Peter Cerdá, vicepresidente regional para las Américas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por su sigla en inglés), asegurando que “sabemos que hay mucha complejidad y el tema del COVID-19 es una prioridad; sin embargo, hay que entender que el transporte aéreo es fundamental para el bienestar económico y social de nuestra región”.

Silvia Mosquera comentó que los únicos países en América Latina donde no se ha reactivado el transporte doméstico aéreo son Argentina y Colombia.

“Yo creo que como pilotos ya hemos tenido todos los vuelos humanitarios o de repatriación, y los vuelos especiales que se han hecho. Solo en Avianca, por ejemplo, hemos operado más de 300 vuelos especiales, esa debería ser una prueba suficiente de los protocolos de bioseguridad que se llevan a cabo en el aeropuerto y en vuelo. Necesitamos reactivar la operación regular cuanto antes”, enfatizó la Chief Commercial Officer Avianca, quien también volvió hacer énfasis en los protocolos de bioseguridad que ha venido implementando para volver de manera segura y recuperar la confianza en los viajeros.

(Lea también: Avianca recibió los sellos “Bioseguridad Check-in” y “Operaciones Bioseguras”)

Protocolos de bioseguridad, claves en la reactivación

Autoridades, gobiernos, gremios del sector y empresas dedicadas a la certificación en prevención de riesgos han trabajado en la búsqueda de planes para una reactivación económica que involucre de manera directa la bioseguridad.

En Colombia, el Gobierno Nacional presentó a través de la Resolución No. 00001054 del 2020, los protocolos de bioseguridad para la operación aérea de vuelos domésticos de pasajeros, los cuales deberán ser implementados por los aeropuertos y las aerolíneas que sean autorizadas para iniciar operaciones. Estos han sido elaborados por la Aeronáutica Civil y autorizados por el Ministerio de Salud y contemplan el proceso desde la llegada del pasajero a las terminales aéreas de la ciudad de origen, hasta su desembarque en el lugar de destino.

Frente a este escenario, el sector aeronáutico debe demostrar a las entidades de control, clientes y usuarios la implementación de las medidas de protección requeridas con la intención no solo de reactivar su negocio de manera eficaz y comprometida con la seguridad del país, sino además de brindar a aquellos usuarios que disfrutan del servicio una experiencia de vuelo confortable pero sobre todo segura y confiable.

(Lea también: Viva Air, primera aerolínea de Colombia en tener el sello de bioseguridad)

Martha Angélica Triana, directora de Certificación de Bureau Veritas, dice que “los protocolos deben garantizar la protección tanto para empleados como para viajeros. Esto desde diferentes procesos entre los que se encuentran: medición de temperatura, validación diaria de sintomatología, constante desinfección de áreas, revisión del adecuado uso de equipos de protección personal, verificación diaria de disponibilidad de desinfectantes y, de igual forma, se debe garantizar el distanciamiento entre personas como elemento fundamental de la fase de contención del contagio”.

Todos los controles de seguridad y de identificación que debe realizar el pasajero en el aeropuerto deben estar cubiertos con los protocolos de bioseguridad, especialmente los puntos de contacto obligatorio. De igual forma, estas acciones de bioseguridad aplican para el personal que trabaja en las terminales aéreas.

La directora también señala que para tener éxito en la protección de la vida, pero, sobre todo, en la percepción de seguridad que obtienen los clientes con estos protocolos, se debe hacer un trabajo riguroso de verificación y seguimiento de la condiciones de salud del personal, esto mediante censos, encuestas y otro tipo de herramientas, minimizando riesgos de contagio y garantizando el cumplimiento de los requerimientos de ley.

(Lea también: Satena reinicia sus operaciones aéreas en Colombia)

Comparte: