30 Sep 2020 - 8:32 p. m.

Turismo, proveedor de oportunidades: su importancia más allá del placer inmediato

Para las comunidades rurales e indígenas, entre otras históricamente marginadas, ha sido un vehículo de integración, empoderamiento y generación de ingresos.

Desde 1980, el Día Mundial del Turismo se celebra cada año el 27 de septiembre, fecha que coincide con el aniversario de la adopción de los estatutos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), en 1970.

Este día sirve para crear conciencia acerca del valor social, cultural, político y económico de este sector, que, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), contribuye con el 10,3 % del PIB mundial y genera uno de cada diez empleos del mundo; emplea a personas de todos los orígenes socioeconómicos, independientemente de su edad, género o etnia, e incluye a 53 % de mujeres y 30 % de jóvenes.

(Lea también: 7 destinos para disfrutar del turismo rural comunitario en Colombia)

“Viajar nos brinda recuerdos que duran toda la vida y las experiencias más increíbles para compartir. Pero esta es solo la mitad de la historia, ya que los viajes y el turismo tienen un beneficio enormemente positivo para el mundo, mucho más allá del placer inmediato que brinda a quienes pueden explorar y descubrir personas, lugares y experiencias increíbles por sí mismos”, dice Gloria Guevara Manzo, presidenta y CEO del WTTC, quien añade “que el impacto social de la industria puede transformar la vida de todos aquellos que dependen de este sector, reducir la pobreza y desigualdad, así como proteger la vida silvestre y preservar culturas y comunidades”.

Más beneficios

Además de conocer nuevos lugares, personas, culturas y comidas, viajar estimula el cerebro. Este importante órgano, según Óscar Díaz, psicólogo, epidemiólogo y magíster en salud pública de la universidad El Bosque, tiene la particularidad de poder cambiar su estructura gracias a una característica llamada plasticidad cerebral: “Esto implica una posibilidad de que las diferentes áreas del cerebro se moldeen según nuestras experiencias, recuerdos, emociones, sueños y habilidades”.

Y añade que viajar abre la mente y permite conocer todo un universo novedoso, que aumenta la confianza en sí mismo y genera un mayor deseo de explorar y aprender, lo cual fortalece procesos cognoscitivos como el lenguaje, la memoria y, especialmente, las estrategias de solución de problemas.

Así mismo, según el psicólogo, agudiza ciertos sentidos, según las experiencias vividas, como el tacto y la interocepción (sensaciones de temperatura, texturas, el aire, etc.), el oído (nuevos sonidos de la naturaleza, idiomas, dialectos, etc.), el gusto (nueva comida, por ende, nuevos sabores) o la visión, así como la percepción de muchos estímulos antes desconocidos.

Clave en la reactivación

Este año, el Día Mundial llega en medio de la crisis más difícil por la que ha pasado el sector. Según el nuevo número del Barómetro del Turismo Mundial de la OMT, las llegadas de turistas internacionales se redujeron en un 65 % durante la primera mitad del año, un desplome sin precedentes causado por la introducción de restricciones de viaje como respuesta a la pandemia.

Sin embargo, con las medidas flexibilizadas y algunas fronteras abiertas, muchos países contemplan el turismo como una forma de impulsar la recuperación.

Según un documento reciente del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, dedicado al turismo, el turismo ha sido un vehículo de integración, empoderamiento y generación de ingresos para las comunidades rurales, los pueblos indígenas y otras poblaciones históricamente marginadas.

“El turismo empodera a las comunidades rurales, ofreciendo empleo y oportunidades, sobre todo para las mujeres y los jóvenes. También permite a las comunidades celebrar su patrimonio cultural y sus tradiciones. Es un sector vital para salvaguardar los hábitats y las especies en peligro”, dice el secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili.

Turismo comunitario

Cada día surgen más campañas y estrategias para impulsar el turismo en el país. El “nuevo petróleo”, como algunos lo denominan, tiene un sinnúmero de beneficios para decenas de comunidades.

“En este momento, la importancia del turismo comunitario en Colombia radica en que nos da la posibilidad de expresar la cultura, las tradiciones y las narrativas de cada territorio a través de un producto organizado y coordinado desde las comunidades, que permite generar desarrollo”, asegura Davis Ruiz, vicepresidente de la Red Nacional de Turismo Comunitario.

Y explica que en la nueva realidad este tipo de turismo tiene un gran potencial, porque las tendencias están encaminadas hacia los viajes sostenibles, responsables y de naturaleza, y las personas están buscando espacio abiertos, donde puedan encontrar conexión con el medio ambiente y con nuestras tradiciones.

“A través de la Red de Turismo Comunitario, hemos creado la posibilidad de fortalecer el portafolio de viajes de Colombia”, comenta Davis Ruiz, quien concluye que los más de cincuenta procesos de turismo comunitario que se han venido articulando en la Red han permitido, entre otras cosas, generar un trabajo equitativo entre hombres y mujeres, la reducción de la pobreza y el cuidado de los recursos naturales.

Comparte: