12 Dec 2014 - 5:57 p. m.

'América Latina debe cambiar el chip energético'

El investigador senior del World Resources Institute, asegura que los países de la región deben encaminarse a utilizar energías 100% renovables. Dice que si no hacemos algo ya, empezaremos a ver retrocesos.

Santiago Ortega*

 Si hay alguna autoridad para hablar sobre la relación entre el uso de la energía y sus efectos climáticos en América Latina es Wálter Vergara. Él es investigador senior del World Resources Institute, una organización no gubernamental que desde hace más de veinte años se ha dedicado a buscar fórmulas para gestionar sosteniblemente los recursos naturales y así generar mecanismos de equidad y prosperidad.

En medio de Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se lleva a cabo en Lima, Perú, Vergara le explicó a El Espectador por qué América Latina debe transformar el uso de su energía, tal y como ya lo está haciendo Uruguay. De no hacerlo, dice, la región tendrá un retroceso. “Debemos crear ya esquemas regulatorios. Tenemos los mecanismos y las posibilidades financieras”.


¿Se puede llegar en el 2020 a tener cero deforestación en América Latina?

Se está logrando bastante progreso. Brasil ha disminuido rápidamente sus emisiones y está acumulando CO2 naturalmente a través de los procesos de revegetación. Después del 2020 tenemos que empezar a almacenar carbono en el suelo, pero eso es solamente una parte.

La mitad de las emisiones de GHG de la región están asociadas con agricultura y a uso del suelo. Entonces hay que apostarle a la reducción de carbono en agricultura. Eso se puede hacer.

Hay muchos esquemas agropastoriles, silvopastoriles o agroforestales que ayudarían a lograr este cambio. Y una parte muy importante es gran parte, o toda la expansión agrícola se haga a través de la recuperación de tierras degradadas para no destruir más bosques y praderas. Desde el comienzo de este siglo, 26 millones de hectáreas de bosques y praderas silvestres han sido convertidas en agricultura. Esta es la primera acción, cambios en el uso de la tierra, y es factible hacerlo.

Lo segundo tiene que ver con energía eléctrica. ¿Qué hay que hacer ahí?

Hay que descarbonizar completamente el sector eléctrico. En América Latina el sector eléctrico es 52% renovable. En países como Colombia el porcentaje es mucho mayor (70%), pero en México y Chile es mucho menos.

Hoy hay un proceso de recarbonización latente, porque la demanda de energía está aumentando a un 3% por año, más que el producto interno bruto. Eso está induciendo a que el gas natural y otros combustibles fósiles empiecen a entrar de nuevo al mercado. Si no se hace nada sobre esto, si no se corrigen los incentivos, sino no se ajustan los esquemas regulatorios vamos a sufrir un retroceso. Lo que necesitamos hacer es llegar a un 100% de energías renovables.

En mi opinión eso es posible. Los mecanismos financieros existen, la competitividad financiera cada vez es mayor y porque lo recursos existen, son inmensos. No es energía eólica o solar nada más, es también energía geotérmica o marina.

Pero en un país como Colombia, que tenemos las sequías que vienen con Fenómeno del Niño, ¿cómo podemos llegar a tener la confiablidad que necesita el sistema sin los combustibles fósiles?

Tiene que haber un sistema integrado en América Latina para el año 2050 que permita el almacenamiento de energía en embalses, pero que también sea una red inteligente que permita aceptar intermitencias y manejarlas bien.

Por ejemplo, esto ya se está dando entre Brasil y Uruguay. La viceministra de Uruguay dice que ellos quieren llegar a ser 100% renovables. Pero claro, allá también hay sequías, allá también se acaba el viento, no sopla. Entonces ellos se están conectando con el sur de Brasil para atender esas emergencias. El sur de Brasil también tiene mucha energía renovable.

Lo que es clave para atender ese problema es la integración regional.

En cuanto al sector de transporte, ¿qué se debe hacer?

La tercera acción es descarbonizar el sector transporte. También es factible porque la tecnología está avanzando muchísimo, los costos de la tecnología están cayendo. En países como Colombia, donde toda la energía que tiene el sistema a primeras horas de la mañana es hidro, se puede tener un sistema de transporte 100% cero-carbono. Esto no se puede hacer de la noche a la mañana, pero si se puede hacer de acá al 2050.

¿Eso también incluye al transporte de carga?

Ese es el punto más difícil porque la carga es muy grande para sistemas eléctricos. Pero uno espera que si se consigue que el transporte urbano público se electrifique, la tecnología va avanzar y los costos de almacenamiento van a caer.

*Profesor Escuela de Ingeniería de Antioquia

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete