6 Mar 2015 - 3:44 a. m.

Ahora sí viene El Niño

La agencia atmosférica de Estados Unidos declaró oficialmente la llegada de El Niño. Meteorólogos pronostican que será débil.

Redacción Medio Ambiente

Cuando todos los que siguen de cerca los pronósticos meteorológicos habían bajado la guardia frente a un posible fenómeno de El Niño, cansados de las falsas alarmas, ayer la Administración Nacional de Océanos y la Atmósfera (NOAA, por sus siglas en inglés) anunció que oficialmente había llegado.

Durante el último año los meteorólogos habían especulado y debatido intensamente sobre la llegada del temido fenómeno, pero cada vez que creían estar seguros que comenzaría, las condiciones atmosféricas y en el océano variaban ligeramente haciendo a todos cambiar de opinión.

Michelle L’Heureux, meteoróloga de la NOAA señaló que El Niño 2015, por su aparición a destiempo, puede no afectar mucho a Estados Unidos, pero sí podría precipitar patrones climáticos fuertes en otras áreas del planeta. Incluso provocar que 2015 supere a 2014 como el año más caliente registrado en el último siglo.
Los meteorólogos europeos y norteamericanos habían alertado sobre la posible aparición de El Niño hace un año, cuando registraron un ligero incremento en la temperatura de las aguas superficiales del Pacífico tropical. Pero ese aumento no sobrepasó los 0,5°C por encima del promedio que marca el límite oficial, ni se produjo el debilitamiento de los vientos alisios, el otro elemento que se debe combinar para el nacimiento de El Niño.

L’Heureux señaló, además, que clasificó como una rareza que exista una respuesta de la atmósfera en esta época del año. “Estamos muy sorprendidos”, dijo.
¿Hasta junio?

Los expertos de NOAA prevén un 50 a 60% de probabilidades de que El Niño esté presente hasta junio o julio. De ser así, y por su aparición atípica, podría aplacar la temporada de huracanes en el Atlántico.

El último de estos fenómenos ocurrió entre 2009-2010 y tuvo una fuerza entre moderada y fuerte. Antes de éste también se presentó en 2002-2003 (moderado), 2004-2005 (débil) y 2006-2007 (débil a moderado). El más fuerte de todos fue el que ocurrió entre los años 1997 y 1998.

De acuerdo con el Ideam, la agencia meteorológica colombiana, que también declaró oficialmente la llegada de El Niño, el fenómeno tendría una intensidad débil, pero aun así “se requiere mantener las medidas de prevención y atención, ya que el impacto no depende exclusivamente de la intensidad de dicho evento, sino de la vulnerabilidad del territorio ante la disminución de las lluvias y las altas temperaturas, particularmente en la región Caribe, en donde prevalecen las condiciones de tiempo seco”.

El Ideam les ha pedido a las autoridades locales de la región Caribe estar particularmente atentos a los avances del fenómeno, pues esta región es la que más padece con el estrés hídrico asociado con la disminución de las lluvias.

En cuanto a la región Andina, expertos del Ideam señalaron que la aparición atípica este año va a hacer que coincida con la temporada de lluvias en abril, por lo que un posible efecto en la mezcla de estos dos fenómenos es que se presenten menos volúmenes de precipitación, pero con una sequía como en otras épocas.
Una de las recomendaciones para la población es el ahorro de agua durante el tiempo que esté presente El Niño. Como lo señaló ayer en la mañana el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, en promedio los colombianos tardan entre 5 y 8 minutos tomando una ducha, cuando ese tiempo podría reducirse a 3,5 minutos.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete