16 Dec 2015 - 1:28 a. m.

Ucrania para enamorados

Aunque no es una de las atracciones principales del país, su belleza natural ha encantado a parejas del mundo y lo consolidó como escenario de bodas.

Redacción Especiales

 

Dicen que en un pequeño y hogareño pueblo llamado Klevan, al oeste de Ucrania, se encuentra uno de los lugares más románticos del mundo; pero la verdad es que con semejante obra de la naturaleza lo que menos importa es estar enamorado. Se trata del “Túnel del Amor”, uno de los pasillos más notables del planeta, perfectamente moldeado por árboles, ramas y flores en la que antes era una vía de ferrocarril privada por donde aún transitan trenes rumbo a una fábrica de madera. Lo romántico no es sólo el nombre, también la tenue luz que se cuela por las hojas, pues la abundante vegetación no deja entrar el sol completamente.

El túnel, que parece sacado de un cuento de hadas o de una pintura, alcanza los tres kilómetros y se ha hecho famoso por una leyenda que dice que los deseos de las parejas que lo recorren juntos se hacen realidad. Cuentan quienes lo han visitado que el hecho de que la vía continúe en uso es lo que hace que la estructura natural sea tan perfecta y no se haya visto invadida por la vegetación.

Aunque la recomendación es visitarlo durante la primavera, cuando el color verde lo hace un escenario todavía más mágico, ir en invierno permite llevarse una imagen fuera de lo común.

Jóvenes, adultos, enamorados y solteros llegan cada año para visitar este tesoro ucraniano, que a pesar de su reconocimiento no es epicentro de aglomeraciones, por el contrario, forma parte de esos pequeños y solitarios lugares perfectos para escaparse. Tomar fotos, caminar despacio, respirar profundo y disfrutar la sensación de que los frondosos árboles protegen de cualquier daño exterior, es el plan en este paraíso custodiado por un bosque.

Para encontrarlo basta con llegar a las afueras de Klevan en carro y caminar durante unos minutos por un pasadizo hasta tropezar con una inolvidable vista que anuncia la llegada. El recorrido también se puede hacer en el tren que pasa tres veces al día. El “Túnel del Amor” aún no es uno de los lugares más visitados de Ucrania, pues sentir su magia exige un poco de atención, sin embargo, en el mundo su eco ha sido tan fuerte que muchas parejas lo eligen como escenario para casarse o pasar unas horas de su luna de miel .

Y aunque no es común viajar hasta Ucrania para conocerlo, este túnel realmente lo amerita. No espere intervención humana, ni luces artificiales, tampoco grandes construcciones, basta con estar dispuesto a dejarse sorprender por una perfecta obra de la naturaleza.

 

Temas relacionados

AmorUcrania
Comparte: