8 Jul 2020 - 3:59 p. m.

Turismo virtual en Colombia, otra forma de seguir viajando

“El turismo virtual es un concepto muy nuevo en el país y el confinamiento fue el impulso para que muchos miráramos dicha alternativa”, dice uno de los emprendedores. Este turismo llegó para quedarse.

María Alejandra Castaño Carmona / mcastano@elespectador.com

Los días de pandemia han acelerado procesos virtuales que en otras circunstancias necesitaban más tiempo para producirse.

En el turismo, por ejemplo, a pesar de las medidas implementadas para ayudar al sector, las noticias de las millonarias pérdidas continúan.

La introducción casi universal de las restricciones de viaje provocó una caída del 97 % en las llegadas de turistas internacionales, según cifras de la Organización Mundial de Turismo (OMT).

Sin embargo, cada día nacen nuevas alternativas virtuales que no solo sirven para permitirles a las personas viajar desde casa, sino también para contribuir a la economía de cientos de familias que viven del turismo.

“Esta coyuntura nos da la oportunidad de fortalecer el mundo digital y volver a potenciar el turismo como el sector que le devuelva el desarrollo económico a Colombia”, dice Natalia Bayona, directora de Innovación y Transformación de la OMT.

Como asegura Edwin Niño, director de Outlanders Colombia, “el turismo es una experiencia que se desarrolla a través de los sentidos; sin embargo, al no poder visitar lugares limitamos el tacto, pero aún queda abierta la posibilidad para que se puedan estimular otros sentidos”.

Experiencias a distancia como la visita a los museos más importantes del mundo, reservas naturales en África y observar fenómenos naturales como la aurora boreal en vivo, entre otras, son cada vez más asequibles gracias a la tecnología y a los servicios de streaming y turismo virtual que a partir de la crisis se están poniendo más de moda.

Además de poder entretener nuestra vista y oídos con los mejores paisajes y sonidos de diversos destinos desde la comodidad de nuestra casa, es posible desarrollar otros sentidos como el olfato y el gusto con experiencias gastronómicas o con algunos recorridos guiados por chefs o expertos en cocina.

Sin embargo, como asegura el director de Outlanders, “el turismo virtual en Colombia es aún incipiente y hay mucho por hacer. La crisis del COVID-19 fue un baldado de agua fría para nuestro sector y realmente es muy difícil que una industria tan importante para el país esté preparada para semejante reto que seguro cambiará las dinámicas del turismo para siempre”.

Existen algunas iniciativas públicas y privadas para realizar turismo virtual en varias regiones del país.

“De todas maneras, la oferta aún es muy limitada debido a que muchos no esperábamos a que llegara este día en el que las restricciones para viajar fueran tan estrictas y prolongadas. Esta falta de preparación se refleja aún más en zonas alejadas de los centros urbanos del país, en donde la conectividad a internet es limitada y el material audiovisual diseñado para experiencias virtuales es poco”, asegura Edwin Niño.

Y añade que el turismo virtual también es una oportunidad para que tanto colombianos como extranjeros puedan conocer a través de un computador y de manera más económica (en muchos casos gratuita) diversos destinos y experiencias que, personalmente, requieren mayor tiempo, esfuerzo y dinero; y que, a su vez, anfitriones y destinos puedan mostrarse de una manera más fácil y al alcance de quienes tengan internet.

(Le puede interesar: Cinco recorridos virtuales por Parques Nacionales Naturales de Colombia)

Algunas opciones

Outlanders está ofreciendo experiencias virtuales en diversos destinos de naturaleza en Colombia.

“En nuestros tours virtuales podrán ver lo mejor de las regiones más aisladas del país, en cuyos territorios también están algunos de los tesoros naturales mejor conservados de Colombia. Allí estaremos conectados en vivo e interactuando con los mejores guías, biólogos, antropólogos y en general expertos de turismo de naturaleza”, afirma Niño.

