13 Sep 2013 - 12:52 p. m.

A estudiar el cambio climático

Según el Nobel de Paz (2008) Rajendra Pachauri, la formación de científicos especializados en el tema le garantizará a la humanidad nuevas estrategias para adaptarse al inevitable aumento de la temperatura.

Redacción Vivir

“Decían que en Colombia sería imposible que se formaran tornados, pero la naturaleza nos demostró que en Barranquilla, Bogotá y Sabanalarga han sido una realidad, así como las inundaciones. El calentamiento global ya está aquí, hemos sido testigos de los 12 años más calientes de la historia reciente del mundo, y Colombia sí es vulnerable. Esta situación es tan preocupante que la ONU ha advertido que el cambio climático genera más desplazamientos que la guerra”. Ante el auditorio del 2º Foro Mundial de Medio Ambiente, de El Espectador, Guillermo Jaramillo, representante del Climate Reality Project, presentó este panorama.

El especialista aseguró que la energía acumulada en la Tierra por efectos del calentamiento global corresponde a estallar 400.000 bombas atómicas de Hiroshima al día. “Hay que prepararse, porque el mar sigue calentándose”, sentenció.

La única salida que encuentra Rajendra Pachauri, el premio Nobel de Paz de 2008, para enfrentar esta situación es que cada humano tome conciencia de que el calentamiento global no es un asunto menor. “Si seguimos desperdiciando los bienes y servicios y no hacemos un tránsito hacia las energías limpias, seguiremos siendo parte del problema. Necesitamos jóvenes que se especialicen en las ciencias del cambio climático y que la humanidad se dé cuenta de que de sus decisiones dependerá el bienestar de las futuras generaciones”.

Pachauri, presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), resaltó el impulso que los gobiernos suramericanos, incluyendo Colombia, les han dado a programas de implementación de energías renovables, pero aseguró que se necesitan líderes políticos más atentos a una situación que merece acción inmediata. “Hemos emitido estudios científicos que los gobernantes podrían consultar para comenzar a generar políticas de mitigación y pensar en nuevos modelos de desarrollo. Nuestros científicos están dispuestos a reunirse con los gobernantes”.

En esto estuvo de acuerdo Anna Cederstav, la directora del Programa de la Asociación Interamericana para la Defensa del Medio Ambiente (AIDA), quien consideró que el cambio climático es un asunto de derechos humanos sobre el que los gobiernos deberían llegar a acuerdos en conjunto, pero “como esto no está ocurriendo, la sociedad civil debe encontrar la forma de actuar de manera creativa para tomar medidas como reducir las emisiones de dióxido de carbono”.

Para el director de The Nature Conservancy, José Yunis, quien se refirió al rompimiento del Canal del Dique en 2010 —el último gran desastre natural del país—, los colombianos tendrán que prepararse para la llegada de climas más extremos e inundaciones similares a esta, por lo que deberán tomar decisiones para resarcir los históricos errores de planeación territorial que han ubicado a las poblaciones muy cerca de los mares y los ríos.

“Pusimos a las poblaciones en sitios de riesgo sin contar con la naturaleza. Antes los indígenas conocían los ciclos de lluvia y el movimiento de los ríos, pero hemos dejado a un lado todo ese conocimiento y ahora sabemos que tenemos que volver a trabajar de la mano con la naturaleza”, dijo Yunis.

De acuerdo con el director de The Nature Conservancy, el país deberá entregarles espacios a los ríos para que puedan autorregularse y además deberá reactivar sus zonas de inundación y amortiguación. Estas medidas implican inevitablemente que muchas poblaciones tendrán que ser reubicadas.

Otra de las medidas que se podrán aplicar para avanzar en el proceso de adaptación al cambio climático, indicó el especialista, será mantener los páramos altamente protegidos, para lo cual se necesitará liberarlos de ganadería y de proyectos extractivos, pero quizá uno de los puntos más importantes será que las personas identifiquen y valoren los recursos ecosistémicos que los han beneficiado toda la vida.

Durante el 2º Foro Mundial del Medio Ambiente también se conocieron las experiencias exitosas de instituciones y de compañías que han sido reconocidas por promover y aplicar estrategias sostenibles, como Servientrega, la Universidad Externado de Colombia, el restaurante Mercado, la Empresa de Energía de Bogotá y la Federación Nacional de Cafeteros.

Comparte:
X