Publicidad
7 Apr 2022 - 7:18 p. m.

Alemania espera que el 100 % de la energía consumida para 2035 sea renovable

En ocho años esperan generar el 80 % de la energía a partir de estas fuentes. En 2021, en este país solo el 29 % de la energía era renovable.
La alternativa de energías renovables se ha vuelto atractiva ante la alta dependencia del petróleo.
La alternativa de energías renovables se ha vuelto atractiva ante la alta dependencia del petróleo.
Foto: Getty

Mientras el conflicto entre Rusia y Ucrania continúa escalándose y generando más muertes, algunos países europeos, conscientes de la dependencia energética que tenían del primero, han empezado a tomar medidas para hacer una transición hacia energías más limpias que favorezcan el ambiente, pero también que les permita aumentar su seguridad nacional.

Este es el caso de Alemania que esta semana presentó la actualización a la Ley de Fuentes de Energía Renovables, que aumenta el nivel de ambición respecto a la primera versión de la normativa lanzada a finales de 2020. Con la actualización, la economía más grande de Europa pretende que el 80 % de la energía consumida dentro de ocho años sea renovable. Para 2035 esperan que ese porcentaje corresponda al 100 %. (Puede leer: Por segundo año consecutivo las emisiones de metano rompieron récord)

El reto para Alemania es importante pues las fuentes de energía fósiles representaban el 47 % de la energía generada en 2021, según la más reciente Revisión Global de Electricidad de Ember. Mientras tanto, la cuota de energía renovable, comprendida por energía eólica y solar, estaba por debajo del 29 %.

Consciente del trabajo que viene para el país, Christian Lindner, ministro de finanzas, anunció una inversión de alrededor de 200.000 millones de euros en los próximos cuatro años para “descarbonizar” y obtener mayor independencia de los combustibles fósiles. (Le puede interesar: Estas son las plantas endémicas que podrían desaparecer de los páramos colombianos)

Robert Habeck, ministro de Economía y Protección Climática, declaró para Reuters que la ley era necesaria toda vez que: “Por un lado, la crisis climática está llegando a su punto álgido. Por otro lado, la invasión de Rusia demuestra lo importante que es eliminar progresivamente los combustibles fósiles y promover la expansión de las energías renovables”.

La ley, que entrará en vigencia desde el 1° de julio, hace parte de otro paquete de medidas adoptadas por el gobierno alemán para reducir su dependencia de la energía que obtienen de Rusia. Por ejemplo, esperan eliminar las importaciones de petróleo ruso para finales de este año. Respecto al gas el panorama no es tan claro. (También puede leer: 40 congresistas apoyan tutela que pide suspender piloto de “fracking” en Santander)

Según cuenta Spiegel, “el 25 % de las necesidades energéticas de la industria de Alemania se abastecen de gas natural. Alrededor del 55 % de las importaciones de gas natural proceden de Rusia”. Por lo tanto, las decisiones que tomen al respecto todavía tardarán un par de semanas más en conocerse, afirma el medio.

Síguenos en Google Noticias