Ofrecen visitar el Guaviare incluyendo un sobrevuelo por el Parque Nacional Natural (PNN) Chiribiquete, avistar ballenas en el pacífico chocoano, descubrir las montañas de más de 5.000 metros en el PNN El Cocuy y en el PNN Los Nevados, realizar una caminata virtual a Ciudad Perdida, visitar lugares como las inmensas sabanas del Casanare y toda su biodiversidad, ver el río más lindo del mundo en Caño Cristales o incluso tener una inmersión al mundo del avistamiento de aves en Colombia.

“Por un precio simbólico de $30.000 en promedio por asistente, estamos apoyando a diferentes causas dependiendo del destino. También estamos diseñando cursos especializados de turismo de naturaleza, campamentos virtuales de verano para niños y colegios, experiencias virtuales para empresas y cápsulas para reuniones, para que muchas más personas se enamoren de Colombia desde sus casas y se preparen para viajar cuando sea posible”, añade el director de Outlanders Colombia.

Por otro lado, Paideia, una agencia boutique que se apasiona por la cultura, está ofreciendo tours y recorridos virtuales nacionales e internacionales. “Contamos con un importante número de guías muy bien seleccionados que ya tienen clara la historia y la cultura que quieren contar por medio de una narrativa dinámica. Con ellos ya tenemos casi catorce destinos nacionales, y pronto lanzaremos una iniciativa con los 17 pueblos que hacen parte de la red de pueblos patrimonio”, cuenta Carolina Solano, consultora de turismo y socia de Paideia.

A escala internacional tienen viajes culturales virtuales por lugares como Irlanda, Islandia, Balcanes, China, Indochina, Bután, Túnez, Líbano, Jordania, Egipto, Israel, India y Portugal.

Paideia también ofrece experiencias virtuales. “Tenemos algo que llamamos el complemento, y es, por ejemplo, que a quienes compren el recorrido de café especial en Jericó, Antioquia, les llega a sus casas una prensa francesa y una libra de café, que van a disfrutar durante la experiencia, para hacerlo más completo, vivencial y pedagógico”, agrega Carolina Solano.

Además de la del café, Paideia lanzará próximamente experiencias virtuales con vinos, ginebra, y otra de especias y tés de la India.

(Le puede interesar: Siete destinos de naturaleza en Colombia)

Por otro lado

Ahora, ante la imposibilidad de viajar, hemos optado por seguir desarrollando nuestros ejercicios a través del realismo mágico, que por su sensorialidad permite vincular todos nuestros sentidos, para lo cual hemos desarrollado un tour virtual donde se reconocerán los lugares más insignes de la obra Garciamarquiana y por ende de Colombia, pero más allá de los lugares exploraremos la música presente en ella, la gastronomía y muy especialmente la artesanía, esta última línea trabajada a través de nuestra propuesta “Artesanos de Macondo” con artífices del país rural que con sus manos fabrican productos puestos en valor por la literatura.

Si bien este tipo de tours no se igualan al viaje, si hacen parte de una de sus más importantes etapas: “La Inspiración” por lo que los valores pagados por el tour virtual serán redimibles en uno de nuestros viajes temáticos en el momento que se puedan realizar o en una de nuestras artesanías, en este caso las “campanitas” como símbolo de que saldremos avante de esta situación, tal como lo hizo Macondo.

El realismo mágico se caracteriza por la coexistencia de lo real y lo fantástico en un escenario verosímil, algo muy similar a lo que sucede con la realidad aumentada, cuyo objetivo es visualizar parte del mundo real a través de un dispositivo con información gráfica añadida por este, por lo cual nuestra más inmediata herramienta para estos efectos es “Cien años de soledad”; como lo rezaba Emily Dickinson: “Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro”.

(Le puede interesar: “En Putumayo enfrentamos la violencia, la avalancha y ahora el COVID-19”)

Comparte: